Home > Estudios Bíblicos > 5770 > Aprendiendo a Santificarse a través de las Historias 1ª Parte.

Aprendiendo a Santificarse a través de las Historias 1ª Parte.

Jetro

22 de Shvat del 5770
6 de Febrero del 2010
Shemot-Éxodo 18:1-20:21

Roé Yoél Martinez
Roé de las Sinagogas Bet HaDerej
viquezu@hotmail.com

Introducción.

Shemot- Exodo 18:1  Yitró, sacerdote de Midián, suegro de Moshé, oyó todo lo que había hecho Elohim por Moshé y por Israel su pueblo, y cómo el Eterno había sacado a Israel de Egipto.

 La grandeza del Eterno había llegado a muchos lugares, donde el asombro y lo imposible envolvía en las mentes de todos aquellos que escuchaban las proezas del Eterno, Yitro fue uno de ellos, su asombro se convirtió en respeto y veneración, su corazón estaba seducido por el poderío de la divinidad que  nuestro Elohim demostraba en cada uno de los acontecimientos, los cuales estaban acompañados de cosas que parecían que fueran imposibles que hubieran sucedido, pero un gran testimonio existía, Egipto estaba devastado, su grandeza era ruinas y muerte…solamente el Eterno se imponía, extendiendo su brazo poderoso.

Enseñanza.

Antes de empezar quiero recomendarles las conferencias que nuestro amado Rabi Mijael Avila “Shlita” sobre ser kedoshim-santos-, tema que nos ayudara a ubicar nuestros pensamientos al respecto, en este tema entenderemos que es lo que nos trata de decir la Torá en el siguiente pasúk-versículo:

Shemot-Éxodo 19:10 El Eterno dijo a Moshé: —Vé al pueblo y santifícalos hoy y mañana, y que laven sus vestidos

El acto de santificar es muy interesante entenderlo, aquí en el pasúk  habla que Moshé ejecutaba esa acción, las maneras en la Torá son muy específicas, dependiendo a que o quien se ejecuta, veamos  unos ejemplos:

Ejemplo uno: Shemot-Éxodo 29:1 “Esto es lo que harás para consagrarlos, para que me sirvan como kohanim: Toma un novillo, dos carneros, sin defecto;

Aquí a través de sacrificio seguido de varias indicaciones para santificar a los kohanim-kohanim

Ejemplo dos: Shemot-Éxodo  30:23 “Toma especias aromáticas: de mirra granulada de primera, 500 siclos; de canela aromática, la mitad, es decir, 250; de cálamo aromático, 250; de casia, 500, según el siclo del santuario; y un hin de aceite de oliva.Con esto prepararás el aceite de la santa unción. Será un ungüento combinado, obra de perfumador, el cual será el aceite de la santa unción.

 

Con él ungirás el tabernáculo de reunión y el arca del testimonio, la mesa con todos sus utensilios, el candelabro con sus utensilios, el altar del incienso, el altar del holocausto con todos sus utensilios y la fuente con su base. Así los consagrarás, y serán cosas muy sagradas. Todo lo que toque será santificado

Aquí con un aceite sobre tabernáculo y sus accesorios. Este acto de santificarse o santificar esta muy bien detallado en la Torá, todo lo demás está fuera de este concepto, muchas personas se han atrevido a construir conceptos que según ellos santifican, lo cual provoca un enfrentamiento ante el Altísimo.

Ahora el detalle es, ¿como puedo empezar a aplicar esa acción en mi vida diaria?

Bueno quizá con el siguiente ejemplo empezaremos a interesarnos sobre ese tema, comencemos con la primera historia:

Shoftim-Jueces 17:1 Había un hombre de la región montañosa de Efraín, que se llamaba Mijayehu.
Y éste dijo a su madre: —Las 1.100 piezas de plata que te fueron tomadas y por las que tú maldecías y hablabas en mi presencia, he aquí que la plata está en mí poder; yo la había tomado. Entonces su madre dijo: — ¡El Eterno te bendiga, hijo mío!
Cuando él devolvió a su madre las 1.100 piezas de plata, su madre dijo: —en verdad consagro la  plata al Eterno de mi mano para mi hijo, para hacer una imagen tallada y de fundición. Ahora pues, yo te la devuelvo.
Pero él devolvió la plata a su madre. Y su madre tomó 200 piezas de plata y las dio al fundidor. Este hizo con ellas una imagen tallada y de fundición, y fue puesta en la casa de Mijayehu.
Este hombre, Mijayehu, tenía un santuario. Mandó hacer un efod e ídolos domésticos, e invistió a uno de sus hijos para que fuera su sacerdote.
En aquellos días no había rey en Israel, y cada uno hacía lo que le parecía recto ante sus propios ojos.
Había un joven de Bet  Lejem de Yehudá, de la tribu de Yehudá, que era levi y vivía allí como forastero.
Este hombre había partido de la ciudad de Bet Lejem de Yehudá para ir a residir donde encontrase lugar. Y en su caminar por la región montañosa de Efraín, llegó a la casa de Mijayehu.
Y Mijayehu le preguntó: — ¿De dónde vienes? El le respondió: —Soy un levi de Bet Lejem de Yehudá, y voy a residir donde encuentre lugar.
Entonces le dijo Mijayehu: —Quédate conmigo y sé para mí como padre y sacerdote. Yo te daré 10 piezas de plata por año, y tu ropa y tu comida. El levi entró.
El levi convino en habitar con aquel hombre, y el joven llegó a ser para él como uno de sus hijos.
Mijayehu invistió al levi, el cual le servía de sacerdote y vivía en la casa de Mijayehu.
Mijayehu dijo: — ¡Ahora sé que El Eterno me prosperará, porque un levita ha venido a ser mi sacerdote!

Un caso donde un hijo roba a su madre y luego lo devuelve, este acto lleva a la madre a consagrar ese dinero,( entiéndase consagrar como santificar) supuestamente lo santifica al Eterno, bueno hasta allí esta bien, esto no estaría del todo mal , pero ¿hacer un ídolo tiene relación con el Santo de Santos?, ¡claro que no! de ninguna manera,  siguiendo con la historia a partir de eso Mijayehu se construye un lugar para adorar donde se mezcla conceptos buenos y malos, un efod que el mando hacer cuando no tenía ni autoridad para hacerlo, lo mezcla con ídolos así el construye su manera de agradar o santificar al Eterno.

Digamos que lo básico para agradar al Eterno es que no se le compare con nada, si alguien no conoce esto no puede estar ejecutando una santificación, en este caso la falta de autoridades, Mijayehu fomentó conceptos equivocados de santificar.

Veamos la segunda historia sobre un caso de consagración o santificación dirigida totalmente al mal:

Bet-Melajim 2 de Reyes 10:20 Entonces dijo Yehú: — ¡Consagrad una asamblea festiva para Ba’al! Y ellos la convocaron.
Entonces Yehú envió mensajeros por todo Israel, y todos los siervos de Ba’al llegaron, sin que nadie dejase de venir. Y entraron en el templo de Ba’al, el cual se llenó de extremo a extremo.
Entonces Yehú dijo al que estaba a cargo del vestuario: —Saca vestiduras para todos los siervos de Ba’al. Y él sacó las vestimentas para ellos.
Luego entró Yehú con Jonadab hijo de Recab en el templo de Ba’al, y dijo a los siervos de Ba’al: —Buscad y ved que no haya aquí entre vosotros ninguno de los siervos del Eterno, sino sólo los siervos de Ba’al.
Cuando entraron para ofrecer los sacrificios y los holocaustos, Yehú colocó afuera ochenta hombres diciéndoles: — ¡Cualquiera que deje escapar a alguno de los hombres que yo he puesto en vuestras manos, su vida responderá por la de él!
Y sucedió que cuando ellos acabaron de hacer el holocausto, Yehú dijo a los de su escolta y a los comandantes: — ¡Entrad y matadlos; que no salga ninguno! Los de la escolta y los comandantes los mataron a filo de espada y los echaron fuera. Avanzaron hasta el interior del templo de Ba’al, sacaron el árbol ritual del templo de Ba’al y lo quemaron.
Destrozaron la piedra ritual de Ba’al, destrozaron el templo y lo convirtieron en letrina hasta el día de hoy.
Así Yehú erradicó a Ba’al de Israel.
Con todo eso, Yehú no se apartó de los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, quien hizo pecar a Israel. Yehú no se apartó de ir en pos de los becerros de oro que estaban en Beth-El y en Dan.
Entonces El Eterno dijo a Yehú: —Porque has actuado bien haciendo lo recto ante mis ojos y has hecho a la casa de Acab conforme a todo lo que estaba en mi corazón, tus hijos se sentarán en el trono de Israel hasta la cuarta generación.

En este ejemplo se enfrentan dos maneras de consagrar o santificar, el mal tiene un orden para consagrar pero que definitivamente le desagradan al
Eterno, por  la otra parte Yehu  agrada al Eterno con la acción de exterminar esta forma de santificar, desde mi punto de vista estas maneras de consagrar del mal están muchas de las veces formando parte de la vida de muchos, ¿Cómo? En sus  prácticas de vida, practicas que no tienen ningún sustento en la Torá.

Tercer historia, el éxito te hace creer superior.

Bet Divrei Hayamim 2 Crónicas 26:1 Entonces todo el pueblo de Yehudá tomó a Uziyahu, que tenía 16 años de edad, y lo proclamaron rey en lugar de su padre Amasías.
El reedificó Eilat y la restituyó a Yehudá, después que el rey reposó con sus padres.
Uzías tenía 16 años cuando comenzó a reinar, y reinó 52 años en Jerusalén. El nombre de su madre era Yejolya, de Jerusalén.
El hizo lo recto ante los ojos del Eterno, conforme a todas las cosas que había hecho su padre Amasías.
Se propuso buscar a Elohim en los días de Zacarías, entendido en las visiones de Elohim; y en el tiempo en que buscó al Eterno, Elohim le prosperó.
Salió y combatió contra los filisteos, y abrió brecha en el muro de Gat, en el muro de Yavné y en el muro de Ashdod. Edificó ciudades en la zona de Ashdod y entre los filisteos.
Elohim le ayudó contra los filisteos, contra los árabes que habitaban en Gur-Ba’al y contra los meunim.
Los amonitas dieron tributo a Uziyahu, y su nombre se difundió hasta la entrada de Egipto, porque se había hecho poderoso en extremo.
Uziyahu también edificó torres en Jerusalén, junto a la puerta de la esquina, junto a la puerta del Valle y junto al ángulo, y las fortificó.
También edificó torres en el desierto y cavó muchos pozos, porque tenía mucho ganado, tanto en la Sefela como en la costa. Tuvo también agricultores y viñadores en la región montañosa y en los campos fértiles, porque era amante de la agricultura.
Uziyahu mantuvo un ejército entrenado para la batalla, que salía a la campaña por divisiones, conforme al número de su lista hecha por el escriba Jeiel y por el oficial Maasías, bajo la dirección de Jananyahu, uno de los funcionarios del rey.
El número total de los jefes de las casas paternas al frente de los guerreros valientes era de 2.600.
Bajo su mando estaba un ejército de 307.500 guerreros, una fuerza poderosa para ayudar al rey contra los enemigos.
Uziyahu preparó para todo el ejército escudos, lanzas, cascos, cotas de malla, arcos y piedras para las hondas.
En Jerusalén hizo máquinas, ingeniosamente diseñadas por técnicos, para que estuviesen en las torres y en las esquinas, a fin de lanzar dardos y grandes piedras. Su fama se difundió muy lejos, porque halló ayuda de manera sorprendente, hasta que se hizo fuerte.
Cuando Uziyahu  se hizo fuerte, su corazón se enalteció hasta corromperse. El actuó con infidelidad contra el Eterno su Elohim y entró en la casa del Eterno para quemar incienso en el altar del incienso.
El sacerdote Azarías entró tras él, y ochenta kohanim del Eterno con él, hombres valientes.
Estos se pusieron contra el rey Uziyahu y le dijeron: — ¡No te corresponde a ti, oh Uziyahu, quemar incienso al Eterno, sino a los kohanim hijos de Aharón, que han sido consagrados para ello! ¡Sal del santuario, porque has actuado mal! ¡Esto no te servirá de gloria delante del Eterno el Elohim!
Pero Uziyahu, quien tenía en su mano un incensario para quemar incienso, se llenó de ira. Y al airarse contra los kohanim, brotó lepra en su frente, en presencia de los kohanim, en la casa del Eterno, junto al altar del incienso.
El sumo sacerdote Azarías y todos los kohanim lo vieron, y he aquí que él tenía leprosa la frente. Entonces le hicieron salir aprisa de allí. El mismo se apresuró a salir, porque El Eterno lo había herido.
El rey Uziyahu quedó leproso hasta el día de su muerte. Siendo leproso habitó aislado en una casa, porque había sido excluido de la casa del Eterno Su hijo Jotam tenía a su cargo la casa del rey y gobernaba al pueblo de la tierra.
Los demás hechos de Uzías, los primeros y los últimos, los ha escrito el profeta Isaías hijo de Amoz.

El éxito y la bendición del Eterno son ingredientes que nos demuestran la misericordia del Eterno, estos no deben de ser motivo de engrandecernos,  que el Eterno no nos permita ante el éxito tener esta postura, fue tanta su grandeza que se creyó apto para santificar al Eterno en lugar de los Kohanim, se sintió tan santificado que se atrevió a intentar usurpar un lugar.

Sabemos que ese lugar era sagrado y que cuando Mashiaj venga volverá a serlo porque sus ojos y el corazón del Eterno están mirando hacia ese lugar.

Bet Divrei Hayamin-2 Crónicas  7:16 Ahora he elegido y he santificado esta casa para que esté allí mi nombre para siempre. Mis ojos y mi corazón estarán allí todos los días.
Cuidémonos de ejecutar cosas que no están aceptadas por el Eterno, santifiquemos agradándole, Veamos un sencillo ejemplo:
Shemot-Éxodo  31:13 “Tú hablarás a los hijos de Israel y les dirás: ‘Ciertamente guardaréis mis shabatot, porque esto es una señal entre yo y vosotros a través de vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy el Eterno, el que os santifico.

Guardando shabát el Eterno nos santifica, si tú lo guardas te estás santificando, debemos de hacer conciencia en esto veamos un ejemplo:

Bet Divrei Hayamin-2 Crónicas  29:34 Sin embargo, los kohanim eran pocos y no bastaban para desollar todos los holocaustos, de modo que sus kohanim los leviím les ayudaron, hasta que acabaron la obra y hasta que los kohanim se purificaron. Porque los leviím habían sido más concienzudos que los kohanim en purificarse.

Los leviím se concentraban totalmente en alcanzar una santificación, eran concientes de este status, median los tiempos para estar en los momentos requeridos aptos para estar en servicio con el Eterno, así nosotros debemos de esperar el shabát, medir los tiempos y no que el shabát nos atropelle, esperarlo agradablemente.

No tener tiempo para shabát de manera voluntaria debiera de darnos vergüenza porque de lo contrario estamos demostrando que no nos importa eso de santificarse y a la vez santificar el Shabát

Bet Divrei Hayamin-2 Crónicas  30:15 Entonces sacrificaron la víctima de Pésaj el 14 del mes segundo. Los kohanim y los leviím estaban avergonzados y se santificaron, y llevaron holocaustos a la casa del Eterno

Otro síntoma que acompaña a este proceso es la fidelidad veamos:

Bet Divrei Hayamin-2 Crónicas  31:18 Ellos estaban inscritos en el registro con todos sus bebés, sus mujeres, sus hijos e hijas, de toda la asamblea, porque con fidelidad se consagraban a las cosas sagradas.
Recordemos que nuestro Padre es Santo y que nosotros debemos de serlo, nuestro Padre es Santo pero su justicia tenemos que conocerla para practicarla.

Yeshayahu-Isaías 5:16 Pero el Eterno de los Ejércitos será exaltado en el juicio; el Elohim santo será reconocido como santo por su justicia.

Hagamos actos de justicia para ser santos.

Porque si conocemos los modos que agradan al Eterno y los hacemos a la vista de los demás y tal vez ellos al vernos estén convencidos, pero la realidad es que si no lo hacemos genuinamente, seria como dice el siguiente pasúk:

Yeshayahu-Isaías  66:3 “El que mata un toro es como el que mata a un hombre; el que sacrifica una oveja es como el que desnuca un perro; el que presenta ofrenda vegetal es como el que presenta sangre de cerdo; el que hace una ofrenda memorial de incienso es como si bendijese a un ídolo. Así como ellos escogieron sus propios caminos y sus almas se complacieron en sus abominaciones.


Conclusión.

Las instrucciones del Eterno están muy claras para tener una relación con lo santo veamos un último pasúk:

Yirmiahu-Jeremías 17:24 Sin embargo, dice el Eterno, si vosotros de veras me obedecéis, no introduciendo cargas por las puertas de esta ciudad en el día del shabát, sino santificando el día del shabát y no haciendo en él ningún trabajo.

Este pasúk habla de aquellos que introducían cargas para la venta en shabát, el Eterno les recomendaba que no metieran esas mercancías y propiciarán que otros comparan, violando el shabát, el simple hecho que no trabajaran metiendo cargas era una manera de santificar el Shabát y ejecutar en ellos la  santificación, el reconocimiento de la autoridad de nuestro Creador, busquemos mas recomendaciones claras que instruyan a nuestras conductas para agradar al Eterno con nuestros intentos de santificarnos.

Por el momento hemos estudiado hasta aquí, sin embargo tendremos una segunda parte al respecto de la santificación para poder entender este concepto tan amplio.
¡Shabát Shalom!

Imprimir esta entrada

Sobre Roé Yoel Martinez

x

Check Also

¿Cómo es la muerte? parte 01

En este estudio podrás conocer lo que la Escritura y la tradición hebrea, enseñan al respecto de la muerte, el duelo y el luto. Así ...