Home > Estudios Bíblicos > 5776 > Borrando a ‘Amalec [Shabat Zajor]

Borrando a ‘Amalec [Shabat Zajor]

Por la bondad del Creador estamos comenzando la lectura del Sefer Vaikra, que es el tercer libro de la Torah.
Una de las “cualidades” que posee este Libro, es que puede ser muy tedioso para su lectura, y digo tedioso en el sentido de que gran parte de las reglamentaciones del servicio al Creador se encuentran escritas aquí y algunas de ellas son en parte detalladas.
Sin embargo, leyendo y estudiando este Libro, podemos conocer las maneras para acercarnos y estar en comunión con HaShem.
Si en determinado momento, por nuestra manera de conducirnos nos apartamos de HaShem, es ahí cuando debemos seguir las instrucciones dadas en esta porción de la Torah, para regresar a esa unidad con Él.

Aunado a ello, la lectura de esta porción coincide con Shabat Zajor [Shabat del recuerdo]. Se llama así al Shabat que precede la festividad de Purim, la cual celebraremos el próximo jueves, pues fue en ese día cuando un descendiente de ‘Amalec [Haman de no grata memoria], pretendía aniquilar a todo el pueblo de Israel, pero sus planes se vieron frustrados y los que terminaron muriendo fueron él y su familia.
Entonces, ¿qué es lo que debemos recordar?
Consideremos la porción que se lee como Maftir:
Debarim [Deu] 25:17-19 “Acuérdate de lo que te hizo ‘Amalec en el camino, cuando salisteis de Egipto: Cómo, estando tú cansado y agotado, te salió al encuentro, y sin temor de Elokim desbarató tu retaguardia y a todos los debilitados que iban detrás de ti. Sucederá que cuando HaShem tu Elokim te haya dado reposo de todos tus enemigos de alrededor, en la tierra que HaShem tu Elokim te da por heredad para que tomes posesión de ella, entonces borrarás de debajo del cielo la memoria de ‘Amalec. ¡No te olvides!

Pregunto, si HaShem tienen guerra contra ‘Amalec, ¿por qué simplemente no lo destruye y termina con esto? ¿Por qué darle esa tarea al hombre?
Para darnos una idea, pongamos los pasuqim anteriores en 3 puntos:

Recuerda lo que te hizo ‘Amalec.
Debarim [Deu] 25:17 Acuérdate de lo que te hizo ‘Amalec…

Ten presente que te atacó estando cansado y agotado
Debarim [Deu] 25:18 cómo, estando tú cansado y agotado, te salió al encuentro…

Borra la memoria de ‘Amalec.
Deu 25:19 […] entonces borrarás de debajo del cielo la memoria de ‘Amalec

Ahora reflexionemos en cada uno de estos puntos.
¿Qué es recordar?
No es precisamente aquello que se olvida y llega a la memoria por “X” causa. En las Escrituras, podemos decir que es algo que se tiene siempre presente; y con base en ello se actúa en determinado momento o circunstancia. Por lo que siguiendo nuestro primer punto, podemos decir, debo tener presente lo que ‘Amalec hizo conmigo y con base en ello actuar.

¿Bajo qué condiciones atacó ‘Amalec?
Según la versión que leímos, cuando el pueblo estaba cansado y agotado.
El primer vocablo que traducen como cansado, es ‘Aief; y alude a estar sediento por falta de agua, lo que puede provocar fatiga o cansancio.
El segundo que es Iaguea’, y se usa para reflejar un agotamiento por alguna actividad o trabajo. Más cabe mencionar que la raíz del mismo [Iaga’], nos puede enseñar que ese trabajo en ocasiones puede ser vano o innecesario.

Antes de pasar al tercer punto, consideremos lo que podemos aprender de los dos anteriores.
Algo que debemos considerar, es que esta parte de la Torah manda el mensaje de manera singular: Tú recuerda, Tú estabas cansado y agotado, Tú borrarás.
Si bien podemos decir que es por causa de que el pueblo es una unidad, en esta ocasión quiero que lo veas de manera personal, quiero que te adjudiques esta porción de las Escrituras.
Ahora te pregunto, ¿Tienes presente lo que ‘Amalec te ha hecho de manera personal?
Los Maestros del pueblo mencionan que el valor numérico de la palabra ‘Amalec, que es 240, es el mismo de la palabra Safec, que traducen comúnmente como “Duda”. Cuando uno duda, enseñan, ‘Amalec ve la oportunidad para atacar.
Esto se puede derivar del episodio que aconteció antes de la guerra. El pueblo tenía la necesidad de agua; y lejos de pedirla de una manera correcta, comienzan a murmurar contra HaShem y Su siervo Mosheh. Aún cuando ya habían sido testigos de todo lo que El Creador hizo por sacarlos de Egipto, dudaron que Él pudiera darles agua.
Con lo anterior hazte la pregunta, ¿He dudado de HaShem alguna vez?

Ya que hemos mencionado el agua, relacionemos nuestro segundo punto. Ya vimos que lo que traducen como cansado, en el hebreo alude a algo que se encuentra sin agua.
La Torah podemos verla de una manera simbólica como agua, entonces diremos, ¿ese cansancio llega como consecuencia de la falta de Torah?
Además leímos que no solo tenemos cansancio por falta de agua, también llega a nosotros fatiga como consecuencia de trabajar, más vimos que este trabajo puede no ser productivo.
Eso es lo que está esperando nuestro ‘Amalec interior para atacar, que nos quedemos sin Torah y trabajemos en vano, y su fin es el de aniquilarnos.

¿Qué es lo que debemos hacer?
Aquí regresamos a nuestro tercer punto. Tenemos que borrar a ese ‘Amalec de nosotros, pues está ocupando un lugar que no le pertenece.
Iesha’iah [Isa] 26:13 Oh HaShem, Elokim nuestro, otros amos aparte de Ti se han enseñoreado de nosotros; pero sólo reconocemos Tu Nombre, el Tuyo.

Para poder hacer esto hay que luchar.
Shmot [Éxo] 17:16 […] HaShem tendrá guerra contra ‘Amalec de generación en generación.

Hicimos la pregunta, si Es HaShem quien tiene esta guerra generacional, ¿por qué el hombre debe borrar su memoria?
Leamos nuevamente el verso 19 de Debarim:
Debarim [Deu] 25:19 Sucederá que cuando HaShem tu Elokim te haya dado reposo de todos tus enemigos de alrededor, en la tierra que HaShem tu Elokim te da por heredad para que tomes posesión de ella, entonces borrarás de debajo del cielo la memoria de Amalec. ¡No te olvides!

Consideremos que el precepto es borrarla debajo del cielo.
¿Y qué es lo que hay debajo del cielo?
Entre el cielo y la tierra se encuentra el hombre.
Entonces, en el Shabat Zajor hagamos una introspección referente a nuestras vidas.
¿De qué manera ‘Amalec me ataca? Y si lo hace, ¿estoy luchando contra él?
Pero sobre todo y muy importante, ¿puedo vencerlo? ¿Soy capaz de borrar su memoria?

Si el cumplimiento de la Voluntad Divina nos acompaña, nunca nos veremos sedientos y no trabajaremos en vano, por ende no estaremos cansados, no le daremos la oportunidad a este malvado de que nos tome por sorpresa. Si nunca dudamos de HaShem nuestro Elokim, podremos borrar la memoria de ‘Amalec.

HaShem te bendiga

Imprimir esta entrada

Sobre Sharet Mijael

Mijael es editor de contenido para la página de Bet Haderej [mijael.cruz@bethaderej.com]
x

Check Also

Tzadik

El tema que Rab Mijael aborda en esta perashah es respecto a la palabra Tzadik. Palabra que suelen traducir como “Justo”. Él se introducirá en ...