Home > Estudios Bíblicos > Cuando Entres

Cuando Entres

16 de Elul de 5763
13 de Septiembre 2003
Debarim / Deuteronomio 26:1-29:8

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej
mijaelavila@hotmail.com

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej
mijaelavila@hotmail.com

Introducción
Devarim 26:1 “Y será, cuando entres a la tierra que El Eterno tu Elohym te dio por heredad y la poseas y vivas en ella,…..”

Devarim 26:1 Vehaya ki tavo el_ haaretz asher Adonai eloeja noten leja najalo virishta veyashabeta bo….”

En esta semana abordaremos el tema de la segunda aliá de la perasha hashavua – porción semanal-, en donde se trata el tema de los diezmos, situación que nos permitirá realizar a manera de introducción, el estudio del diezmo, que al ser un tema basto, no lo podremos agotar en esta semana, sin embargo confiando en el Eterno que disponga el espacio, para completarlo en un tiempo futuro, pero cercano.

Temas de la parashát

Primera alía(26:1-11):

Se enumeran las leyes relacionadas a las primicias/Bikurim

Segunda alía(26:12-15):
Se describen las leyes relacionadas con los diezmos

Tercera alía:(26:15-19):
Habla de la bendición hacer la voluntad de Hashem guardando sus mandamientos.

Cuarta alía(27:1-10):
La construcción de un altar de piedra para Hashem. Y en el monte en donde el pueblo de Y’srael se constituye como una nación.

Quinta alía(27:11-28:6):
En los montes Guerizim y Eval, se mencionan las maldiciones que se recibirán los hijos de Y’srae si no hacen la voluntad de Hashem, así mismo se describen las bendiciones por estar en cumplimiento de los mandamientos de Hashem

Sexta alía(28:7-69):
Se describen otras bendiciones por seguir el buen camino, y también el mal que recaerá sobre el pueblo por las transgresiones

Séptima alía:(29:1-8):
Esta alía se menciona que Hashem guiara al pueblo durante cuarenta años en el desierto.

Enseñanza

Los denominados “diezmos” siempre han sido motivo de controversia, sobre todo por que detrás de ello, se ha presentado un abuso de parte de algunas autoridades religiosas las cuales han utilizado pasajes Escriturales para someter a sus congregantes a realizarlo, lo que ha llevado incluso a demandas judiciales en las cortes humanas. Por supuesto que motivo de ello ha provocado un descrédito en ese tenor, y ha desembocado en innumerables criticas de diversos sectores debido a su práctica. Derivado de ésta práctica, aparecen problemas a resolver relacionados con ello, que conllevan a diversas interrogantes como ¿Cómo se mantiene un inmueble utilizado para fines religiosos? ¿Cómo se deben mantener los pastores, rabinos o líderes que trabajan en ellos? ¿Cuan obligatorio es darlo? ¿A quien se le debe dar? ¿Está vigente el diezmo o no? ¿En donde se debe depositar? ¿Quién lo debe administrar? ¿Quiénes deben ser los destinatarios? Etc. Etc. Con todo lo anterior, nos podremos dar cuenta que no es un tema fácil de tratar por todas las implicaciones que tiene, y por supuesto en una perasha es imposible abarcarlo en su totalidad, por lo que servirá de preámbulo para que en un futuro, lo estudiemos tan extensamente como se merece.

El término “diezmo” en el hebreo es la palabra Maaser (Mem, Ayin, Sin y Resh), el cual por supuesto proviene de la palabra “diez“, que en el hebreo existe en su forma femenina como Asarah (Ayin, Sin, Res y Jei), y en su forma masculina Eser (Ayin, Sin y Resh). En el griego hay al menos tres vocablos que aluden al diezmo, el principal es el verbo Apodekato, que es el acto de precisamente dar el diez por ciento, el adjetivo Dekate y el verbo Dekató, de ahí que si deseamos estudiar lo que la Escritura opina al respecto del Diezmo o en hebreo Maaser, es importante revisar contextualmente todas las veces en donde aparecen todos estos vocablos tanto en el TaNaJ (Mal llamado Antiguo Testamento), como en el Brit Jadashá (Pacto renovado).

La Escritura nos enseña que el diezmo o maaser, bien podría ser de lo producido en la tierra, como así mismo de la reproducción del ganado que se tuviera.
Levítico 27:30 Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Hashem es; es cosa dedicada a Hashem. 31Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. 32Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Hashem. 33No mirará si es bueno o malo, ni lo cambiará; y si lo cambiare, tanto él como el que se dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados. 34Estos son los mandamientos que ordenó Hashem a Moisés para los hijos de Israel, en el monte de Sinaí.

El maaser del ganado tenía un comienzo de año para su contabilización, que daba inicio en el mes de Elul (precisamente en el mes que estamos), y el maaser de lo producido en la tierra tenía un ciclo diferente que explicaré enseguida.

En la segunda alia (lit. ascender, sección en que se divide la perasha), precisamente habla acerca del Maaser.
Debarim 26:12Cuando acabes de diezmar todo el diezmo de tus frutos en el año tercero, el año del diezmo, darás también al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda; y comerán en tus aldeas, y se saciarán. 13Y dirás delante de Hashem tu Dios: He sacado lo consagrado de mi casa, y también lo he dado al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda, conforme a todo lo que me has mandado; no he transgredido tus mandamientos, ni me he olvidado de ellos. 14No he comido de ello en mi luto, ni he gastado de ello estando yo inmundo, ni de ello he ofrecido a los muertos; he obedecido a la voz de Hashem mi Elohym, he hecho conforme a todo lo que me has mandado. 15Mira desde tu morada santa, desde el cielo, y bendice a tu pueblo Israel, y a la tierra que nos has dado, como juraste a nuestros padres, tierra que fluye leche y miel.

Esta porción da a luz a muchas interrogantes debido al uso que se le da contemporáneamente al diezmo o maaser, enumerémoslas.

1 Habla del diezmo en el año tercero. V.12
2 Nos habla de que existe el denominado “año del diezmo”. V.12
3 Habla de que se comerá y se saciarán, los leviim – levitas-, el extranjero, el huérfano y la viuda. V.12
4 Habla de una confesión a Hashem del cumplimiento del diezmo V.13-15
5 Habla de que no comió del diezmo estando de luto, ni inmundo, ni que lo hubiera ofrecido a los muertos V.14
6 Le pide al Eterno que bendiga a Israel, por cuanto el diezmado ha cumplido.

Si observamos con detenimiento, aparecen algunos aspectos relevantes que conforme al uso contemporáneo del diezmo están fuera de toda lógica, como lo es el que exista un año del diezmo, de una comida en la que incluso el disfrutará, así como de una forma en la cual el cumplió para su consumo. Ahora te pregunto, si hay algo en lo que semana a semana en la gran mayoría de congregaciones de creyentes se recalca es al respecto del diezmo, pero ¿Esto te lo han enseñado? ¿Es acaso el diezmo Escritural el que se practica en las congregaciones? Por que no cabe duda, cada congregación tiene la libertad de llamarle diezmo, al dinero que se recoge pero ¿Si se usan versículos Escriturales para solicitarlo, se cumplirá con su contrapartida al usarlo? En definitiva si no es así, le podrán llamar como quieran incluso “diezmo“, pero la verdad que es la que nos debe caracterizar no es en definitiva el diezmo bíblico.

A lo largo de la Escritura nos encontramos con varios tipos de maaserot – diezmos- y no solamente es un tipo como comúnmente se enseña, en esencia podríamos hablar de tres tipos de maaserot:

1– El maaser para los levitas.
2– El maaser que se consumía en Yerushalaim o que bien se redimía.
3– El maaser para los pobres.

El maaser debía sacarse en base a las bendiciones recibidas por lo que producía la tierra, en un ciclo de tres años, como lo hemos leído previamente en el verso 12, del capítulo 26 de Debarim – Deuteronomio-, y era un ciclo de 3 años por cuanto existía en Eretz Yisrael – La tierra de Israel- por mandato de Hashem la Shemittah (levítico 25), que es el reposo durante el séptimo año para la tierra, en la cual no se le trabajaría, y por lo tanto no se daría el maaser – diezmo-, lo mismo ocurriría con el Yovel, conocido como el Jubileo, que es el descanso y remisión de deudas del ciclo de cada cincuenta años.

El primer año posterior a la Shemittah – reposo de la tierra del séptimo año – se llevaría el maaser a los levitas, éste es conocido como maaser Rishon
Números 18:21 Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. 22Y no se acercarán más los hijos de Israel al tabernáculo de reunión, para que no lleven pecado por el cual mueran. 23Mas los levitas harán el servicio del tabernáculo de reunión, y ellos llevarán su iniquidad; estatuto perpetuo para vuestros descendientes; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. 24Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Hashem en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad.

El Eterno designo a la familia de Levi para servirle dentro del Mishkan – Tabernáculo- o del Bet Hamikdash – Santo Templo -, pero ellos no tendrían heredad de tierra en Israel, por lo que los maaserot serían parte de su heredad, según lo hemos leído previamente en el pasuk – versículo – 24.

¿Qué harían lo Levitas con los diezmos? Bueno pues ellos a su vez diezmarían de lo recibido dándoselo al cohen gadol – sumo sacerdote-, así mismo, comerían de los diezmos, lo que sería a su vez, la remuneración otorgada por sus servicios.
Números 18: 25Y habló Hashem a Moisés, diciendo: 26Así hablarás a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los diezmos que os he dado de ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en ofrenda mecida a Hashem el diezmo de los diezmos. 27Y se os contará vuestra ofrenda como grano de la era, y como producto del lagar. 28Así ofreceréis también vosotros ofrenda a Hashem de todos vuestros diezmos que recibáis de los hijos de Israel; y daréis de ellos la ofrenda de Hashem al sacerdote Aarón. 29De todos vuestros dones ofreceréis toda ofrenda a Hashem; de todo lo mejor de ellos ofreceréis la porción que ha de ser consagrada. 30Y les dirás: Cuando ofreciereis lo mejor de ellos, será contado a los levitas como producto de la era, y como producto del lagar. 31Y lo comeréis en cualquier lugar, vosotros y vuestras familias; pues es vuestra remuneración por vuestro ministerio en el tabernáculo de reunión. 32Y no llevaréis pecado por ello, cuando hubiereis ofrecido la mejor parte de él; y no contaminaréis las cosas santas de los hijos de Israel, y no moriréis.

Hoy en día algunas páginas de hijos del Eterno judíos no creyentes en Yehoshua como el Mashíaj, critican duramente la práctica del diezmo a la usanza evangélica, y a mi juicio con mucha razón, sin embargo hay puntos que por supuesto no comparto, y es que algunos de ellos hacen mucho hincapié en que una persona de origen gentil, no debe por ningún motivo guardar las mitzvot – mandamientos – que el Eterno le ha dado a nuestro pueblo Israel, situación que desde su perspectiva es entendible que hagan ese énfasis, sin embargo para todos aquellos que han sido confundidos con esta postura, deben entender que la Torah, es para “hijos” en primer lugar, pero, si es que ellos verdaderamente han hecho un compromiso con el Elohym de Israel, al igual que Ruth la Moabita, o bien Rahab, al aceptar ese compromiso se han adscrito al pacto de Hashem con su pueblo, del cual ahora si eres creyente en Yehoshua como Mashíaj tu formas parte, y ya no eres mas, “otro pueblo”, sino que ahora eres conciudano de los santos y por lo tanto miembro de la familia de Elohym, le guste a quien le guste, por lo que no debes dejarte intimidar, por posturas, que están correctas en su perspectiva, pero que hace falta que conozcas tu papel y lugar que Hashem te ha dado.
Efesios 2:19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, 20edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Yehoshua Hamashiaj mismo, 21en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Elohym en el Espíritu.

Ahora de lo que anteriormente expuse relativo al diezmo para los levitas veamos como históricamente se practicó.
Nehemias 10:29 se reunieron con sus hermanos y sus principales, para protestar y jurar que andarían en la ley de Dios, que fue dada por Moisés siervo de Elohym y que guardarían y cumplirían todos los mandamientos, decretos y estatutos de Hashem nuestro Señor… 35Y que cada año traeríamos a la casa de Hashem las primicias de nuestra tierra, y las primicias del fruto de todo árbol. 36Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la ley; y que traeríamos los primogénitos de nuestras vacas y de nuestras ovejas a la casa de nuestro Elohym, a los sacerdotes que ministran en la casa de nuestro Elohym; 37que traeríamos también las primicias de nuestras masas, y nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, y del vino y del aceite, para los sacerdotes, a las cámaras de la casa de nuestro Elohym y el diezmo de nuestra tierra para los levitas; y que los levitas recibirían las décimas de nuestras labores en todas las ciudades; 38y que estaría el sacerdote hijo de Aarón con los levitas, cuando los levitas recibiesen el diezmo; y que los levitas llevarían el diezmo del diezmo a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro. 39Porque a las cámaras del tesoro han de llevar los hijos de Israel y los hijos de Leví la ofrenda del grano, del vino y del aceite; y allí estarán los utensilios del santuario, y los sacerdotes que ministran, los porteros y los cantores; y no abandonaremos la casa de nuestro Elohym.

Algo que es de resaltar, es que los diezmos, no se llevaban a cualquier lugar, que ostentara ser “La casa de Elohym”, y esto hay que dejarlo bien claro, solo hay una casa de Elohym, y en su momento fue el Tabernáculo – Mishkan- y posteriormente al ser edificado fue el Santo Templo – Bet Hamikdash -, ya que las sinagogas o lugares de congregación donde se reúnen los hijos del Eterno, de ninguna manera es la Casa de Elohym, y si tu así lo crees, demuéstralo con capítulo y versículo, y si no lo hayas, entonces reconoce que solo hay un lugar en el cual el Eterno decidió poner su nombre y así mismo una ciudad, la cual no se encuentra en México o en Colombia, o en Paraguay, sino que está en Israel, y dicha casa, en los tiempos de Mashíaj estará nuevamente en pié y ahí acudiremos a adorar. Y esta casa es su Santo Templo, leamos:
Deuteronomio 12: 5sino que el lugar que Hashem vuestro Elohym escogiere de entre todas vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación, ése buscaréis, y allá iréis. 6Y allí llevaréis vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, vuestros votos, vuestras ofrendas voluntarias, y las primicias de vuestras vacas y de vuestras ovejas; 7y comeréis allí delante de Hashem vuestro Elokim, y os alegraréis, vosotros y vuestras familias, en toda obra de vuestras manos en la cual Hashem tu Dios te hubiere bendecido. 8No haréis como todo lo que hacemos nosotros aquí ahora, cada uno lo que bien le parece, 9porque hasta ahora no habéis entrado al reposo y a la heredad que os da Hashem vuestro Elohym.

Y no termina ahí:
Deuteronomio 12:10Mas pasaréis el Jordán, y habitaréis en la tierra que Hashem vuestro Dios os hace heredar; y él os dará reposo de todos vuestros enemigos alrededor, y habitaréis seguros. 11Y al lugar que Hashem vuestro Elohym escogiere para poner en él su nombre, allí llevaréis todas las cosas que yo os mando: vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, las ofrendas elevadas de vuestras manos, y todo lo escogido de los votos que hubiereis prometido a Hashem. 12Y os alegraréis delante de Hashem vuestro Dios, vosotros, vuestros hijos, vuestras hijas, vuestros siervos y vuestras siervas, y el levita que habite en vuestras poblaciones; por cuanto no tiene parte ni heredad con vosotros. 13Cuídate de no ofrecer tus holocaustos en cualquier lugar que vieres; 14sino que en el lugar que Hashem escogiere, en una de tus tribus, allí ofrecerás tus holocaustos, y allí harás todo lo que yo te mando.

Como habrás podido leer dice Hashem: “No haréis como todo lo que hacemos nosotros aquí ahora, cada uno lo que bien le parece” y así mismo “Cuídate de no ofrecer tus holocaustos en cualquier lugar que vieres; sino que en el lugar que Hashem escogiere”.

Falta aún mas por compartir, pero por ahora te ruego una cosa, medita en todo esto, quedan muchas interrogantes que he planteado al inicio de esta perasha, por que aun cuando este tema lo hayamos agotado, restará enseñar al respecto de las ofrendas y dádivas que nuestro pueblo por generaciones a hecho.

Escribo esto último para que reflexiones, en el judaísmo observante no mesiánico, no se lleva a cabo la práctica de los maaserot, debido a que precisamente el anterior requisito, de llevar el diezmo al Bet Hamikdash no es posible hacerlo, pero no con ello estoy estableciendo algo, sin embargo si hay algo a lo que debemos apelar es a la verdad, y como tal, si como judíos mesiánicos abogamos por el nombre de Yehoshua y no Jesús, estamos llamados a llamarle al pan, pan y al vino, vino, no a lo que nos convenga, sino a lo que es.

Conclusión

De todo lo anteriormente expuesto relativo al diezmo, es necesario reconocer que la legislación como tal se encuentra en la Torah (se traduce al español como Ley, pero que su traducción correcta sería instrucción). Es pertinente aclararlo debido a la incongruencia de enseñanzas que existen en muchísimas congregaciones relacionadas con la Torah, ya que por un lado enseñan que la Torah ya no se debe guardar, y por otro lado hacen uso de ella a conveniencia, es decir, sí, se les pide el diezmo e incluso utilizan pasajes como el de Malaji capítulo 3 – Malaquias -, para coaccionar a la gente a darlo, y por otro lado no se cansan de enseñar que la Torah ya no se debe cumplir.

Cuando he tenido la necesidad de confrontar esto, es inevitable traer a memoria el caso de Malki Tzedek – Melquisedeq- que aparece en Bereshit 14, y que por falta de tiempo no pude tratar, y muchos se atreven a aseverar que aún Abraham lo hizo antes de la Torah, sin embargo amados de Hashem nosotros debemos tener congruencia, ya que bajo ese criterio y por poner solo un ejemplo, entonces si deberían de observar la dieta Escritural, ya que antes de que se tipificara o legislara en cuanto a ello en la Torah, el Eterno le había instruido a Noaj – Noé- en cuanto a su separación.
Génesis 7: 1Dijo luego Hashem a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación. 2De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra.

Así es que debido a una tremenda ignorancia en cuanto a lo que verdaderamente es la Torah, a muchos hijos de Hashem se les ha privado de bendición, debido a una gran inconsistencia teológica que se enseña en muchas partes relacionada con ello. Imagínate que sería de la Biblia sin todos los pasajes de la Torah, o bien que hablan de ella, y por poner un ejemplo clásico Tehilim 1 ¿Recuerdas? “Bienaventurado el varón que no anduvo en concejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores,Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2 Sino que en la ley de Hashem está su delicia, Y en su ley -Torah – medita de día y de noche”. Todos estos pasajes deberían de arrancarse de la Biblia para aquellos que dicen que ya no está vigente y que solo esclaviza, y es que no han entendido que la Torah, los judíos mesiánicos no enseñamos que salva, el que salva es Yehoshua, pero el camino al cual el Eterno nos llamó una vez que fuimos salvos, es un camino delimitado por su voluntad y no por la de hombre alguno, y si hay alguien del cual nos podemos servir como un ejemplo perfecto de ello es nuestro amado rabino Yehoshua Hamashiaj, el cual a través de su testimonio, nos demostró como la Torah es un verdadero camino de bendición, y no como algunos lo toman, tan solo a conveniencia.

Hace unas semanas me prestaron un cassette de un pastor que reside en Guatemala y que en el habla acerca del judaísmo mesiánico, y por lo tanto arremete en contra de la Torah, la cual no debemos perder de vista que no es la voluntad de Moshé – Moisés – sino que es la voluntad del Eterno, es decir, escrita por Moshé pero dada por del Eterno, y recordé como en su momento fui bendecido a través de su ministerio, ya que es un hombre poderosamente utilizado por Hashem para ministrar liberación, y fue paradójico recordar que cuando el enseñaba al respecto de la liberación, abundaba en versículos de la Torah, y me dio tristeza, de cómo en nuestra naturaleza no somos capaces de ver en nosotros, lo que otros hacen y que a su vez criticamos, o bien, querer a toda costa derribar a la Torah, cuando detrás de su lucha contra quien está peleando es contra Hashem mismo, ruego al Eterno que lo libre y me libre a mi de no hallarnos peleando con el mismo Eterno, por que no existen dos verdades, sino una, y ya bien sea que él esté en lo correcto o yo, pero lo que es definitivo es que alguno de los dos está en el error.
Hechos 5:34 34Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles, 35y luego dijo: Varones israelitas, mirad por vosotros lo que vais a hacer respecto a estos hombres. 36Porque antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada. 37Después de éste, se levantó Judas el galileo, en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados. 38Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; 39mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Elohym.

¡Shabbath Shalom!

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados

Imprimir esta entrada

Sobre Rabino Mijael Avila

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida
x

Check Also

Aprendiendo a Agradecer al Eterno

  20 de Elul 5768 20 de Septiembre del 2008  Devarim – Deuteronomio 26:1-29:8    Roé Yoél Martinez Sinagogas Bet HaDerej viquezu@hotmail.com   Introducción Devarim-Deuteronimio  ...