Home > Estudios Bíblicos > El Brit milá-Circuncisión ¿es vigente?

El Brit milá-Circuncisión ¿es vigente?

21 de Tevet de 5766
21 de Enero del 2006

Shemot / Exodo 1:1-6:1

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej

mijaelavila@hotmail.com

Introducción

Exodo 1:1 Estos son los nombres de los hijos de Yisrael que entraron en Egipto con Yaacov cada uno entró con su familia.

Shemot 1:1 Ve’eleh shemot beney Yisra’el haba’im Mitsraymah et Ya’akov ish uveyto ba’u

Cada vez que comenzamos la lectura de un libro más de las Sagradas Escrituras, es una nueva oportunidad para abordar desde diversas ópticas o ángulos situaciones que se hayan abordado en otros años, en esta ocasión abordaremos nuevamente a la circuncisión conocida en el hebreo como Brit Milá, ¿por qué? por que en la lectura de la semana Moshé se enfrentará a un evento en el que puso en riesgo su vida por causa de incumplir la mitzva –mandato-, y si les parece bien abordemos un tema añejo, con la óptica de este año.

El tema es “El Brit milá”, en el cual se atenderán cuestionamientos como ¿esta vigente este mandato? Si así es ¿quién lo debe realizar? ¿qué con la controversia de los escritos de rabí Shaúl –pablo-? ¿la circuncisión solo es válida la del corazón? éstas y otras interrogantes abordaremos esta semana.


Temas de la Perasha

Primera Alía (1:1 – 1:17): Se hace un recuento de los hijos de Israel que entraron en Egipto con Yaacov. Los descendientes de Yaacov estaban ahora en Egipto, donde se multiplicaron. El nuevo faraón, temiendo que los israelitas se unieran a las fuerzas enemigas para derrocarlo, inició una política de opresión, reduciéndolos a la condición de esclavos. Supervisados por crueles capataces, fueron forzados a construir las fortalezas y ciudades de almacenamiento de Pitom y Raamses, en la frontera de Egipto. Sin embargo, los intentos del faraón por reducir numéricamente la población judía resultaron ineficaces, pues su tasa de natalidad aumentaba decididamente. Tomando una drástica medida, el soberano egipcio ordenó a las parteras hebreas que mataran a los niños varones en el momento de nacer. Pero las comadres desobedecieron por temor de Hashem

Segunda Alía (1:18 – 2:10):
El faraón ordenó entonces que todo varón recién nacido fuera ahogado en el Nilo. Abraham y Iojéved miembros de la tribu de Leví, eran padres de dos niños, Miriam y Aarón. Poco después del decreto del faraón, Iojéved dio a luz a un segundo varón. Cuando ya no pudo mantener en secreto el nacimiento de su hijo, colocó a éste en una arquilla de juncos que dejó entre las plantas de la orilla del Nilo (bajo supervisión de Miriam). La hija del faraón fue a bañarse en el Nilo, vio la arquilla y envió a una de sus servidoras a traerla. Se dio cuenta de que había en ella un niño hebreo y sintiendo piedad por él, decidió adoptarlo. Miriam se adelantó y con el permiso que le diera la princesa para buscar un ama de cría, regresó con Iojeved, bajo cuyo cuidado el niño recibió más tarde enseñanzas sobre las tradiciones de sus antepasados. El niño fue llevado al palacio real y se lo llamó Moshé, que significa: “extraído de las aguas”.

Tercera Alía (2:11 – 2:25) :
Después de haber madurado, Moshé fue a encontrarse con sus hermanos israelitas y observó sus sufrimientos. Vio que un capataz egipcio golpeaba salvajemente a uno de los hebreos. No había nadie a su alrededor y Moshé, airado, mató al cruel egipcio y lo enterró en la arena. Al día siguiente Moisés intervino en una disputa entre dos israelitas. Uno de ellos le preguntó en tono insultante qué derecho tenía de juzgar a los demás, y si intentaba matarlo como lo había hecho con el egipcio. Moshé comprendió, entonces, que su acción había ganado estado público y que su vida corría peligro. En consecuencia, antes de que el soberano egipcio pudiera hacerlo capturar huyó a Madian, en la región sudeste de la península de Sinaí. Llegó a un pozo, donde tuvo oportunidad de proteger a las siete hijas de Yetro (el conductor espiritual de Madián) de unos pastores agresivos. Fue bien recibido por Yetro y trabajó como pastor de ovejas. Pronto se casó con una de sus hijas, Séfora, que dio a luz a dos niños, Guershom y Eliezer. Durante la estadía de Moshé en Madián el faraón había fallecido. Su sucesor continuó oprimiendo a los judíos aún con mayor severidad, y éstos clamaron por ayuda a Hashem.

Cuarta Alía (3:1 – 3:15) :
Mientras cuidaba las ovejas de Yetró en Jorev, Moshé tuvo una visión extraordinaria: una zarza que ardía sin consumirse. en tanto Moshé observaba esa maravilla, Hashem se dirigió a él por primera vez y le ordenó que se quitara los zapatos, pues de hallaba en suelo sagrado. Luego le informó que sería el mensajero del Señor para sacar a los israelitas de Egipto y llevarlos a la Tierra Prometida. Moshé respondió que él era indigno de una tarea tan magna, pero recibió la promesa de la ayuda Divina. Moshé preguntó entonces qué respuesta debería dar cuando los israelitas le preguntaran por el nombre de Eloh-m. El Señor respondió que El podría ser revelado con la expresión “YO SOY EL QUE SOY”

Quinta Alía ( 3:16- 4:17) :
Después le dijo a Moshé que informara a los ancianos de Israel sobre la aparición de Hashem, y que ellos deberían demandar al faraón que permitiera a los israelitas ofrecer sacrificios al Señor en el desierto. El soberano se rehusaría, pero después que hubiera sido azotado por las plagas de Eloh-m se vería forzado a ceder y los israelitas abandonarían Egipto cargados de riquezas.
Moshé arguyó que el pueblo no le creería, razón por la cual le fue otorgado el poder de obrar tres milagros. Su bastón se transformaba en una serpiente cuando era arrojado al suelo. Esta, al ser tomada por la cola, volvía a su forma original. Luego Moshé recibió orden de poner la mano sobre el pecho. Cuando la retiró tenía rastros de lepra, pero al repetir el movimiento, la mano apareció nuevamente sana. Finalmente, si los israelitas no estuvieran convencidos, aún, Moshé debía verter agua del Nilo sobre tierra seca y el líquido elemento se convertiría en sangre. Moshé continuó titubeando y adujo que carecía de la necesaria capacidad oratoria. Hashem, por consiguiente, le informó que su hermano Aarón le serviría de vocero.

Sexta Alía (4:18-4:31):
Moshé vuelve a Egipto. Hashem ordena a Moshé hacer todas las maravillas ante Faraón. Séfora corta el prepucio de su hijo. Hashem le ordena a Aarón ir a recibir en el desierto a Moshé. Aarón habla a todo el pueblo de las cosas dichas por Hashem a Moshé.Moshé y Aarón se presentaron ante el faraón y le pidieron que permitiera a los israelitas salir a ofrecer sacrificios al Señor en el desierto, pero el soberano no sólo no accedió a esta demanda, sino que impuso decretos aún más rigurosos contra los judíos. En adelante estos deberían producir la misma cantidad de ladrillos que hasta entonces, pero no se les proveería de la paja que facilitaba su elaboración. Los capataces judíos fueron castigados porque sus cuadrillas no podían cumplir con esa tarea imposible. Sus ruegos al faraón para que se apiadara de ellos fueron rechazados y acusaron a Moshé y Aarón de empeorar la situación.

Séptima Alía (5:1 – 5:21) : Moshé y Aarón se presentaron ante el faraón y le pidieron que permitiera a los israelitas salir a ofrecer sacrificios al Señor en el desierto, pero el soberano no sólo no accedió a esta demanda, sino que impuso decretos aún más rigurosos contra los judíos. En adelante estos deberían producir la misma cantidad de ladrillos que hasta entonces, pero no se les proveería de la paja que facilitaba su elaboración. Los capataces judíos fueron castigados porque sus cuadrillas no podían cumplir con esa tarea imposible. Sus ruegos al faraón para que se apiadara de ellos fueron rechazados y acusaron a Moshé y Aarón de empeorar la situaci

Enseñanza

Moshé tendría su encuentro con el Eterno, en dicho encuentro Moshé probaría a Hashem y a su vez, éste le daría sus instrucciones al respecto de la liberación de Su pueblo, previo a la conclusión de su encuentro, Hashem le anticipa que los que procuraban su muerte ya no vivían, por lo que debería regresar con shalom, leámoslo: Shemot 4:19 Dijo también Hashem a Moshé en Madián:—Regresa a Egipto, porque han muerto todos los que procuraban tu muerte. 20 Entonces Moshé tomó a su mujer y a sus hijos, los puso sobre un asno y volvió a la tierra de Egipto. Tomó también Moshé la vara de Eloh-m en su mano. 21 Y Hashem le dijo: —Cuando hayas vuelto a Egipto, ocúpate de hacer delante del faraón todas las maravillas que he puesto en tus manos; pero yo endureceré su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo. 22 Entonces dirás al faraón: “Hashem ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito. 23 Ya te he dicho que dejes ir a mi hijo, para que me sirva; pero si te niegas a dejarlo ir, yo mataré a tu hijo, a tu primogénito”. 24 Aconteció que, en el camino, Hashem le salió al encuentro en una posada y quiso matarlo. 25 Entonces Séfora tomó un pedernal afilado, cortó el prepucio de su hijo y lo echó a los pies de Moshé, diciendo: —A la verdad, tú eres mi esposo de sangre. 26 Luego Hashem lo dejó ir. Ella había dicho: «Esposo de sangre», a causa de la circuncisión.

Moshé no se demoró en cumplir la voluntad de Hashem, y poniendo manos a la obra, tomó a su esposa e hijos, en ese momento, él estaba aprobando entrar en el pacto que sus antepasados habían hecho con el Eloh-m de Israel, por lo que tácitamente debía cumplir con todas sus implicaciones, una de ellas precisamente el Brit Mila: Bereshit 17:10 Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Todo varón de entre vosotros será circuncidado. 11 Circuncidaréis la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros. 12 A los ocho días de edad será circuncidado todo varón entre vosotros, de generación en generación, tanto el nacido en casa como el comprado por dinero a cualquier extranjero que no sea de tu linaje. 13 Debe ser circuncidado el nacido en tu casa y el comprado por tu dinero, de modo que mi pacto esté en vuestra carne por pacto perpetuo.

El pacto o brit en hebreo, se sellaría físicamente ¿cómo? mediante la milá. Mul, la palabra hebrea que le da origen significa corte, veamos algunos pasukim –versículos- en donde aparece: Salmos 90:6 en la mañana florece y crece; a la tarde es cortada y se seca. El corte de la Milá se debía hacer sobre la orlá, es decir el prepucio, en el caso de los recién nacidos se haría a los ocho días de nacidos, pero es interesante que el Eterno deseara dejar una huella de Su pacto en cada varón.

Salmos 58:7 Sean disipados como aguas que corren; cuando disparen sus saetas, que se corten en pedazos

¿Por qué le interesaría al Eterno mutilar el cuerpo del hombre? después de todo ¿no fue Hashem el que creó al hombre así? ¿acaso el hombre necesitaría arreglar un desperfecto de la creación? sería interesante reflexionar en las anteriores interrogantes, pero más allá que eso, el solo hecho de que Él lo hubiera pedido a los Suyos, sería un motivo suficiente para cumplirlo, y parte de la razón que encontraríamos del por qué la leímos en el pasuk de Bereshit 17:13 “de modo que mi pacto esté en vuestra carne por pacto perpetuo”.

La mitzva del brit milá, sería un mandato que no estaría dentro de la facultad de la persona elegir realizarla o no, ya que en circunstancias normales, cuando dos hijos del Eterno tuvieran un hijo, ellos le darían la señal del pacto a través de la “señal” en su carne, esa sería una señal que hablaría de la esperanza de que su hijo varón siguiera el Camino del Eterno y por consiguiente, guardara la herencia que Israel había recibido del Eterno, es decir la Torah.


LA CONTROVERSIA

En materia religiosa la circuncisión se convirtió en una controversia ¿cuándo? Posterior a Mashiaj –Mesías-, cuando se dio a conocer las buenas nuevas a aquellos de origen gentil, es decir no provenientes de padres judíos. La razón de dicha controversia se originó cuando se enfrascaron a discutir si se debía o no a los nuevos conversos “obligarles” a circuncidar, leamos un poco: Hechos 15:1 Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: «Si no os circuncidáis conforme al rito de Moshé no podéis ser salvos»

Estos varones que deseaban obligar a los prosélitos a circuncidarse pensaban que al realizarlo les garantizaría la salvación, es decir obtener el Olam Haba –mundo venidero-, desde luego que ningún acto por muy sublime que pueda hacer el hombre le ganaría ese privilegio, sino que los gentiles obtendrían su justificación a partir de aceptar al Mesías como su redentor, con ello se les abriría la posibilidad de entrar al pacto, pero mientras no estuvieran adentro del pacto, por mucho que quisieran guardar mandamientos, de nada les servirían, dado que el camino o mejor dicho la llave sería únicamente el Mesías.

Veamos el énfasis de los requerimientos de aquellos fariseos que habiendo creído en el Mesías Yehoshua, ahora a los gentiles les querían “obligar” a realizar: Hechos 15:5 Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: —Es necesario circuncidarlos y mandarles que guarden la Ley de Moshé.

Los fariseos decían “es necesario” o lo que es lo mismo “obligatorio” que sigan esas dos cosas, “circuncidarse” y “guardar la Torah”. ¿qué obtuvieron de su reclamo? Un razonamiento más orientado al entendimiento que a la obligatoriedad de guardar la voluntad del Eterno sin razonarla como ellos pedían: Hechos 15:19 Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Eloh-m, 20 sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre, 21 porque Moshé desde tiempos antiguos tiene en cada ciudad quien lo predique en las sinagogas, donde es leído cada sábado.

La determinación estaría en el sentido de pedirles lo elemental a los gentiles, dado que sus prácticas de vida idolátricas harían imposible su relación con el pueblo de Hashem, ¿qué sucedería con el brit mila y con la Torah? En el verso 21 hemos leído que lo aprenderían poco a poco en la sinagoga, ¿cuándo lo harían? En la medida que ellos lo entendieran. ¿de que serviría que hicieran la tevila –inmersión- sin entenderla? ¿de que serviría que hicieran el brit milá sin entenderlo? ¿de que serviría que se pusieran tefilin si saber el por qué? La determinación a la que se llegó no era quebrantar la voluntad del Eterno, sino poner al servicio del conocimiento las practicas que se derivaran de él, por lo tanto en la medida que los gentiles asistieran a las sinagogas caminarían en pos de observar la voluntad de Hashem cada vez con mayor razón de causa.

Si bien es cierto la determinación fue la anterior, es decir no “obligar” sino permitir que la gente conociera para entonces observar, no faltaron las personas que insistían en que se les “obligara”, y dichas gentes aún en nuestros días existen, leamos uno de los escritos de rabí Shaúl, incorrectamente conocido como Pablo: Galatas 2:14 Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: «Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?». 15 Nosotros—judíos de nacimiento y no pecadores de entre los gentiles—, 16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la Ley, sino por la fe de Yehoshua Hamashiaj, nosotros también hemos creído en Yehoshua Hamashiaj, para ser justificados por la fe de Mashiaj y no por las obras de la Ley, por cuanto por las obras de la Ley nadie será justificado. 17 Ahora bien, si buscando ser justificados en Mashiaj, también nosotros resultamos ser pecadores, ¿es por eso Mashiaj ministro de pecado? ¡De ninguna manera! 18 Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago. 19 Yo por la Ley morí para la Ley, a fin de vivir para Eloh-m. 20 Con Mashiaj estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Mashiaj en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Eloh-m, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí., 21 No desecho la gracia de Eloh-m, pues si por la Ley viniera la justicia, entonces en vano murió Mashiaj.

El libro de Galatas vuelve a revelarnos la falta de comprensión al respecto de observar la voluntad del Eterno, y por otro lado, la imposición que se quiso hacer de ella con un motivo errado, el ganarse el Olam Haba. En los anteriores pasukim notemos que aparece 4 veces la palabra “justificar” la cual es un indicativo que detrás del hecho de judaizar, lo que se quería era alcanzar esa justificación a partir de las obras, es decir pensar que por realizar el brit milá o cualquier otra mitzva obtendríamos el favor del Eterno, o lo que es lo mismo, cambiar el orden establecido.

Galatas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Mashiaj nos hizo libres y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. 2 Ciertamente, yo, Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Mashiaj. 3 Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a cumplir toda la Ley. 4 De Mashiaj os desligasteis, los que por la Ley os justificáis; de la gracia habéis caído.

¿Rabí Shaúl estaba en contra del Brit Milá? ¿En que sentido deberíamos leer sus palabras si utiliza la frase “ciertamente yo, Shaúl os digo …? será acaso igual a otros textos semejantes, como por ejemplo: 1 Corintios 7:6 Pero esto lo digo más como concesión que como mandamiento. Rabí Shaúl siendo un conocedor del judaísmo, nunca quiso quebrantar la voluntad del Eterno ya que utilizó la frase “ciertamente yo, Shaul os digo” en lugar de “Ciertamente el Eterno lo dice”, dado que nunca quiso quebrantar la mitzva, sino que deseaba hacer reflexionar a aquellos que dejándose “judaizar”, buscarían el Olam Haba –mundo venidero- a partir de la observancia de los mandamientos sin que mediara la redención a partir del Mesías.

1 Corintios 7:12 A los demás yo digo, no el Señor, que si algún hermano tiene una mujer que no es creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.

EL DERECHO DE PRACTICAR LA VOLUNTAD DEL ETERNO

Para la gente que viene al conocimiento del Eterno la circuncisión es una de las cosas que más resquemor causa, no obstante ¿la deberíamos de hacer? la respuesta es si, ¿la razón? simplemente por que el Eterno lo mando, no fue Moshé el que la impuso, ni la tradición, sino fue el mismo Hashem el que le plació mandarlo al hombre, pero, sería incorrecto que se realizara con un fin diferente al de solo cumplir con una mitzva, es de decir, si se realiza con motivo de asegurar un Olam Haba es incorrecto.

Es curioso, pero si una persona está en contra del Brit Milá (no por que lo haya estudiado, sino por que así lo aprendió), fácilmente se puede oponer a otros que creen en ella, ¿por qué? por cuanto su teología se ve trastocada, pero, tristemente no da la misma defensa en el caso de que esos “otros” estuvieran teniendo una vida incorrecta, se podría ofuscar en defender el desuso del Brit Milá, pero el fervor que muestra no sería el mismo para acusar a la persona en caso de que ella tuviera una actitud negativa.

Las personas si no creen en el kashrut –dieta bíblica- o en el brit milá, o en seguir los mandamientos, etc. se convierten en férreos críticos de los que si creen en ello, pero no se han dado cuenta de algo importante ¡ESTAN CRITICANDO A LAS PERSONAS POR CUMPLIR CON LA VOLUNTAD DEL ETERNO! ¿crees coherente que alguien que se precie de decir que cree en las Sagradas Escrituras critique a otros que la cumplan? Se deben dar cuenta que detrás de criticar las prácticas escriturales es criticar al que las promulgó, y el que las promulgó es el Eterno, da ahí que una persona que venga al camino de restauración puede conocer lo que representa verdaderamente el pagar el precio por seguir a Hashem, ya que los primeros detractores serán la gente que se precie de conocer la Biblia.

Si tu eres una persona que el Eterno te ha llamado a éste Camino, no debes acobardarte si otros te critican, no debes dejarte abatir por lo que otros digan, no debes tomar en consideración las detracciones de la gente de tu alrededor, sino que te debes gozar ¿gozar? si, por cuanto estas teniendo el privilegio de no sufrir por tus dichos o palabras personales, sino que estas pagando el precio por servir al Eterno en obediencia y detrás de ello, es identificarte con aquél que dio su vida por ti, el justo por los injustos para llevarnos al Eterno, aquel que sin merecerlo sufrió lo indecible sin causa alguno, y que ahora que tu sufres por seguir la voluntad del Padre, logras identificarte con su Mesías al sufrir injustamente.


MOSHÉ Y EL BRIT MILÁ

Tziporá la esposa de Moshé viviría un momento difícil en su vida como hemos leído al principio, según el Midrash -tradición narrativa judía- el Malaj –ángel- tenía una forma de serpiente y lo estaba engullendo, la reacción rápida de Tziporá demostró el por qué Moshé la había escogido, era una mujer inteligente y sobre todo, sabía jugar el papel de ayuda contraria de su marido, por lo que ejerció el papel de líder por cuanto su marido se veía imposibilitado y ejecutó la mitzva.

Debemos reflexionar que para aquel entonces la Torah no había sido dada al pueblo, es decir, el conocimiento que se tenía de Hashem era personal y se obtenía a través de la transmisión de otros, así como de la experiencia, por lo que al sucederle eso a Moshé es un indicativo de que conocía de la responsabilidad que tenía para con Hashem. El midrash enseña que Moshé quiso obedecer con prontitud al Eterno pero se vio truncado con este evento.

Moshé al igual que Abraham no tuvieron en sus manos la tipificación de la voluntad del Eterno, no obstante, estaba en ellos el cumplirla, a pesar de que la forma en como la llevó a cabo Moshé no fue precisamente voluntaria.

El hijo de Moshé vivió de niño el brit milá; el pueblo de Israel cuando vivió en Mitzraim –Egipto- igualmente, dado que para celebrar pesaj era un requisito, sin embargo, no siempre el brit milá se vive de bebé, sino que a lo largo de la historia de las Escrituras podemos ver a gente que estando ya grande y al tener su encuentro con el Todopoderoso realiza la mitzva, un ejemplo de ello es Abraham y los de su casa, otro ejemplo lo vemos con la segunda generación que salió de Egipto: Josué 5:2 En aquel tiempo, Hashem dijo a Josué: «Hazte cuchillos afilados y vuelve a circuncidar por segunda vez a los hijos de Israel». 3 Josué se hizo cuchillos afilados y circuncidó a los hijos de Israel en el collado de Aralot. 4Esta es la causa por la cual Josué los circuncidó: Toda la población masculina salida de Egipto, todos los hombres aptos para la guerra, habían muerto por el camino, en el desierto, después que salieron de Egipto. 5 Todos los del pueblo que habían salido estaban circuncidados, pero todo el pueblo que había nacido en el desierto, en el camino, después que salieron de Egipto, no estaba circuncidado.

Pudiera parecer que esos ejemplos solo se encuentran en el TaNaJ –mal llamado Antiguo Testamento- sobre todo por cuanto mucha gente a tergiversado los escritos de Rabí Shaúl, pero también ejemplo hay en el Brit Jadasha –mal llamado Nuevo Testamento-: Hechos 16:1 Después llegó a Derbe y a Listra. Había allí cierto discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego; 2 y daban buen testimonio de él los hermanos que estaban en Listra y en Iconio. 3 Quiso Pablo que este fuera con él; y tomándolo, lo circuncidó por causa de los judíos que había en aquellos lugares, pues todos sabían que su padre era griego. 4 Al pasar por las ciudades, les comunicaban las decisiones que habían acordado los apóstoles y los ancianos que estaban en Jerusalén, para que las guardaran.

Paradójicamente los pasukim anteriores se dan cuando ellos irían a notificar a los gentiles la no obligatoriedad del brit milá, como ya comenté, no por cuanto no la irían a realizar, sino que al hacerla lo harían con convicción de causa, aprovecho para invitarte a que leas el estudio llamado “Los únicos mandamientos para los gentiles …” en donde explico a profundidad lo acontecido en Hechos 15 y que hemos leído unos pocos pasukim en esta semana.

Con lo anterior deseo resaltar el hecho de que si bien la mitzva del Eterno se debe llevar a cabo de niños, ejemplos tenemos de gente adulta que lo realizó.

Solo a modo de reflexión, si tu haz sido enseñado en que la circuncisión es solo para judíos y no para gentiles, deberías reflexionar que todo los mandamientos que se establecen en las Escrituras tendrían esa aplicación igualmente, dado que basándose algunos en pensar que los únicos mandamientos para los gentiles fueron los establecidos en hechos 15, ni siquiera los aseret hadivrot –conocidos como los diez mandamientos- deberían cumplir dado que no son enunciados, por lo tanto reflexiona, no por que hombres bien intencionados te transmitan su enseñanza, por ello la verdad les acompaña, de ahí que pueden tener una buena intención pero ésta, estar equivocada.

Conclusión

La circuncisión solo es para hijos de Eterno, desde luego que sin distinción, es decir tanto los hijos como los adoptados, por que si deseáramos separar lo que unos y otros deben realizar, también deberíamos conocer que las bendiciones no serían por igual y por lo tanto si habría diferencia entre judíos y gentiles, pero como eso no es lo que enseñan las Escrituras, luego entonces toda deducción que se desprenda de lo anterior estará mal.

¿De que serviría realizar una circuncisión si no lo hacemos con una convicción de entrega para el Eterno? ¿De que serviría alabar al Eterno si de nuestro corazón no sale agradecimiento? ¿de que serviría decir que le amamos al Eterno si no lo demostramos con hechos? Entendamos una cosa, debemos de cuidar tanto lo uno como lo otro, es decir, el alabar haciéndolo de gratitud; el amar a Hashem pero evidenciarlo con hechos; el circuncidarnos pero demostrando nuestra entrega al Eterno, tal y como esta escrito: Deuteronomio 10:16 »Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz.

Jeremías 4: 4 Circuncidaos para Hashem, quitad el prepucio de vuestro corazón, hombres de Judá y moradores de Jerusalén, no sea que mi ira salga como fuego, que se encienda y no haya quien la apague a causa de la maldad de vuestras obras.

Así que amado, tu que estas leyendo, espero que en tu encuentro con el Eterno te acompañen el corazón sincero, pero también los actos, y en el caso específico del brit milá, que no solo lo tengas en el corazón, sino también exteriormente: Ezequiel 44: Así ha dicho Hashem, el Señor: Ningún hijo de extranjero, incircunciso de corazón e incircunciso de carne, entrará en mi santuario, de todos los hijos de extranjeros que están entre los hijos de Israel.

¡Shabbath Shalom!


Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados

Imprimir esta entrada

Sobre Rabino Mijael Avila

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida
x

Check Also

La Sabiduría

Conferencia en 4 partes Etimológicamente la palabra Sabiduría provine del vocablo hebreo Jojma, el cual es un sustantivo femenino y un verbo a la vez, ...