El Maná, Alimento Celestial.

| 14 Shevat 5769 [7 febrero 2009]

Categoria: Estudios Bíblicos

Cuando Envió

 

13 de Shevat del 5769
7 Febrero del 2009
Shemot-Éxodo 13:17-17:16

Sharet Israel Moreno
Sinagoga Bet HaDerej D.F.
sharetyisrael@hotmail.com

Introducción

Éxodo 10:17 Vayejí  beshaláj paró  et ha’am  velo-najam Elohim derej eretz pilishtim ki karob hu ki amar Elohim pen yinajem ha’am  birotam miljamá veshabú mitzrayma

Shemót 10:17 Y luego que Faraón dejó ir al pueblo, Elohim no los llevó por el camino de la tierra de los Filisteos, que estaba cerca; porque dijo Elohim: Que quizá no se arrepienta el pueblo cuando vieren la guerra, y se vuelvan á Egipto:

Shalom, en esta Perashá, amados lectores, llamada Beshaláj que se puede traducir como “Cuando dejo salir” se narra la salida de Egipto de nuestro pueblo, sin lugar a dudas un hechos extraordinario, como lo son todos los que hace Ha kadosh baruj Hu (El Santo benditos es) ningún pueblo ó país puede decir que  su “dios” los saco de la esclavitud e hizo grandes portentos como El Elohim de Israel realiza con su pueblo. Existen algunas personas se atreven a decir que esta historia es un cuento, un invento de los judíos, pero si esto no fuera cierto,  la historia de la humanidad también seria una farsa, por que todos los elementos que intervinieron en estos acontecimientos simplemente  hoy día EXISTEN.

Primeramente nosotros como pueblo de Israel existimos, existe los egipcios, existen las maravillosas pirámides que como testigos callados que dicen a gritos que existió una civilización  muy importante llamada Egipto, existieron los faraones, existe el río Nilo con las mismas características con que se narra en la Torá, existe un mar Rojo ( mar de juncos) aquel mar que el Eterno por mano de Moshé se abrió para que pasara nuestro pueblo y los egipcios se ahogan al cerrarse nuevamente, existe aquel imponente desierto por el cual nuestro pueblo camino por cuarenta años, ¿cuantas y cuantas cosas que son narradas en la Torá existen hoy día?, amados, por mas que traten de descalificar la historia de nuestro pueblo, que ciertamente es increíble, no lo van a conseguir, porque la verdad siempre será la verdad.

Después de la extraordinaria salida de nuestro pueblo de Egipto es llevado a través de un desierto, las pocas provisiones que traían se agotaron, muchos hombres de nuestro pueblo protestaron contra Moshé y Aharón sintiéndose que morirían de hambre en aquel inhóspito desierto, Pero El Eterno les tenia reservado  un maravilloso platillo, El mán (maná) pan del cielo.

Temas de la Perasha
 
 
  
Primera aliá (13:17 – 14:8)
-El Eterno decide no conducir al Benei Yisrael por el camino de la tierra de filistea sino por el camino del desierto, hacia Yam-Suf (Mar Rojo).
-Moshe lleva consigo los huesos de Yosef (José) cumpliendo con el juramento hecho a Él por los hijos de Yisrael. –El Eterno los guía, de día en una columna de nube y de noche una columna de fuego.

Segunda aliá (14:9-14)
-Los egipcios alcanzan a los hijos de Yisrael junto al mar.
-los hijos de Yisrael temen y reclaman el haber salido de Egipto.
-El Eterno será quien peleará por ellos y con estas palabras Moshe tranquiliza al Am Yisrael.

Tercera aliá (14:15-25)
-El Eterno manda a Moshe alzar su vara y extenderla sobre el Yam-Suf (Mar Rojo) para dividirlo, en el cual los hijos de Yisrael pasaron en seco.
-Los hijos de Yisrael pasan por en medio de Mar Rojo, el Eterno endurece el corazón del Faraon y persigue a Y’srael.

Cuarta aliá (14:26-15:26)
-El Eterno manda a Moshe extender su mano sobre las aguas y cerrarlas sobre los egipcios.
-Así, salvo el Eterno a Y’srael. El pueblo canta la Shirat HaYam (Canto del Mar) exaltando la salvación del Eterno.

Quinta aliá (15:27-16:10)
-El pueblo llega a Elim, donde había doce fuentes de agua y setenta palmeras.
-De Elim los benei Y´srael parten a al desierto de Sin, el día 15 del segundo mes, 30 días pasaron después de la salida.
-Los benei Y’srael murmuran en contra de Moshe y Aaron por alimento. El Eterno oyó la murmuración del pueblo.

Sexta aliá (16:11-36)
-El maná enviado por el Eterno, el mandato de recoger solo lo necesario para ese día y la doble porción para Shabbat.
-Una medida de Mana el Eterno por medio de Moshe le pide a Aaron sea guardado para recordatorio.

Séptima aliá (17:1-13)
-Los benei Y’srael parten del desierto de Sin a Refidim.
-El pueblo contiende con Moshe por falta de agua. El agua brota de la peña.
-El rey Amalec hace guerra contra los benei Y´srael.

Ultima aliá (17:14-16)
-La derrota de Amalek y su pueblo. El Eterno borró por completo la memoria de Amalek debajo del cielo.
 
 


Enseñanza
    

 

El mán es el alimento que El eterno proporciono a nuestro Pueblo durante cuarenta años.

Shemot-Éxodo- 16: 4 Entonces Hashem le dijo a Moshé. “Haré que llueva sobre ustedes pan del cielo. El pueblo saldrá diariamente y juntará lo necesario para ese día. Quiero ponerlo a prueba a ver se conducen de acuerdo a mi ley o no.

La mañana del 16 de mes de Iyar que es el segundo mes de la salida de Egipto, nuestro pueblo observaba una maravillosa escena, una mesa de lujo ante ellos. Una capa de Rocío cubría el suelo como si fuera una mesa brillante y sobre de ella, el pan celestial, una capa que rodeaba el campamento de aproximadamente 30 centímetros de espesor con un pan blanco listo para comer, cubierto por una segunda capa de rocío para protegerlo de los insectos. Que al verlo nuestro pueblo dijeron ¿Man hu?- ¿Qué es Esto? De allí su nombre mán (Maná).

Es interesante ver como el Eterno utiliza la necesidad de comer para probar al pueblo, si cumplen sus leyes o no. La necesidad de comer es  vital para el organismo, cuando una persona tienen hambre su personalidad cambia y se siente en un estado de incomodidad. ¿Cuantos de nosotros  nos ponemos de mal humor o incluso enojados cuando tenemos hambre? pero cuando saciamos nuestra hambre las cosas cambian y como dice el dicho “Estomago lleno, corazón contento”, o como  dice  otro dicho “A todo se acostumbra el hombre, menos a no comer”. El Eterno conociendo esta necesidad de ser humano, la utiliza para ponernos a prueba.

Primeramente, el Eterno les dice: recojan únicamente lo que necesiten para comer, un Omer por cabeza. Un Omer es una medida de capacidad que equivale aproximadamente a 2.5 litros. Dice la Torá que algunos levantaron mas y otros menos, es decir que cuando recogieron no midieron, pero cuando llegaban a sus casa para medir descubrieron que lo que recogieron se convertía milagrosamente en un Omer por cabeza exactamente. Analizando este hecho, veríamos una gran enseñanza para nuestro pueblo. Un hombre al tener la indicación de llevar un solo Omer por cabeza y al ver el campo lleno de mán,  pudo pensar, si solo me llevo un Omer ¿Que tal si me falta para satisfacer la necesidad de mi familia?  Yo voy a tomar más. Pero para su sorpresa al llegar a casa todo lo que levanto de más se convirtió en un Omer  por cada integrante de su familia. El Eterno sabia que con un Omer era lo suficiente para satisfacer la necesidad de comer. La medida del Omer fue decretada por el Eterno y él nos quiere enseñar que nuestra porción ya fue decretada por Ha Kadosh Baruj Hu, en el día de Rosh Hashaná para cubrir nuestras necesidades y si hallamos gracia delante del Eterno el nos proporciona lo suficiente para cubrir nuestras necesidades. Nuestro Rabí Yehoshua HaMashiaj  enseñaba: Matitiahu-Mateo-6:25, 31 y 32  Por tanto os digo: No os congojéis por nuestra vida, que habéis de comer, o que habéis de beber, que habéis de vestir ¿No es la vida mas que el alimento y el cuerpo que el vestido. No os congojéis pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o que comeremos, o con que nos cubriremos? Por que los gentiles buscan todas estas cosas con afán: que nuestro padre celestial sabe que todas estas cosas las necesitáis.

Las personas se engañan al pensar que ellas “ganan” dinero. En realidad, ellas solo reúnen la porción que ha sido decretada para ellas por el Eterno. Por otro lado, aquellos hombres que recogieron menos del Omer, serian aquellas personas cuya perspectiva de la vida es un poco limitada o no tienen grandes metas en su vida, pero el Eterno decreta para ellos algo mas, les aumenta la porción para llenar el Omer, y terminan teniendo algo más de lo que ellas esperaban. Por eso, es importante estar siempre bien a cuenta con el Eterno, el decide nuestra parnasá-sustento-por ello debemos estar bien con el Jefe, recuerden el dicho “el Jefe siempre tiene la razón” El Eterno siempre tienen la razón, no hay dudas de ello. Si el Eterno dice hagan esto, hay que hacerlo. Si esa idea “romántica” de Judaizar. Por que ningún judío inventó la Torá, el Creador del universo es el inventor, donde esta escrita su voluntad y solo  se trata de hacer su voluntad y al hacer su voluntad, automáticamente somos judíos, pueblo del Eterno. Que grande sea su misericordia para con nosotros.

El Eterno dio la indicación que nadie dejara algo para el  día siguiente, es decir su omer lo tenían que consumir diariamente y diariamente recogerlo. Pero, amados dice la Torá que algunos dejaron guardado para la mañana siguiente, pero al otro día, sorpresa estaba lleno de gusanos y de mal olor, inmediatamente se nos viene a la mente una pregunta ¿Por que el Eterno no permitió que se guardara para mañana? El Eterno bien puede contestarnos la pregunta con otra pregunta ¿Por qué guardan para mañana? si mañana les mandaré otra vez mán del cielo. Seguramente tendríamos algunas respuestas, pero aquellos que guardaron para mañana, manifestaban una cierta preocupación por el mañana, pensando – Hoy hay mucho mán, tal vez mañana no tengamos, por lo tanto voy guardar un poco para mañana – este razonamiento sin lugar a dudas es una falta de confianza en el Eterno ¿se le olvido al Eterno mandar el mán un solo día? No amados, la lección del Eterno es de quitarnos de preocupar por el mañana, tengamos confianza el El,  y mañana seguramente el Eterno nos dará el sustento necesario. Quiero enfatizar el hecho que un ahorro para un objetivo a largo plazo o corto plazo es correcto, siempre y cuando este ahorro no nos produzca alguna angustia y también es incorrecto autoprohibirnos  de realizar las compras de algunas necesidades cotidianas, es decir sacrificando el gozo de nuestro dinero, pensando en un futuro. El ahorro debe ser un dinero que sobra después de cubrir todas nuestras necesidades cotidianas.

Nuestro Rabino Yehoshua Ha Mashiaj nos enseña este concepto con la siguiente parábola: Lucas 12:15-20 Y dijoles guardaos de toda avaricia; por que la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. Y refirióles una parábola, Diciendo: la tierra de un hombre rico produjo mucho: Y  él pensaba dentro de si ¿Qué haré por que no tengo donde juntar mis frutos? Y dijo: esto haré; derribaré mis alfolíes y los edificaré  mayores y ahí juntaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: alma muchos bienes tienes almacenados para muchos años; repósate, come, bebe, huélgate. Y le dijo Elohim: Necio, en esta noche reclamarán tu alma y lo que has prevenido ¿de quien será?

El Eterno no esta en contra de la riqueza, pero si de la avaricia, un deseo desmedido de anhelar tener más. Este hombre ya era rico y quería tener mas, cuando ya tuvo lo suficiente, según él para vivir “bien” dice: Alma repósate, come, bebe y huélgate que ya tenemos mucho; quiere decir, que mientras no tenia lo que el consideraba lo suficiente, no reposaba, no bebía, no comía, ni se holgaba, su vida era una angustia, no disfrutaba lo que ya tenia. Este hombre quiso  disfrutar de la vida cuando ya tenía demasiado pero su vida esta a punto de acabar. Este hombre se hubiera reposado, comido, bebido y holgado toda la vida, sin esperar hasta que tuviera una fortuna. El Eterno quiere que disfrutemos de sus bendiciones hoy, diariamente cae el mán, amados hay que disfrutar de nuestro Omer hoy, lo que el Eterno nos da; hay que pedirle que nos de la bendición de disfrutarlo.

Shemot-Éxodo-  16: 29  Miren Hashem les dio el Shabát, por eso el sexto día les da doble ración de pan. Que todo hombre permanezca en su lugar, que no salga nadie de su lugar en el séptimo día.

Esta es otra instrucción del Eterno, recoger doble porción de man el sexto día y el séptimo día, Shabát no salir a recoger puesto que no iba a caer, como señal de la santidad del Shabát. Pero que creen amados, nuevamente algunos del pueblo salen en Shabát a buscar mán. El Eterno se molesta y les dice, hasta cuando cumplirán mis leyes. El Shabát es un día muy especial, debemos de santificarlo y reservarlo para El Eterno. Hoy día  que El Eterno esta llamando a su pueblo, acercando a muchos a la Torá y quienes han tomado este camino de restauración, el guardar Shabát es un punto algo complicando de observar, principalmente para aquellos que trabajan este día, ya sea como empleados o teniendo un autoempleo. El dejar de trabajar en Shabát es perder una buena ganancia. Amados, es aquí cuando la enseñanza del Eterno la debemos de comprender – él nos da una doble porción en la semana que compensa la ganancia del Shabát – Esto lo he comprobado una y otra vez, personas que trabajan en Shabát obtienen una determinada ganancia en la semana, dejan de trabajar el Shabát y obtienen la misma o en algunas ocasiones una mayor ganancia. Baruj Hashem. Si guardamos Shabát el Eterno nos da una doble porción. Comenta el Midrash que el man que se guardaba para Shabát  no solo permaneció fresco, sino el aroma del man en Shabát fue aún más delicioso y su aspecto mas atractivo que durante la semana. Así es amados, esta situación el Eterno la sigue realizando, el aumenta el sabor a nuestras comidas de Shabát, que rico y que delicioso es comer una comida en Shabát, aunque haya sido cocinada un día antes, su sabor es extraordinario. Es increíble que una misma comida, hecha por la misma persona, con los mismos ingredientes otro día de la semana no tenga el mismo sabor que la del Shabát. El ingrediente para disfrutar de una buena comida  se llama Shabát.

 

 

 

Conclusion

Durante cuarenta años nuestro pueblo comió man-maná-alimento de los cielos, ¿Te gustaría comer de este alimento?

Yojanan-Juan-6:31- 38  Nuestros padres comieron el mana en el desierto, como esta escrito: Pan del cielo les dio a comer. Y Yehoshua les dijo: de cierto, de cierto os digo: No os dio Moshé pan del cielo; mas mi padre os da, el verdadero pan del cielo. Y dijéronle: Señor, danos siempre este pan. Y Yehoshua les dijo: Yo soy el pan de vida: el que viene a mí, nunca tendrá hambre, y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, más la voluntad del que me envió.

Aquel mán físico, es representativo del mán verdadero, el mán verdadero es nuestro Rabi Yehoshua HaMashiaj que da vida y vino no a hacer su voluntad, si no la voluntad de nuestro Padre, el Eterno. La voluntad de nuestro padre es la Torá, que es vida. Nuestro rabino Yehoshua HaMashiaj nos enseña que sigamos su ejemplo, hacer la voluntad del Padre, es decir, cumplir con los mandamientos de la Torá, si hacemos Torá estamos comiendo del verdadero mán, tenemos vida, por que no solo de pan (mán físico) vive el hombre, si no de toda palabra (El mán verdadero- El Mesias- la Torá) de Elohim. Te invito amado, a comer mán verdadero, que es la Torá
.


¡Shabat Shalom!

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Etiquetas: ,

Categoria: Estudios Bíblicos

Acerca del autor ()

israel.moreno@bethaderej.com

Comments are closed.

Siguenos en:

Facebook Bet Haderej Twitter Bet Haderej Flickr Bet Haderej You Tube Bet Haderej Feedburner Bet Haderej Scribd Bet Haderej Wordpress Bet Haderej