Home > Estudios Bíblicos > El pecado de la ignorancia

El pecado de la ignorancia

Envía

23 de Sivan de 5764
12 de Junio del 2004
Bamidbar / Números 13:1-15:41

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej
mijaelavila@hotmail.com

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej
mijaelavila@hotmail.com

Introducción

Números 13:1 Y habló el Eterno a Moisés, diciendo: 2 Envía para ti hombres para que exploren la tierra de Canaán, que he de dar a los hijos de Israel; un hombre por cada tribu de sus padres enviarás, siendo cada uno príncipe entre ellos.
Bamidbar 13:1 Vayedaber Adon-i el-Moshe lemor. 2 Shelaj-leja anashim veyaturu et-erets Kena’an asher-ani noten livney Yisra’el ish ejad ish ejad lemateh avotav tishlaju kol nasi vahem

En esta perasha, nos encontramos con el pereq -capítulo- 15 del libro de Números, el cual habla acerca de las ofrendas encendidas, holocaustos y sacrificios, y mas adelante en el mismo capitulo, trata de un tema que abordare para esta semana que es el pecado de ignorancia.
Según la Reina Valera, lo traduce como el pecado por yerro, y es justamente éste tipo de pecados que todos cometemos y que siempre será importante conocer al respecto, y sobre todo para ti que estas leyendo esta perasha, que contraigas la obligación de enseñarlo a otros.

Temas de la Perasha

Primera aliá (13:1-13:20)
La exploración de la Tierra Prometida y los doce meraguelim -espías- uno de cada tribu son enviados a explorar.

Segunda aliá (13:21-14:7)
Los doce meraguelin dan informe desfavorable acerca de la tierra.

Tercera aliá (14:8-14:25)
El Eterno se enoja a causa de la incredulidad de su pueblo, El Eterno decide exterminarlo mas Moshe intercede por el. El Eterno advierte que ninguno que vio su gloria y prodigios que hizo en Mitzraim y en el desierto no verán la tierra que a sus padres juro dar.

Cuarta aliá (14:26-15:7)
El Eterno castiga con 40 años por la cantidad de días que fue explorada la tierra, un año por cada día, de vagancia por el Desierto. De plaga perecieron los meraguelin que volvieron con informes desalentadores intimidando a la comunidad.

Quinta aliá (15:8-15:16)
Las leyes de los korbanot, ya sea para cumplimiento de un voto ó por ofrenda pacífica al Eterno, una misma ley regirá al natural y al guer -extranjero-.

Sexta aliá (15:17-15:26)
La ley, sobre una mitzva -mandato- quebrantada por error con ignorancia de la congregación, el sacerdote hará expiación por toda la congregación y serán perdonados los hijos de Yisrael y los Guerim que moran entre ellos.

Séptima aliá (15:27-16:23)
La ley, sobre una mitzva quebrantada por error con ignorancia de una persona, esta traerá su ofrenda y el cohen hará expiación por ella, tanto para el natural como el extranjero será una misma ley. El Eterno manda hacerse tzitziot -flecos- como recordatorio visual a sus hijos para recordar los mandamientos del Eterno, para cumplirlos y así no se desviaran de ellos siguiendo sus propios corazones y ojos a la idolatría.

Enseñanza

¿Qué pasa si cualquiera de nosotros cometemos un pecado, el cual no sabíamos que era pecado? Bueno, pues ésta interrogante es muy pertinente dado que nosotros como hijos de Hashem y sujetos a su voluntad debemos guardarla ¿Verdad? En el proceso natural de crecimiento en Hashem que todos tenemos, cuando comenzamos a conocerle se vuelve notorio el hecho de que nuestra vida tiene que ser replanteada, ya que el empezar a conocer su voluntad nos llevará necesariamente a confrontar nuestro conocimiento, creencias y prácticas entorno a su voluntad, así que muchas de las cosas que teníamos como ciertas, deberán ser replanteadas a la luz de las Escrituras.

El conocimiento que debemos adquirir de Hashem y de su voluntad para el hombre, exige que el camino del individuo, cambie de dirección, y esta dirección será iluminada por la sabiduría de Hashem, éste camino estará garantizado por El, ya que podremos encontrar la felicidad como resultado de seguirle. Ahora, date cuenta que digo felicidad, ya que nuestra mente no se debe reducir a que tu y yo nada más cumplamos Su voluntad como fin último, sino al contrario, podamos entender el por qué Hashem nos manda determinada cosa, y más allá, detrás de esto, conoceremos el carácter de Aquel que nos llamó para ser sus hijos.

Así que hoy en día, dependiendo del tiempo que tengas a partir de cuando realizaste tu teshuva -arrepentimiento- tal y como lo predicó Yojanan Hamatvil -Juan el inmersor- Mateo 3:1 En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, 2 y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado y el mismo Yehoshua Hamashiaj -Yehoshua el Mesías- Mateo 4:17 Desde entonces comenzó Yehoshua a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado, lo que alcanzamos es a entrar a una esfera espiritual, que nos permite alcanzar la gloria en la que nos tocará vivir cuando estemos en el Mundo por venir -Olam Haba-, y esta gloria será menor o mayor dependiendo de que tanto nuestra vida se sujete a la voluntad de Hashem, y en esa medida alcanzar bendiciones que no solamente se reducen a la salvación de nuestras almas como mucha gente entiende, sino que bajaremos el cielo a la tierra, tal y como nos lo enseño nuestro Mesías -Mashiaj-.

Lucas 11:2 Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Así que podremos hacer que nuestro entorno, sea un entorno en el que Hashem gobierne, traspasando la frontera de lo natural, para llevarnos a un mundo aquí en la tierra, en donde los sobrenatural o mejor dicho, lo espiritual reine, ¿Te das cuenta? Y es que seguido escucho gente que al leer los milagros que ocurren en las Escrituras, se preguntan ¿Por qué no suceden hoy en día? Y bueno, muchos de nosotros podríamos testificar que milagros ocurren en las congregaciones, sin embargo, no con la misma fuerza que con la que se dio en el libro de Hechos, así que el ejemplo de ese libro, nos da un panorama de hacia donde podríamos dirigirnos si tan solo camináramos en unidad como cuerpo de Mashíaj. Ahora primero debe ser en lo individual, después en lo congregacional, y por último en todos los creyentes como cuerpo de El.

Considerando éste panorama, debemos concluir que para llegar a este estado espiritual, debemos permitir que Hashem se enseñoree en nuestras vidas, y la manera de permitírselo es haciendo su voluntad y por supuesto esa voluntad se queda plasmada en las Sagradas Escrituras, y a pesar de que hay cosas en ella ante los ojos de algunos que piensan que ya fueron invalidadas, lo importante es tener como les digo a los congregantes de la sinagoga Bet Haderej, el capítulo y versículo para demostrarlo, ya que si se piensa que algo está derogado, y solo lo pueden demostrar con deducciones, éstas nunca serán suficientes, si textualmente las Escrituras no lo confirman.

En realidad el problema de que ese mundo sobrenatural no venga a ser una constante en las prácticas de las congregaciones, se debe principalmente al cuerpo de líderes, pastores o rabinos que así enseñan a su congregación, ya que los congregantes, en la mayoría de los casos y tal cual soldados deberán hacer lo que sus superiores dicen, por lo que al igual que en la milicia, la culpa recae sobre el liderazgo, sin embargo esto a lo largo de la historia no ha sido diferente, ya que el hombre, es hombre desde la creación y una y otra vez a cometido los mismos errores, esto me hace recordar lo dicho por Yehoshua Hamashiaj a los Parushim -Fariseos-: Mateo 23:13 Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.

En México el cristianismo a crecido enormemente, la población mayoritariamente católica ha volteado sus ojos al cristianismo, pero hace algunos años, no fue así, ya que las denominaciones existentes históricas del cristianismo como los presbiterianos, metodistas, bautistas, etc. En su momento tuvieron que pagar con sangre el auge que hoy en día se vive en las congregaciones cristianas “no historicas”, sin embargo es curioso, pero las congregaciones “grandes” cristianas de hoy día, están siendo pastoreadas por “aquellos” que en su momento engrosaban las filas de las denominaciones “históricas” y que en su momento fueron señalados como “rebeldes” por los que se quedaban en las denominaciones “históricas”, ahora, esos “rebeldes” de ayer, ven que su rebaño con hambre sale a buscar saciar sus dudas y que éstas se encuentran con una respuesta en el judaísmo mesiánico, y ahora son ellos los que levantan el dedo señalador tachando de “rebeldes” a aquellos que han corrido a buscar la voluntad de Hashem. Sin embargo, esto no será lo último, sino que de las nuevas congregaciones que se formen, seguirá habiendo un éxodo al camino que Hashem mande, y esto seguirá sucediendo, si en el pastorado o dentro de los rabinos no consideramos poner antes que nada a la voluntad de Hashem, aun sobre los intereses denominacionales, o creencias que hemos transmitido y que hoy en día al ser cuestionadas, no tenemos el valor de reconocer que nos equivocamos, y si no lo hacemos nos sucederá exactamente lo mismo que por generaciones a acontecido, saldrán nuevos “rebeldes” que estarán dispuestos a “Seguir el Camino” que Hashem mande.

Después de ésta reflexión, y volviendo a la pregunta inicial ¿Qué pasa si cualquiera de nosotros cometemos un pecado, el cual no sabíamos que era pecado? Pues para responder esto, debo apelar primero a que nuestro Eloh-m es un Eloh-m justo, y como tal nos tratará. Sin embargo y a semejanza de la justicia humana, la cual, no libra a la persona transgresora como culpable de cometer un delito, del cual no esté enterado que existe, es decir, si una persona comete un delito en un país y no sabía que era un delito, de todas formas es culpable, sin embargo esta ignorancia en algunos casos será un atenuante para su pena. Así trabaja la justicia del hombre y así trabaja la divina.

Nosotros podremos ignorar que algo es pecado, y mientras lo ignoramos y estamos inconscientes de que lo cometemos, existe una anuencia de parte de Hashem que nos libra de recibir la retribución justa de nuestra acción, pero cuando conocemos que es pecado, somos de todas formas culpables por lo que debemos arrepentirnos de ello.

En el tiempo del Mishkan -tabernáculo- y del Santo Templo -Bet Hamikdash- a Hashem le plació poner una forma didáctica e ilustrativa de su voluntad con respecto al perdón de pecados, ¿Cómo era ésta? Se sacrificaban animales inocentes a los cuales se les privaba de la vida por una falta cometida por el hombre, éste hecho marcaba la vida de las personas que lo ofrecían al tener un encuentro con la sangre que por su culpa sería derramada, claro que todo esto apuntaba a lo que haría nuestro Mesías por nosotros, y aún cuando el vino, siguió siendo una figura de El, y cuando se vuelva a erigir el Bet Hamikdash, se volverá a implantar el sistema de sacrificios ya que seguirán siendo una figura de El, y por supuesto una anticipación desu venida.

Con lo anterior quiero dar a entender que los sacrificios no quedaron derogados por Yehoshua, ya que aún el mismo dijo: Mateo 5:17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. 18Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.

Y si lees con detenimiento, te darás cuenta, que su vigencia seguirá, hasta en tanto los cielos y la tierra no pasen. Y hasta donde yo sé, eso no ha sucedido. Ahora algunos entenderán esto que escribo, y algunos no, y para los que no, quiero que reflexionen en que durante los aproximadamente 33 años de vida de Yehoshua Hamashiaj, fue parte de innumerables sacrificios, desde cuando el nace, hasta cuando el celebra las fiestas, y para ser incluso mas preciso, la última, su fiesta Pesaj -Pascua- en la cual por cuanto estaba de pie el Bet Hamikdash, Yehoshua sacrificó con los suyos al cordero, ¿Por qué si El fue el cordero, de todas formas sacrificaba el cordero? Pues sencillo, por que eso, siempre ha sido una figura de lo que El hizo, y nunca fue un medio por el cual el hombre alcanzará su perfección. Ahora incluso después de la muerte de Yehoshua, sus talmidim -estudiantes- de Yehoshua, siguieron teniendo una relación intima con el Santo Templo en donde por supuesto como punto central fuerón los sacrificios, y aún cuando ellos llevaron a cabo las fiestas debieron involucrarse con ellos, ya que su celebración los implicaba, aun rabí Shaul -Pablo- al hacer votos, tuvo que llevar a cabo sacrificios: Hechos 18:18 Mas Pablo, habiéndose detenido aún muchos días allí, después se despidió de los hermanos y navegó a Siria, y con él Priscila y Aquila, habiéndose rapado la cabeza en Cencrea, porque tenía hecho voto.

Ahora bien, en ésta perasha el Eterno instruye al pueblo cuando cometieran un pecado que ignorarán, según en los términos de la Reina Valera, hicieran por “yerro”: Numeros 15:17 También habló Hashem a Moisés, diciendo: 18Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra a la cual yo os llevo, 19cuando comencéis a comer del pan de la tierra, ofreceréis ofrenda a Hashem. 20 De lo primero que amaséis, ofreceréis una torta en ofrenda; como la ofrenda de la era, así la ofreceréis. 21 De las primicias de vuestra masa daréis a Hashem ofrenda por vuestras generaciones. 22 Y cuando errareis, y no hiciereis todos estos mandamientos que Hashem ha dicho a Moisés,

En el hebreo la palabra que tradujeron como “errareis” es el sustantivo Shegagah (Shin, Guimel, Guimel y Hei), el verbo es Shagag, pero ambas se derivan del verbo Shagah, estas palabra implican el cometer una falta, pero por ignorancia, y como tal Hashem de cualquier manera lo tipificaba y daba el remedio para que la gente expiara su culpa.

En este caso, entrando a la Tierra prometida, el pueblo debía de lo primero que amasaban hacer una torta a Hashem como ofrenda, pero si por ignorancia lo olvidaban, el Eterno pondría el remedio, pero una vez mas justamente. Si era de toda la congregación, entregarían un novillo y un macho cabrio

Numeros 15:24 si el pecado fue hecho por yerro con ignorancia de la congregación, toda la congregación ofrecerá un novillo por holocausto en olor grato a Hashem, con su ofrenda y su libación conforme a la ley, y un macho cabrío en expiación.

Pero si era de una persona, solo ofrecía una cabra.

Números 15:27 Si una persona pecare por yerro, ofrecerá una cabra de un año para expiación.

Como te darás cuenta, Hashem es justo, los perdonaba, pero tenían antes que arrepentirse,¿Como demostrar ésto? Pues por supuesto, ya que debían reconocer primero su falta y posteriormente ofrecer el sacrificio. Este ejemplo es derivado de ésta perasha, sin embargo veamos otro.

Levítico 4:1 Habló Hashem a Moisés, diciendo: 2 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Hashem sobre cosas que no se han de hacer, e hiciere alguna de ellas;

En estos versículos, Hashem considera el que nosotros podamos pecar por yerro en cualquier mandamiento, y si así sucedía, existia a su vez un sacrificio el cual permitiría expiarlo, es decir cubrirlo, ¿Te preguntaras por qué? Pues se cubría hasta en tanto Yehoshua los limpiara por completo, ellos, nuestro pueblo antes de Mashíaj, viéndolo hacia delante, y nosotros, después de Mashíaj viéndolo para atrás, pero en ambos casos , todos apuntan a El.

Yehoshua, una vez respondiéndoles a las saduceos, les dijo una gran verdad que es la que da origen a ésta problemática: Marcos 12:24 Entonces respondiendo Yehoshua, les dijo: ¿No erráis por esto, porque ignoráis las Escrituras, y el poder de Eloh-m?

Llegué a este pasuk -versículo- por que en el griego se utiliza un vocablo que algunas veces es el equivalente del verbo shagah, que es el verbo Planao.

Pero Yehoshua resume magistralmente la razón del por qué alguien de nosotros podemos caer en Yerro, ¿La razón? Si ignoramos las Escrituras y el poder de Hashem.

Conclusión

Este pecado por Yerro, según nos enseña la Torah, no se paga por igual, sino que depende quien lo haya realizado y por supuesto su puesto o bien el liderazgo que representa.

Regresemos al ejemplo de Levítico 4, en donde se pecara por yerro de cualquier omisión de los mandamientos de Hashem.

Un Sacerdote -Cohen- debia sacrificar un becerro

Levítico 4:3 si el sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá a Hashem, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin defecto para expiación.

La congregación un becerro.

Levítico 4:14 luego que llegue a ser conocido el pecado que cometieren, la congregación ofrecerá un becerro por expiación, y lo traerán delante del tabernáculo de reunión.

Un jefe, un macho cabrio

Levítico 4:22 Cuando pecare un jefe, e hiciere por yerro algo contra alguno de todos los mandamientos de Hashem su Eloh-m sobre cosas que no se han de hacer, y pecare; 23 luego que conociere su pecado que cometió, presentará por su ofrenda un macho cabrío sin defecto.

Un am Israel, es decir uno del pueblo de Israel, un cordero o un cabra.

Levítico 4:27 Si alguna persona del pueblo pecare por yerro, haciendo algo contra alguno de los mandamientos de Hashem en cosas que no se han de hacer, y delinquiere; 28 luego que conociere su pecado que cometió, traerá por su ofrenda una cabra, una cabra sin defecto, por su pecado que cometió

Entonces, como verás, dependiendo de su cargo y trascendencia para la gente que estuviere de bajo de ellos, sería el pago de su culpa, que iba desde un becerro para un Cohen, hasta un cordero, que es infinitamente más barato para una persona sin nombramiento alguno, y con esto, una vez más confirmamos que Hashem es Justo.

David HaMelej -El rey- clamaba a Hashem de que le librara de los errores que le eran ocultos.

Salmos 19:12 ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.

Así que, dependiendo el nivel de autoridad que tengas, por que no, en éste Shabbath, clamamos perdón por los pecados que nos son ocultos, comenzando por el pastor o rabino, siguiendo por los pecados que como congregación cometemos y después por el del congregante normal que no tiene ninguna autoridad.

Ahora amados hermanos, ¡Que el Eterno nos bendiga teniendo misericordia de todos nosotros!

¡Shabbath Shalom!

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados

Imprimir esta entrada

Sobre Rabino Mijael Avila

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida