Home > Estudios Bíblicos > Elul, un camino para dos destinos.

Elul, un camino para dos destinos.

Devarim-Deuteronomio 10:1-4 EN aquel tiempo El Eterno me dijo: Lábrate dos tablas de piedra como las primeras, y sube á mí al monte, y hazte un arca de madera:

Y escribiré en aquellas tablas palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste; y las pondrás en el arca.
E hice un arca de madera de Sittim, y labré dos tablas de piedra como las primeras, y subí al monte con las dos tablas en mi mano.
Y escribió en las tablas conforme á la primera escritura, las diez palabras que El Eterno te había hablado en el monte de en medio del fuego, el día de la asamblea; y me las entregó El Eterno.

El mes de Elul conocido como el mes de Rajamim-misericordias, es un es el último mes del calendario civil hebreo y el sexto mes del calendario religioso hebreo. Elul, nombre según el idioma de los sumerios muy probablemente haga alusión a la temporada de cosecha.
El nombre Elul escrito en hebreo con las letras “alef, lamed, vav, lamed” formarían según la tradición de nuestro pueblo la frase “ani le dodi wedodi li-yo soy para mi amado y mi amado es para mí.” Haciendo alusión a la llegada del Mesías ya que es una creencia netamente judía el hecho de esperar al Mashiaj y su geulá-redención en 1 tishry, cuando conmemoramos Rosh hashaná-cabeza de año, que a su vez también se le conoce a la festividad como Yom Teruá-fiesta de las trompetas.

Este mes abre una temporada de teshuvá-retorno de cuarenta días que terminará el 10 de Tishry mismo día de yom kippur, pues se enseña que fué en rosh jodesh Elul cuando Moshé Rabenu (‘alav hashalom) subió por segunda vez al Sinaí para recibir las segundas lujot, pues las primeras habían sido rotas tras el pecado del becerro de oro, también se dice que no fue hasta el 10 de Tishry que el Eterno otorgó el perdón por dicho pecado. Es por ello que esta temporada conserva una práctica muy especial y emotiva, pero también de gran esfuerzo y sacrificio, esta es la recitación de las selijot-perdones, que como su nombre indica es una serie de ruegos dirigidos a un fin concreto de alcanzar misericordia por nuestros muchos pecados puntualizando el zejút-merito de los ancestros de bendita memoria así como mencionando los atributos que caracterizan al Eterno. Entre las muchas aclamaciones y peticiones al Eterno de Su perdón haremos mención de al menos una de ellas, a fin de comprender la importancia de estos 40 dias de rajamim-misericordias.

Examinemos una porción del pizmon (pizmonim-plural), lo cual se ha traducido frecuentemente como “poema” pero que en el hebreo estaría indicando una recitación dramatizada por lo cual se canta, está a su vez no corre por parte del jazán-canto litúrgico únicamente sino que es necesaria la participación del kahál-congregación. Este es el ejemplo de un pizmón.

Ben Adam

Hijo de hombre ¿por qué duermes? Levántate y clama en suplicas, comienza a rogar, procura el perdón del Señor de señores.

Ben Adám-Hijo de hombre: nos hace referencia al hecho de que no debemos obedecer a nuestro instinto como si fuéramos animales, los cuales despiertan a los albores del día y se ocultan en sus guaridas a la puesta del sol, de modo que aun no siendo todavía en alba un hijo de Adam tiene que levantarse a voluntad a la hora que el servicio le solicite.

¿Ma lejá nirdám?- ¿Por qué duermes?: Esto indicaría el grado de gravedad de la circunstancia que estamos viviendo, ¿Quién sería capaz de dormir mientras hay una condena capital (jaz veshalom), de algún modo podemos estar conscientes que el sueño es un punto de fuga a fin de evadir nuestra realidad, sin embargo, con esta pregunta no queda más que aceptar que ni aun durmiendo podemos evitar que la justicia del Eterno se llegue a nosotros.

Kum kerá wetajanunim-Levántate y clama en suplicas: es decir, la torá nos enseña que el Eterno antes de hacer uso de su atributo de justicia, lo cual es terrible. Pues dice Rab Shaúl (‘alav hashalom- la paz sea con él) Hibrim-Hebreos 10:31 Horrenda cosa es caer en las manos del Elohim vivo, Hashém nos da la oportunidad de alcanzar rajamim-misericordias, no solo rajem, pues nuestros pecados no son solo uno como para hablar en singular, sino rajamim, por cuanto nuestros pecados son de todos tamaños, pesos y medidas. Tajanunim- viene de la palabra “janán” y a su vez de “jen-gracia” y entendemos con ello que lo que buscamos no es un regalo inmerecido como tradicional y erróneamente se ha enseñado al respecto de “gracia”; sino que buscamos hallar gracia delante del Eterno por medio de los meritos de los tzadikim, de nuestro sacrificio en teshuvá y desde luego y como mayor recurso por causa del mismo Eterno.

Sepoj sijá, derosh selijá, meAdón haAdonim- comienza a rogar, procura el perdón del Señor de señores: Esta parte debe hacernos pensar que no hay ruego delante del Eterno que no sea escuchado pero eso no quiere decir que del todo sea contestado, ¿de qué depende que seamos escuchados en una situación como esta? ¿Quién es aquel que ruega? Desde luego que es aquel que quiere obtener algo a partir de su ruego. Regularmente, cuando una persona ruega trata de negociar, en este caso estaremos negociando nuestro perdón, nosotros proponemos cambiar nuestra conducta pecaminosa a fin de que el Eterno nos otorgue un buen veredicto.

Rejatz uthar weal teajar, waterem yamim ponim. Umherá, rutz le’ezrá, lifné shojen me’onim.

Purifícate y límpiate no sea que se haga tarde ante lo que deparan los años que rápidamente vienen, corre al auxilio, huye delante del que no olvida crímenes.

¿Qué quiere decir esto? En un ejemplo sencillo podríamos decir que es como cuando a un comerciante le llega la hora de inspeccionar sus básculas, y al enterarse que los inspectores están clausurando los negocios en los que encuentran básculas alteradas este se llena de temor sobre todo porque existe gente que puede dar testimonio de que vende menos peso por mas precio, para sorpresa del comerciante deshonesto los inspectores le dicen que tiene 40 días para arreglar sus básculas, pero no solo eso, sino también para compensar a sus clientes los gramos que no les había proporcionado en sus anteriores ventas, ¿qué sería mejor? ¿Qué le cerraran su fuente de ingreso por siempre? o ¿pagar su error y seguir conservando su negocio?

Nuestro caso es más severo que una simple báscula alterada ¿Por qué? Dice una de las frases de este pizmón: Lejá Adonay hatzedaká velanu boshét hapanim.-Tuya, oh Eterno es la rectitud y nuestra es la vergüenza en el rostro Daniel 9:7. Ejemplifiquemos esto.

El hijo insolente.

Existía un joven el cual se caracterizaba por ser grosero e insolente con su padre, él creía que no podía su padre no tenía derecho de reprenderle por su actitud ni por los errores que cometía, ya que le tenía en menos, mas el padre siempre espero un cambio en él y a menudo trataba de acercarse a fin de dialogar, sin embargo, el joven nunca tenía tiempo y mucho menos disposición para escuchar ni el más mínimo consejo. Un buen día, este tomo su auto y se dirigió a perder su tiempo y dinero en una borrachera con sus amigos, los cuales gozaban de mas favor que su propio padre; ya siendo de madrugada y con el valor que proporciona la embriaguez, este, con lujo de negligencia retó a una carrera de autos a uno de sus amigos, “arrancones” (cosa que al menos en México es ilegal), sin embargo la diversión duro poco gracias a que el embrutecido joven pierde el control y se estrella contra el aparador de nada menos que una joyería, ocasionando destrozos y sobre todo el riesgo de facilitar el saqueo de halajas. El ahora no solo embrutecido sino también arrestado joven es llevado a los separos a espera de una demanda para proceder en su contra, para cuando a él viene su abogado, le hace consciente de la suma a la cual ascienden los daños y la pena que podría estar enfrentando, consternado el tipo, se pone a llorar cual niño desconsolado, cuando en escena aparece el padre negociando y pagando una cuantiosa fianza a fin de dejarle libre. Cuando de esto se entera el hijo recordó todas las insolencias y groserías a las cuales sometía a su progenitor quien tanto le amaba.
Para cuando este es liberado, al primer hombre que ve es a su padre esperándole de pié con un rostro de ternura y alegría entre mezclados, ¿razón? Su hijito amado no sería más un reo ¿Qué expresión podría tener el joven delante de su libertador a quien tanto menosprecio? Respuesta: “boshét hapanim-vergüenza en el rostro”

¿Cuántas cosas no nos ha dado el Eterno? La vida, la facultad (de movernos y de pensar), el mundo (el planeta tierra), la sabiduría, la torá, etc; y ¿qué hemos hecho? Hemos sido desobedientes, hemos ignorado las recomendaciones de la torá y hemos optado por nuestro criterio, hemos dado carpetazo al estudio de la torá para entretenernos en cosas sin provecho, hemos dado menos a cambio de lo mucho que el Eterno nos da; pero aun con todo, el Misericordioso siempre ha estado esperando un cambio de nuestra parte, y es capaz de anular ante los ángeles de su tribunal el veredicto de muerte por amor de sí mismo.
Daniel 9:19 Oye, Señor; oh Señor, perdona; presta oído, Señor, y haz; no pongas dilación, por amor de ti mismo, Elohim mío: porque tu nombre es llamado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo.

Elul, puede tener dos objetivos determinantes en cada judío 1- Prepararnos para recibir al Eterno y su Mashiaj como esposa espera por su esposo ó 2 – Esperar como el reó espera el juicio, veredicto, sentencia y ejecución. Tenemos la decisión delante de nosotros.

Devarim-Devarim 30:19 A los cielos y la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición: escoge pues la vida, porque vivas tú y tu simiente:

¡Shabát Shalom!

Copyright © 1993 – 2010 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Imprimir esta entrada

Sobre Sharet Mijael

Mijael es editor de contenido para la página de Bet Haderej [mijael.cruz@bethaderej.com]
x

Check Also

Detalles de la perasha Vayishlaj – וישלח פרשת

Yaakov –Jacob- tendría la bendición de que su descendencia diera nombre a las matot –tribus- de Israel a partir de sus 12 hijos varones, además ...