Home > Estudios Bíblicos > 5777 > ¿En qué tierra celebras Shabat?

¿En qué tierra celebras Shabat?

Cuando Mosheh rabénu manda llamar Datan y Abiram ellos se niegan a ir y expresan una nueva molestia con la que pretendían justificar su actuar en ese momento. Vamos a leerlo:
Bamidbar [Núm] 16:13 ¿Se te hace poco que nos hayas hecho venir de una tierra que destila leche y miel, para hacernos morir en el desierto, sino que también te enseñorees de nosotros imperiosamente?

A través de su viaje por el desierto, hay diversas ocasiones en las que el pueblo anheló volver y extrañó la tierra de Mitzráim, ya sea por la comida y el agua, o simplemente porque ahí podían tener un lugar de sepultura.
Pero Datan y Abiram fueron más allá, ya que se atrevieron a mencionar que la tierra de la cual habían sido liberados [Mitzráim], era una tierra que destilaba leche y miel, característica que con base en la Palabra Divina, le pertenece únicamente a la Tierra prometida.
¿Cómo es que se atreven a comparar estos dos lugares? ¿Realmente Egipto puede destilar leche y miel para nosotros?
Por sus palabras parece que Datan y Abiram así lo creían.
Y qué sucede hoy contigo y conmigo, ¿esa misma idea ha pasado por tu mente?
Antes de que respondas te invito a reflexionar en lo siguiente, vamos a considerar esta frase “Eretz zabat jalab udbash / Tierra que fluye leche y miel”, palabras que utiliza HaShem para referirse a la tierra que le daría a Israel por heredad; y también utilizan estos hombres para aludir a Mitzráim.

De una manera básica veamos cada una de sus palabras:

Eretz / Tierra
Fue creada por Elokim como está escrito: “En el principio creó Elokim los cielos y la tierra” [Bereshit 1:1], por lo que a Él le pertenece [Tehilim (Sal) 24:1 (Salmo de David) De HaShem es la tierra y su plenitud, el mundo y los que lo habitan].
Siendo Él su dueño, puede entregarla a quien le plazca [Tehilim (Sal) 115:16 Los cielos de los cielos son de HaShem; pero Él ha dado la tierra a los hijos del hombre].
(Enseñan los Maestros que cuando bendecimos antes de comer y agradecemos al terminar, es una de las maneras en como la tierra nos está siendo entregada).

No obstante, para que HaShem pueda entregarnos la tierra, debemos cumplir una condición:
Tehilim [Sal] 25:12-13 ¿Qué hombre es el que teme a HaShem? Él le enseñará el camino que ha de escoger.
Su alma reposará en bienestar, y sus descendientes heredarán la tierra
.

Zabat / Fluye
Esta palabra hace alusión a algo que fluye o destila, y cuando escuchamos esta palabra probablemente lo relacionemos con algo que gotea pero que no es mucho, pero aun cuando parezca poco puede llegar a ser muy abundante.
Tehilim [Sal] 105:41 Abrió la peña, y fluyeron aguas; corrieron por los sequedales como río.

Jalab / Leche
En el libro de Mishle se nos da una de las características que la leche posee:
Mishle [Pro] 27:27 La abundancia de la leche de las cabras será para tu sustento y para el sustento de tu casa y de tus criadas.

Debash / Miel
Una de las principales características que tiene la miel es su sabor dulce:
Tehilim [Sal] 119:103 ¡Cuán dulces son a mi paladar Tus palabras, más que la miel en mi boca!

Y en el libro de los Salmos HaShem nos deja claro que la miel puede darnos satisfacción.
Tehilim [Sal] 81:16 Los habría sustentado con la suculencia del trigo; con miel de la roca te habría saciado.

Con todo lo anterior, la frase “Eretz zabat jalab udbash” nos da un mensaje muy hermoso, pues si tomamos la última letra de Zabat [Tav], la última de Jalab [Bet] y la última letra de Udbash [Shin], podemos formar la palabra Shabat. La Tierra prometida y el Shabat tienen una estrecha relación.

Por lo que todo esto, un lugar que fue creado por HaShem y nos lo entrega si demostramos ese temor, un espacio donde hay abundancia, sustento y dulzura; lo tenemos en el día sagrado de Shabat.
Shir hashirim [Cnt] 4:11 Tus labios destilan miel como panal. Oh novia mía, miel y leche hay debajo de tu lengua. Y la fragancia de tus vestidos es como la fragancia del Líbano.

Ahora regresemos con Datan y Abiram, para ellos Egipto era una tierra que poseía estas características, ¿realmente podremos encontrar todo esto ahí?
Mitzráim es un lugar del que podemos entender hay estrechez, la misma raíz de esta palabra denota algo que si bien parece estar fortificado, tiene límites, no nos deja trascender, no podemos ir más allá, no nos deja ir a ese lugar donde nos encontraremos con El Creador.
Literalmente Mitzráim se encuentra en un punto geográfico en el que hay que descender para llegar a él, por ello es que HaShem nos dice: “Yo te hice subir de la tierra de Mitzráim” [Tehilim 81:10].

Meditemos un momento de manera individual, ¿en qué tierra, Mitzráim o la Prometida, me encuentro al momento de celebrar el Shabat?
¿Somos realmente capaces de disfrutar en este día, todas las promesas que HaShem da?
¿Tengo descanso mental, espiritual y físico de todas mis actividades cotidianas o sigo ocupándome de todo eso aun en este día?
Tehilim [Sal] 106:24-25 Sin embargo, aborrecieron la tierra deseable, y no creyeron en Su palabra. Más bien, murmuraron en sus tiendas y no escucharon la voz de HaShem.

¿En dónde y cómo queremos celebrar Shabat?
Hoy la Torah nos muestra dos opciones:

1 – Mitzráim: Un lugar en el que si bien podemos decir: “no importa cómo pero estoy guardando Shabat”, me limito, no me permito disfrutar de todo el placer que este día tiene para darme.
2 – Tierra prometida: Un lugar en el que me conecto con lo Divino.

Quiero despedirme con este verso, en el que HaShem nos deja una bella promesa:
Debarim [Deu] 26:15 Mira desde Tu sagrada morada, desde el cielo, y bendice a Tu pueblo Israel y la tierra que nos has dado, como juraste a nuestros padres: una tierra que fluye leche y miel.

Que sea voluntad ante HaShem que nuestros días de Shabat sean colmados con bendición.

Shalom ubrajah!

Imprimir esta entrada

Sobre Sharet Mijael

Mijael es editor de contenido para la página de Bet Haderej [mijael.cruz@bethaderej.com]
x

Check Also

La furia

Esta porción inicia con el reconocimiento del Eterno hacia Pinjas, un evento que es complicado que cualquiera entienda. Pinjas en ese evento pareciera que no ...