Home > Estudios Bíblicos > HaNefésh Yehudí – El alma judía.

HaNefésh Yehudí – El alma judía.

Introducción.

Te has preguntado alguna vez, ¿Por qué sientes tanta necesidad de conocer y servir al Eterno? ¿Por qué eres religioso? Y si te convertiste al judaísmo te has preguntado ¿de dónde te  viene la decisión de ser judío?

Al inicio de esta perashá Moshé Rabenu advierte las consecuencias de olvidar los principios divinos a partir de los cuales surgen nuestros códigos de conducta. Y hace énfasis en el asunto de no idolatrar los elementos que están a nuestro servicio, como son los astros. Acto seguido advierte las consecuencias de este acto.

Enseñanza.

Devarim-Deuteronomio 4:25  Cuando hubiereis engendrado hijos y nietos, y hubiereis envejecido en la tierra, y os corrompiereis, é hiciereis escultura ó imagen de cualquier cosa, é hiciereis mal en ojos de El Eterno vuestro Elohim, para enojarlo;

Devarim-Deuteronomio 4:26  Yo pongo hoy por testigos al cielo y á la tierra, que presto pereceréis totalmente de la tierra hacia la cual pasáis el Yardán para poseerla: no estaréis en ella largos días sin que seáis destruidos.

Devarim-Deuteronomio 4:27  Y El Eterno os esparcirá entre los pueblos, y quedaréis pocos en número entre las gentes á las cuales os llevará El Eterno:

Devarim-Deuteronomio 4:28  Y serviréis allí á dioses hechos de manos de hombres, á madera y á piedra, que no ven, ni oyen, ni comen, ni huelen.

Hemos de notar el que pareciera como si el Eterno nos está dando una descripción en orden cronológico de lo que nos habría de pasar.

Interpretando un poco el sentido de las palabras en estos versos podríamos considerar que el primer pasúk- versículo Devarim-Deuteronomio 4:25  dice que cuando en Israel estén floreciendo las generaciones posteriores a la de la salida de Egipto y la influencia de los ancianos deje de tener fuerza, lo más seguro era que el pueblo se corrompería haciéndose ídolos. En este sentido no debemos solo considerar de manera literal la idolatría, es decir, tengamos en cuenta que para llegar a cometer un delito grave podemos comenzar cometiendo uno sencillo. En términos más prácticos esto es, el que comienza mintiendo, faltando el respeto a sus padres y/o autoridades, robando, etc. Tarde que temprano terminará abandonando el camino del Eterno y esto sin duda es también considerado avodá zará- idolatría. Lo cual irrita HaKadosh Barúj Hú-El Santo bendito Es, como ocurrió en su momento.

Devarim-Deuteronomio 4:26  Yo pongo hoy por testigos al cielo y á la tierra, que presto pereceréis totalmente de la tierra hacia la cual pasáis el Yardán para poseerla: no estaréis en ella largos días sin que seáis destruidos.

Este pasúk nos enseña claramente como es que el Eterno hace uso de Su atributo de misericordia antes de ejercer justicia, ya que si consideramos que la pena capital, el exterminio es el pago justo para el pueblo que comete idolatría. El Eterno ha preferido mandarnos al galut-exilio en vez de entregarnos a la muerte. Podemos atestiguar que esto sucedió de manera definitiva en el jurbán-destrucción del segundo mikdásh-templo.

Devarim-Deuteronomio 4:27  Y El Eterno os esparcirá entre los pueblos, y quedaréis pocos en número entre las gentes á las cuales os llevará El Eterno:  

El día de hoy podemos darnos cuenta de que la población judía en el mundo es una minoría, actualmente Estados Unidos es el país con mayor población judía y estos apenas son un 1.9% de la población en general. Dicho sea de paso, el estado de Israel cuenta con un 75.5% de judíos en su población. ¿Qué no se supone que el porcentaje de gentiles en un estado judío debería ser el mínimo? Es increíble considerar que es más alto el porcentaje de población de no judíos en Israel a comparación de los judíos de los países Europeos. Hay más gentiles en Israel que judíos en Europa.

Devarim-Deuteronomio 4:28  Y serviréis allí á dioses hechos de manos de hombres, á madera y á piedra, que no ven, ni oyen, ni comen, ni huelen.

La mayor de nuestras desgracias es tener que asumir un papel ajeno a nuestra naturaleza, pues, una vez que estamos desterrados ahora se nos ha influenciado a fin de vivir, creer, comer, respirar, pensar, sentir, vestir. Como si no fuera suficiente estar lejos de nuestras raíces. Y no estoy hablando necesariamente de los actos viles que tuvieron que vivir los judíos en tiempos como la inquisición, la shoá-exterminio, etc. Sino del constante alejamiento que experimentamos al momento en el que el pensamiento moderno toma las cuestiones “espirituales” como un accesorio para la vida. De tal manera que si profesas alguna religión solo será un dato más en tu carnet de identificación y solo eso. ¿Pero qué tiene que ver esto con la idolatría? Respondamos con otra pregunta ¿Qué tanto le agrada al Eterno que lo consideres solo un accesorio en la vida?

Aun en medio de todo esto, las respuesta a las incógnitas del inició son respondidas.

Devarim-Deuteronomio 4:29  Mas si desde allí buscares á El Eterno tu Elohim, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma.

Devarim-Deuteronomio 4:30  Cuando estuviereis en angustia, y te alcanzaren todas estas cosas, si en los postreros días te volvieres á El Eterno tu Elohim, y oyeres su voz;

Devarim-Deuteronomio 4:31  Porque Elohim misericordioso es El Eterno tu Elohim; no te dejará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto de tus padres que les juró.

Devarim-Deuteronomio 4:32  Porque pregunta ahora de los tiempos pasados, que han sido antes de ti, desde el día que crió Elohim al hombre sobre la tierra, y desde el un cabo del cielo al otro, si se ha hecho cosa semejante á esta gran cosa, ó se haya oído otra como ella.

Devarim-Deuteronomio 4:33  ¿Ha oído pueblo la voz de Elohim, que hablase de en medio del fuego, como tú la has oído, y vivido?

Es necesario y sumamente importante considerar que el ser judío no es un asunto étnico. Quien para este día argumente celosamente lo contrario, estará en su derecho, pero no necesariamente es real, ya que nuestro propio padre Avraham Avinu ni siquiera era judío.

El ser judío va más allá. Místicamente es considerado como una naturaleza espiritual distinta en necesidades y maneras de proceder Rabi Schneur Zalmán de Liadi Z’’L, fundador de la rama jasídica llamada Jabád Lubavitch solía enseñar: “Un judío no puede ni quiere apartarse del Eterno

Considerando lo anterior, el día de hoy no importa que tan lejos estés de Israel, que tan ajeno a la cultura hebrea te sientas, que color de tez tienes. Si tu necesidad de seguir al Eterno y conocer Su Torá te ha avasallado, entonces posees un alma judía y mejor aun, es muy probable que asciendas de hombres y mujeres que estuvieron presentes en la entrega de la Torá. ¿quieres versículos que respalde esta idea? Aquí lo tienes:

Devarim-Deuteronomio 4:34  ¿O ha Elohim probado á venir á tomar para sí gente de en medio de otra gente, con pruebas, con señales, con milagros, y con guerra, y mano fuerte, y brazo extendido, y grandes espantos, según todas las cosas que hizo con vosotros El Eterno vuestro Elohim en Egipto ante tus ojos?

Devarim-Deuteronomio 4:35  A ti te fue mostrado, para que supieses que El Eterno él es Elohim; no hay más fuera de él.

Devarim-Deuteronomio 4:36  De los cielos te hizo oír su voz, para enseñarte: y sobre la tierra te mostró su gran fuego: y has oído sus palabras de en medio del fuego.

Devarim-Deuteronomio 4:37  Y por cuanto él amó a tus padres, escogió su simiente después de ellos, y te sacó delante de sí de Egipto con su gran poder;

Devarim-Deuteronomio 4:38  Para echar de delante de ti gentes grandes y más fuertes que tú, y para introducirte, y darte su tierra por heredad, como hoy.

Si el Eterno lo ha dicho, entonces es real. El Elohim que amó a nuestros padres y escogió su simiente después de ellos y los sacó de la tierra de Egipto con gran poder ¿es el mismo a quien tu alma desea conocer y

seguir? ¿Por qué? si no tienes nada que ver con Él

Si, si tienes que ver con Él, tanto que ha recordado a tus ancestros y te ha llamado. Ahora estas respondiendo a ese llamado. Siempre he pensado que entre más lejos estamos de la tierra prometida, es porque más grande fue la transgresión de nuestros padres. Y en ese sentido no podemos dejar de pensar que mayor perdón y valor tendremos delante del Eterno al retornar a nuestro origen

No importa que vengan celosos, radicales, fundamentalista y legalistas a ningunearte diciéndote que no eres judío por qué no naciste de madre judía, ¿quién puede asegurarlo? ¿Conocen tu línea sanguínea? No importa que vengan a venderte la membrecía algún club judaico como si fueran bulas papales. No importa si como judío no eres reconocido por la rama oficial, al final unas desacreditan a otras hasta por el color de la kipá que se usa.

Conclusión.

 

Es sumamente interesante que en esta misma perashá se lea la declaración de fe conocida como “Shem’á Israel” Devarim-Deuteronomio 6:4. En relatos concernientes a los horrores de la inquisición, es famosa la historia de los niños judíos que se encontraban huérfanos en hospicios católicos, según se cuenta personas judías al adoptar algún niño recitaban en voz alta las primeras palabras del “shem’á” y al niño que completaba la recitación a ese adoptaban rescatándolo de la orfandad.

Así mismo el Eterno te ha rescatado de la orfandad pues tu alma judía ha escuchado el Shem’á directo de la boca del Eterno

Moshé rabenu estaba rogando al Eterno que le permitiese entrar a la tierra prometida, pero no le fue posible. En sentido espiritual, el día de hoy tú y yo tenemos la oportunidad de hacer que Moshé entre por fin a la tierra de Israel, ¿Cómo podría el que lideró al pueblo en la salida de Egipto entrar cuando su pueblo sigue en el exilio? Hasta en tanto no llegue la ultima alma judía a su origen entonces esto no se habrá logrado.

Devarim-Deuteronomio 6:4. Shem’á Israel H’ Elokeinu, H’ Ejád – Escucha Israel el Eterno nuestro Elohim, el Eterno es Uno

¡Shabát Shalom!

 

Copyright © 1993 – 2011 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Imprimir esta entrada

Sobre Sharet Mijael

Mijael es editor de contenido para la página de Bet Haderej [mijael.cruz@bethaderej.com]
x

Check Also

Tomar decisiones.

Introducción. Esta perashá comienza con la exposición de Moshé Rabenu-nuesto maestro-, de sus ruegos al Eterno en el asunto de la permisión de entrada a ...