Home > Estudios Bíblicos > Hashem manifestándose a un gentil

Hashem manifestándose a un gentil

Miketz
30 de Kislév del 5769
27 Noviembre del 2008
Bereshit –Génesis 41:1-44:17

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej

mijaelavila@hotmail.com

Introducción

Génesis 41:1 Y al cabo de dos años el Faraón soño que estaba junto al rio.

Bereshit 41:1 Vayehi miketz shnatayim yamim uFar’oh jolem vehineh omed al-haYe’or.

En la primera y segunda Alía –1 de las 7 porciones en las que se divide la perashá- de esta semana amados-yedidim-, nos encontramos a Paró-Faraón-soñando la advertencia que el Eterno le mandaría al respecto de la crisis alimentaria que se viviría en ese tiempo, ustedes recordarán que serían 7 años de abundancia y 7 años de sequia, lo que ocasionaría a la postre un emigración de varios pueblos hacia Egipto, dado que Paró escucharía la interpretación de Yosef que le daría el Eterno, hasta la atinada decisión de ponerlo al frente de Egipto conllevando su sabia y exitosa administración.

La crisis de ese tiempo demuestra la necesidad de todo pueblo de prever siempre recursos, y no malgastarlos sino administrarlos con sabiduría, eso desde luego también aplica al individuo, y en tiempos de crisis mundial o de recesiones, es momento de poner lo mejor de nosotros, y con sabiduría emplear el dinero destinándolo a lo importante, así como redoblar esfuerzo en el trabajo, haciendo mejor lo que antes hacíamos, y distinguiéndonos sobre los demás al demostrar una correcta disposición en el trabajo.

Paró soñaría algo que el Eterno le mostraría, y es justamente en este sueño cuyo origen esta en el Eterno, que sería el tema a reflexionar en esta semana: “Hashem manifestándose a un gentil”, y creo que es interesante reflexionar en el, dado que los cercos que imponen las diversas religiones son cada vez más tajantes, más excluyentes, y en la medida que los grupos religiosos crean que solo serán ellos los únicos receptores del favor de su Dios, dejaremos de lado lo que el Verdadero Creador, demuestra en su Sagrada Palabra.

Temas de la Perasha

Primera Alía (41:1-12)
Yosef pasa dos años en la cárcel. El Faraón tiene dos enigmáticos sueños; Al lado del río subían siete vacas robustas y hermosas, seguidas de siete vacas escasas de carne y de aspecto desagradable que se detenían y devoraban a las siete vacas hermosas y robustas.
Siete espigas firmes y buenas subían en una misma caña y tras ellas siete espigas delgadas y secas se comían a las sanas.

Segunda Alía (41:12-38)
El copero recuerda a Yosef, al cual le interpretó su sueño. Yosef es dejado en libertad. Yosef interpreta siete años de mucha abundancia seguidos de siete años de hambre. Aconseja al Faraón buscar un hombre sabio y de confianza para que en los años de abundancia prepare al país para los años malos. 

Tercera Alía (41:39-53)
Yosef pasa de esclavo a ministro. El faraón le da por mujer a Asnat hija del sacerdote de On. Y le da el nombre de Zafnat Paneaj (descubridor de lo oculto).Yosef tiene dos hijos Menashe y Efrayim.

Cuarta Alía (41:54-42:17)
Ya’akov manda a sus hijos a comprar comida a Egipto. El sueño de Yosef se cumple cuando reconoce a sus hermanos.

Quinta Alía (42:16-43:14)
Yosef los trata duramente como a espías. Shimon es dejado como rehén en la cárcel a cambio de traer a su hermano Benyamin. El hambre obliga a Yaacov a mandar de vuelta por comida y deja ir a Benyamin.

Sexta Alía (43:15-43:29)
Yosef al ver a Benyamin no puede controlar su emoción y sale del recinto y llora. 

Séptima Alía (43:30-44:17)
Yosef prueba a sus hermanos, poniendo su copa en el saco de Benyamin, Yehuda Toma el lugar de Benyamin. Los hermanos de Yosef reconocen que habían hecho mal, cuando vendieron a Yosef como esclavo y esto era consecuencia, por lo que se arrepintieron.

Enseñanza

LA OMNIMPRESENCIA DEL ETERNO

Podría comenzar el tema haciéndoles una pregunta a la kehila –congregación-: – ¿Creen ustedes que el Eterno, el Elohim de Israel solo les habla o se manifiesta a los suyos, a su pueblo? No es necesario que la respondan, pero es definitivo que en la mayoría de las religiones, pensarían en definitivo que “sí”, que solo a ellos se les manifiesta Elohim, no obstante lo que nos demuestra las Escrituras es que el Eterno se puede manifestar a cualquier persona, y ello, desde luego para cumplir sus propósitos.

Cuando pensamos en un lugar como la sinagoga, está implícito que creamos que la presencia del Eterno ahí está, pero si yo les pregunto, ¿acaso el Eterno estará en el bullicio de un baile popular? Tal vez nunca relacionen a ese lugar con el Eterno, pero si lo piensan bien, Hashem se encuentra en todo lugar, sí, en una sinagoga pero también en una discoteque; Hashem se encuentra en una oficina donde una mujer u hombre devota(o) están rezando, pero también Hashem se encontraría en un funeral; Hashem se encontraría en una convocación santa como lo es una festividad escritural, pero también se encontraría en un burdel, y desde luego el Eterno aún se encuentra en una habitación de un matrimonio, ahora esos contrastes pueden parecer escandalosos, sobre todo cuando las religiones creen que el Eterno no puede estar donde prevalezca el pecado, pero eso no es lo que creemos en Bet Haderej, lo que creemos es que el Eterno está en todo lugar, pero es mucho más probable que se manifieste en lugares que le brinden honra, que en aquellos sitios que no lo hacen, e incluso estén en contra de Su voluntad, Hashem está en todos lados, es decir omnipresente.

Tehilim-Salmos-139:7¿A dónde me iré de tu espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiera a los cielos, allí estás tú; y si en el seol hiciera mi estrado, allí tú estás. Si tomara las alas del alba y habitara en el extremo del mar, aun allí me guiará tu mano y me asirá tu diestra. Si dijera: «Ciertamente las tinieblas me encubrirán», aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Aun las tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día; ¡lo mismo te son las tinieblas que la luz!

La tehila 139 dice que no hay lugar en donde el hombre pueda huir de la presencia del Eterno, para Hashem lo mismo se encuentra en la luz que las tinieblas, e incluso en lugares para el hombre aparentemente inexplorados:

Tehilim-Salmos-139: 15 No fue encubierto de ti mi cuerpo, aunque en oculto fui formado y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar ni una de ellas.

Ahora dicha omnipresencia ha sido cuestionada por la denominada Paradoja de Epicuro o Problema del mal, según la cual no debería ser posible que el mal exista, por que al ser un Elohim eminentemente bueno, resultaría contradictorio que Elohim este en todas partes y si es Todopoderoso debería acabar con el mal, y por lo tanto, no debería coexistir con el. No obstante lo anterior, el TaNaJ –mal llamado Antiguo Testamento- enseña que Hashem aún creó el mal: Yeshaya-Isaias 45: 7 Yo formo la luz y creo las tinieblas, hago la paz y creo el mal. Solo yo,  el Eterno, soy el que hago todo esto.

Con lo anterior debemos entender, que las religiones cristianas no pueden resolver la Paradoja de Epicuro, sin embargo lo que hemos leído nos amplia el panorama por cuanto el TaNaJ desde luego que contradice las enseñanzas en donde el mal está necesariamente apartado del Eterno, de hecho confirma que a Él, no se le escapo nada de las manos y aún el mal fue creado con un propósito por Él. No obstante existen grupos metafísicos que enseñanza que en realidad el mal es solo una ilusión, algo inexistente, pero ni unos (cristianos) ni otros (metafísicos) podrán contra tal Paradoja.

Aprovecho para apuntar lo que en innumerables ocasiones he dicho, el dilema del mal se debe responder no nada más con el argumento de que el Eterno creó el mal, sino también que el mal tiene un propósito favorable para los planes del Eterno, y este no quedará impune, sino que al final de los tiempos del Eterno, el ejercicio del mal, tendrá sobre si la justicia del Eterno.

Uno de los principales argumentos usados por los defensores del “dilema del mal”, es que si Elohim creo el infierno, al ser omnipresente también debería estar en el, situación que no se responde desde el punto de vista del cristianismo, pero como nosotros no creemos en el infierno cristiano, voy a poner el ejemplo del Sheol, que para entenderlo les recomiendo adquieran la serie de conferencias de “El Sheol” escribiendo a: bethaderej@hotmail.com, y por ello pongo como ejemplo que el Eterno si está en el Sheol:

Yob-Job-26:5 »Las sombras tiemblan en lo profundo, los mares y cuanto en ellos mora. El sheol está descubierto delante de Él y el Abadón no tiene cobertura.

En fin, respetamos las diversas creencias religiosas pero en muchísimos casos, no compartimos sus dichos.

HASHEM MANIFESTANDOSE A UN GOY-GENTIL-

A)    HASHEM MANIFESTADOSE A UN REY

Amados, el Eterno usa todos los recursos disponibles para conseguir sus propósitos, y aún dentro de ellos sería preservar a una nación que había acogido a su pueblo, pero no nada más eso, sino que aún las acciones de los gobernantes están sujetas ante su escrutinio y supervisión, por ello nos manda pedir por sus gobernantes, como lo registra tanto la tradición en las tefilot –rezos- particularmente de yom kipur –día de expiaciones-, así como en el Brit Jadasha –Pacto Renovado- escrito por rab Shaúl:

1 Timoteo 2:1 Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos los que tienen autoridad, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

Por este contexto no nos resultaría extraño ver como Hashem manifiesta Su voluntad a través de un sueño a Paró –Faraón de Egipto-:

Bereshit-Génesis-41: 1 Aconteció, pasados dos años, que el faraón tuvo un sueño. Le parecía que estaba junto al río, y que del río subían siete vacas hermosas a la vista, muy gordas, y que pacían en el prado. Tras ellas subían del río otras siete vacas de feo aspecto y enjutas de carne, que se pararon cerca de las vacas hermosas a la orilla del río; y las vacas de feo aspecto y enjutas de carne devoraban a las siete vacas hermosas y muy gordas…  Entonces respondió Yoséf al faraón: —El sueño del faraón es uno y el mismo. Hashem ha mostrado al faraón lo que va a hacer.

En el pasúk –versículo- 25 leímos la frase “Hashem ha mostrado a Paró”, con lo que comprobamos que no importa la condición de un goy –gentil- sino que dependiendo los propósitos del Eterno, aún usará a un gentil para cumplir Su voluntad.

Debo aclarar que en las Sagradas Escrituras se usa habitualmente el término goy o goyim, gentil o gentiles, para denotar aquellas personas o pueblos que no están adscritos a la voluntad del Eterno, en contraste con su pueblo, Am Israel, el cual fue tomado de entre las naciones como Suyo, con la posibilidad de sumarse a el, aquellos gentiles mediante un pacto con Hashem.

Con el sueño a Paró, salvo no nada más a Egipto de una mortandad, sino a innumerables pueblos que acudieron al auxilio de la provisión de víveres que Yosef almacenaría en Egipto, y desde luego, eso serviría para preservar a una familia en el 2238 del año hebreo (-1523 del calendario católico) que a la postre se convertiría en un pueblo y desde luego me refiero a Ya’akov al cual se le cambió su nombre por Israel, y que de sus 12 hijos se conformaría nuestro pueblo.

B)    HASHEM MANIFESTANDOSE A BILAM

Otro ejemplo que pondré de cómo el Eterno se manifiesta aún a gentiles, es el caso de Bilam, conocido al español como Balaam, un personaje controversial, que más allá del significado del suceso que compartiré, es definitivo que era considerado en su tiempo un personaje que tenía el poder de lanzar maldiciones y cuya fama, los reyes de ese tiempo lo tenían muy presente, debo aclarar que nunca el TaNaJ le llama profeta, sin embargo por su relación con el Eterno y la obra realizada aunque se le identifica como tal, yo creo que mejor le iría la denominación de hechicero.

En el libro de Bamidbar conocido como Números, en el perék –capítulo- 22 se registra un episodio que ocurre cuando nuestro pueblo transitaba hacia Eretz zavat jalab udbash –tierra que fluye leche y miel-; Los Moabitas y las Madianitas se unen para contratar a Bilam con el objetivo de que maldijera a Israel. Leamos lo que ocurrió: Bamidbar-Números-22:1 Partieron los hijos de Israel y acamparon en los campos de Moab, junto al Jordán, frente a Jericó. Vio Balák hijo de Zipor todo lo que Israel había hecho al amorreo, y sintió Moab un gran temor por aquel pueblo, pues era muy numeroso. Se angustió Moab a causa de los hijos de Israel, y dijo a los ancianos de Madián: «Ahora esta gente va a devorar todos nuestros contornos, como devora el buey la grama del campo». Balák hijo de Zipor, que entonces era rey de Moab, envió mensajeros a Bilam hijo de Beor, en Petor, que está junto al río en la tierra de los hijos de su pueblo, para que lo llamaran, diciendo: «Un pueblo que ha salido de Egipto cubre toda la tierra y se ha establecido frente a mí. Ven pues, ahora, te ruego, y maldíceme a este pueblo, porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra, pues yo sé que el que tú bendigas bendito quedará, y el que tú maldigas maldito quedará». Partieron los ancianos de Moab y los ancianos de Madián con las dádivas de adivinación en sus manos. Llegaron a Bilam y le comunicaron las palabras de Balák. Bilam les respondió: —Reposad aquí esta noche, y yo os responderé según el Eterno me hable. Así los príncipes de Moab se quedaron con Bilam. Entonces se le apareció Hashem a Bilam y le preguntó: -¿Quiénes son estos que están contigo?
Bilam respondió al Eterno: —Balák hijo de Zipor, rey de Moab, ha enviado a decirme: “Este pueblo que ha salido de Egipto cubre toda la tierra. Ven pues, ahora, y maldícemelo; quizá podré pelear contra él y echarlo”.
Entonces dijo Hashem a Bilam: —No vayas con ellos ni maldigas al pueblo, porque bendito es.

Bilam estaba seguro que Hashem le respondería, situación que ocurrió, a la postre si recuerdan la historia, Bilam no obstante la presión de Balák rey de Moab, no maldeciría a Israel, sino lo contrario, lo bendeciría. No es el tema el suceso ocurrido, sino el notar que Hashem se le manifestó a un gentil, es decir, a alguien que no era pueblo.

C)    HASHEM MANIFESTANDOSE AL SIERVO DE ABRAHAM

Otro ejemplo que traeré a memoria es el caso del siervo de Abraham, Eliezer un hombre que en definitiva tenía una cercanía con el Eterno.

Bereshit –Génesis- 4: 34 Y el hombre dijo:-Soy criado de Abraham. Hashem ha bendecido mucho a mi amo, y él se ha engrandecido; le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos. Sara, mujer de mi amo, dio a luz en su vejez un hijo a mi señor, quien le ha dado a él todo cuanto tiene. Mi amo me hizo jurar, diciendo: “No tomarás para mi hijo mujer de las hijas de los cananeos, en cuya tierra habito, sino que irás a la casa de mi padre, a mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo”. Yo dije: “Quizá la mujer no quiera seguirme”. Entonces él me respondió: “Hashem, en cuya presencia he andado, enviará contigo su ángel y prosperará tu camino; y tomarás para mi hijo mujer de mi familia y de la casa de mi padre. Entonces quedarás libre de mi juramento, cuando hayas llegado a mi familia: si no te la dan, quedarás libre de mi juramento”.

»Llegué, pues, hoy a la fuente y dije: “Eterno, Elohim de mi señor Abraham, si tú has de prosperar ahora el camino por el cual ando, permite que, mientras estoy junto a la fuente de agua, la muchacha que salga a buscar agua y a quien yo diga: ‘Dame de beber, te ruego, un poco de agua de tu cántaro’, y ella me responda: ‘Bebe tú, y también para tus camellos sacaré agua’, sea esta la mujer que destinó Hashem para el hijo de mi señor”. Antes que acabara de hablar en mi corazón, vi a Rebeca que salía con su cántaro sobre el hombro; descendió a la fuente, y sacó agua. Entonces le dije: “Te ruego que me des de beber”. Ella, al punto, bajó su cántaro del hombro y dijo: “Bebe, y también a tus camellos daré de beber”. Yo bebí, y dio también de beber a mis camellos. Entonces le pregunté: “¿De quién eres hija?”. Ella respondió: “Soy hija de Betuel hijo de Nacor, el hijo que le dio Milca”. Le puse, pues, un pendiente en la nariz, y brazaletes en los brazos. Luego me incliné, adoré a Hashem y bendije a Hashem, Elohim de mi señor Abraham, que me había guiado por un camino recto para tomar la hija del hermano de mi señor para su hijo. Ahora, pues, si estáis dispuestos a hacer misericordia y ser leales con mi señor, declarádmelo; y si no, declarádmelo también, y así sabré qué debo hacer.

Eliezer le pediría una prueba al Eterno con el objeto de cumplir la voluntad de Abraham, y esa petición se la confirmaría el Eterno y con ello demostraría como el Creador, está disponible para los que le buscan.

D)    HASHEM MANIFESTANDOSE A UN PUEBLO

El cuarto ejemplo que traigo a colación no tiene que ver con el Eterno manifestándose ante un gentil, sino un profeta o neví de nombre Yonah, el cual le habla a un pueblo goym o gentil, de la necesidad de arrepentirse, este pueblo de nombre Nínive:

Yonah – Jonas 1:1 Hashem dirigió su palabra a Jonás hijo de Amitai y le dijo: «Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y clama contra ella, porque su maldad ha subido hasta mí».

Nínive de nombre asirio ‘Ninua’, era una importante ciudad asiria, cercana a la actual Mosul en Iraq, fue la más famosa de las ciudades que se encontraban en la sucesión de las residencias de los reyes de Asiria. También fue la última capital de ese reino, y, como tal, fue considerado por escritores griegos como el capital permanente y como equivalente a casi el propio país. Se encontraba en la orilla oriental del Tigris, a lo largo del cual se extiende durante 50 kilómetros, con una anchura media de 20 kilómetros o más desde el río hasta las colinas del este. Toda esta extensa área es ahora una inmensa zona de ruinas. Nínive era un importante punto de paso de las rutas comerciales que cruzaban el Tigris. Ocupaba una posición central en las rutas entre el Mediterráneo y el Índico, uniendo así el Este y el Oeste, recibiendo influencias y riqueza de muchos lugares. Llegó a convertirse en una de las más grandes ciudades antiguas de la historia. Nínive posiblemente significó originalmente la sede de Ishtar, ya que Nina es uno de los nombres de Babilonia de la diosa de Nínive, Ishtar en la mitología mesopotámica era una diosa babilónica del amor y la guerra, de la vida, del sexo, de la fertilidad, y patrona de otros temas menores. Se conocía también con el nombre de Inanna en Sumeria, Anahit en la antigua Armenia (Urartu), Astarté en Fenicia, en Sumeria era conocida como Inanna  y en su zona de influencia cultural en todo el Oriente Medio recibe los títulos honoríficos de Reina del Cielo y Señora de la Tierra.
La historia que estoy comentando se encuentra en el Libro de Jonás – Yonah, y es un libro que a pesar de que esta dentro de los profetas considerados menores, es el único libro que no contiene predicciones, sino que simplemente relata la historia de su héroe.

El libro de Yonah en su primer capítulo trata al respecto del llamado de Hashem a Yonah, para que fuera a reconvenir a Nínive y arrepentirse de su maldad, pero, Yonah se resiste a realizar esa tarea, y en semejanza a otros siervos del Eterno como Moshé –Moisés-, Eliyah –Elías-, Yirmiyahu –Jeremías-, Shaúl –Saul- y otros, que apelaron a posibles razones de incompetencia, debilidad o temor, trató de evitar cargar sobre sus hombros con tal responsabilidad.

El segundo perék –capítulo- Yonah habiendo sido tragado por un gran pez, hace tefilá –rezo- para encontrar el favor del Eterno.

El tercer perék Yonah cuenta el arrepentimiento de Nínive: Hashem se dirigió por segunda vez a Yonah y le dijo: «Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y proclama en ella el mensaje que yo te diré».

Yonah se levantó y fue a Nínive, conforme a la palabra de Hashem. Nínive era una ciudad tan grande, tanto que eran necesarios tres días para recorrerla. Comenzó Yonah a adentrarse en la ciudad, y caminó todo un día predicando y diciendo: «¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!».

Los hombres de Nínive creyeron al Eterno, proclamaron ayuno y, desde el mayor hasta el más pequeño, se vistieron con ropas ásperas. Cuando la noticia llegó al rey de Nínive, este se levantó de su silla, se despojó de su vestido, se cubrió con ropas ásperas y se sentó sobre ceniza. Luego hizo anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, una proclama que decía: «Hombres y animales, bueyes y ovejas, no prueben cosa alguna; no se les dé alimento ni beban agua, sino cúbranse hombres y animales con ropas ásperas, y clamen al Eterno con fuerza. Que cada uno se convierta de su mal camino y de la violencia que hay en sus manos. ¡Quizá el Eterno se detenga y se arrepienta, se calme el ardor de su ira y no perezcamos!».

Vio el Eterno lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino, y se arrepintió del mal que había anunciado hacerles, y no lo hizo.

El cuarto perék nos habla del enojo de Yonah y la lección del Eterno para él.

Es importante notar que el Eterno se manifiesta tanto a los suyos, como a su creación, y por ello cualquier postura religiosa que crea que solo son ellos los merecedores de la atención del Eterno, esta muy lejos de conocer la misericordia de Ribono shel olam- Amo del Universo-.

E)    HASHEM MANIFESTANDOSE A UNA MUJER GENTIL

Recordemos ahora a Agar, la sierva de Sara, la cual fue despedida por Abraham a pedido de Sara, por el comportamiento incorrecto que estaba teniendo, leamos.

Bereshit-Génesis-21:14 Al día siguiente, Abraham se levantó muy de mañana, tomó pan y un odre de agua y se lo dio a Agar. Lo puso sobre su hombro, le entregó el muchacho y la despidió. Ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba. Cuando le faltó el agua del odre, puso al muchacho debajo de un arbusto, se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco, porque decía: «No veré cuando el muchacho muera». Cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó la voz y lloró.

Oyó el Eterno la voz del muchacho, y el ángel de el Eterno llamó a Agar desde el cielo y le dijo: «¿Qué tienes, Agar? No temas, porque el Eterno ha oído la voz del muchacho ahí donde está. Levántate, toma al muchacho y tenlo de la mano, porque yo haré de él una gran nación».
Entonces el Eterno le abrió los ojos, y vio una fuente de agua. Fue Agar, llenó de agua el odre y dio de beber al muchacho. el Eterno asistió al muchacho, el cual creció, habitó en el desierto y fue tirador de arco. Vivió en el desierto de Parán, y su madre tomó para él mujer de la tierra de Egipto.

Se que muchos de los ejemplos ustedes los conocen, pero para mi es importante relacionarlos con la atención que el Eterno le brinda a Su creación, sean hijos o no, y en la medida que tengamos presente esto, nos conduciremos por el mundo en un respeto, misericordia y atención a la humanidad creada por el Eterno.

F)    HASHEM MANIFESTANDOSE EN SUEÑOS A UN MUJER GOY

Hay muchos ejemplos que pudiéramos citar, pero quisiera terminar con una manifestación del Eterno en sueños a la mujer de Pontius Pilatos, el sexto procurador de Yehuda –Juda- del año 26 al 36 de la era común, en el juicio manipulado que le hicieron a rabí Yehoshúa Hamashíaj –el Mesías- (para mayor detalle adquieran la conferencia en Cd de titulo “El juicio manipulado del Mesías”): Matityahu –Mateo-27: 1 Cuando llegó la mañana, todos los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo dispusieron contra Yehoshúa un plan para entregarlo a muerte. Lo llevaron atado y lo entregaron a Poncio Pilato, el gobernador.

Es muy interesante que la forma en cómo llevarían al Mesías sería “atado”, que justamente alude a una frase emblemática en el judaísmo y que forma parte de los rezos diarios que es la “akeda Itzják”, en la cual justamente se recuerda cómo es que Itzják fue atado para ser ofrecido en sacrificio al Eterno. Leamos más adelante:

Matityahu –Mateo-27:15 Ahora bien, en el día de la fiesta acostumbraba el gobernador soltar al pueblo un preso, el que quisieran. Y tenían entonces un preso famoso llamado Barrabás. Reunidos, pues, ellos, les preguntó Pilato: —¿A quién queréis que os suelte: a Barrabás o a Yehoshúa, llamado el Mesías?
(porque sabía que por envidia lo habían entregado). Y estando él sentado en el tribunal, su mujer le mandó a decir: —No tengas nada que ver con ese justo, porque hoy he sufrido mucho en sueños por causa de él.

Pero los principales sacerdotes y los ancianos persuadieron a la multitud que pidiera a Barrabás y que se diera muerte a Yehoshúa.

La mujer de Pilato, tuvo sueños de parte del Eterno en donde le fue revelado que Yehoshúa el Mesías era un tzadik, es decir, un recto, y con este ejemplo notamos como Hashem le placera cumplir sus propósitos ya bien sea con Am Israel –pueblo del Israel- o con gente de las demás naciones.

Nadie tiene el monopolio de Hashem, nadie, y por ello, cuidémonos de pensar que solo a nosotros Hashem nos ve, y aprendamos del consejo que encontramos por Mijah haneví –Miqueas el profeta-: Mijah 6:8 Hombre, él te ha declarado lo que es bueno, lo que pide el Eterno de ti: solamente hacer justicia –hb. mishpat-, amar misericordia –jesed-y humillarte ante tu Elohim.

Ahora lo dicho en complemento por nuestro rabino Yehoshúa:

Matityahu –Mateo-23:23… y dejáis lo más importante de la Ley: la justicia –gr. krisis-, la misericordia y la fe…

En ambos pasukim se incluye la palabra justicia, sin embargo y a mi juicio debería ser más exacta la palabra “juicio” , ya que ambas palabras Mishpat en hebreo y Krisis en griego eso significan, y lo complemento con la necesidad que tenemos todos de aprender a conducirnos por la vida con estos valores, en primer lugar “enjuiciando bien las cosas”, pero no con una perspectiva personal, sino con los “mishpatim” o juicios que aprendemos de las Kitvei Hakodesh, los cuales deben estar desprovistos de cualquier lazo afectivo o sanguíneo, sino en la perfecta equidad que aprendemos del Eterno, y ello acompañado por el Jesed, que vendría a ser el compadecerse de la condición del prójimo.

Soy un convencido que cuando en ciertas áreas de la vida no encontramos salida, o tenemos de continuo fracasos, muy probablemente y en sentido directamente proporcional, algo incorrecto hicimos, de ahí que la justicia es una parte medular del éxito de nuestra vida.

Mishlej-Proverbios-21:21 El que sigue la justicia y la misericordia hallará la vida, la justicia y el honor.

¿Quieres hallar  la vida, la justicia para ti y el honor? Aprende de la Torá y llévala a la práctica.

Conclusion

Rab Shaúl –conocido como Pablo- estando en Atenas, la residencia de grandes filósofos, al compartir sus convicciones lo trajeron al Areópago, el cual era un monte situado al oeste de la Acrópolis de Atenas,  y sede del Consejo que allí se reunía (480 a.e.c. – 425 d.e.c.) Este tribunal controlaba a los magistrados, interpretaba las leyes y juzgaba a los homicidas, y al escuchar a Rab Shaúl declaró.

Guevurot -hechos 17: 22 Entonces Shaúl, puesto en pie en medio del Areópago, dijo:—Atenienses, en todo observo que sois muy religiosos, porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: “Al dios no conocido”. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerlo, es a quien yo os anuncio

Amados, debemos reconocer que el Eterno usa y le puede hablar a las autoridades gentiles, a hombres y mujeres gentiles, y por ello evitemos la soberbia de creer que somos los únicos merecedores de la atención del Eterno, Boré Olam , el Creador de todo lo que existe posará sus ojos no solo en aquellos que conocen de su Torá, sino los que la practican, y para aquellas personas que habiéndoseles impregnado del carácter de Hashem, cumplen lo mínimo esencial, probablemente pudieran ser más justos que uno, que conoce mucho, pero tal vez poco, hacemos.

¡Shabat Shalom!

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Imprimir esta entrada

Sobre Rabino Mijael Avila

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida
x

Check Also

Jánuka

Miketz 29 de Kislev de 5768 09 de Diciembre del 2007 Bereshit / Genesis 41.1-44.17 David ben Najman en honor a su bar Mitzvah Sinagogas Bet Haderej ...