Home > Estudios Bíblicos > 5776 > Ingredientes de lo vano

Ingredientes de lo vano

Introducción

Esta porción de la Torah nos lleva a reflexionar, que el judaísmo se encuentra, no solo dispuesto para aquellos que nacen dentro de un linaje especial, sino también para aquellos que han sido seducidos, identificados e impresionados. Aquellos que se hayan dispuestos a “hacer” lo que la Torah identifica como un modo adecuado de vivir, un modo provechoso, lleno de fortaleza, de sabiduría y prudencia.

Itro es un personaje importante dentro de su pueblo, sin embargo, esto no impide reconocer algo Superior a sus conocimientos, los portentos que escuchó y que quizás a lo lejos vislumbró. Esa columna de fuego que en la obscuridad paseaba en los territorios del desierto.
Esos momentos impactaron en su vida, cambiaron el concepto de la divinidad y su dominio; encontró algo más sólido, más real en que creer.

Tema

El título de este tema tiene la intención de considerar los ingredientes que afectan una solidez en la vida, en el diario quehacer. Ingredientes que probablemente estén presente en nuestros actos, llegando a tener casi la consistencia de algo vano, algo que no puede estar presente de forma dominante en nuestra vida.
Personalmente, siento que soy una persona que lo afectan las cosas vanas, que de repente soy atraído a ellas de manera común. No obstante, cada vez que analizo algo que estoy expresando o haciendo, y sé que es incorrecto, me detengo a considerar que apartado de la Torah la puede sujetar. Y lo digo así, porqué entonces separo mi persona de los hechos y lo juzga mi conocimiento de Torah.
Cuando hago esto, es muy fácil identificar el error, ahora solo tengo que esforzarme a desechar esa acción. Porque de lo contrario, ya estoy juzgado y sentenciado sin ninguna defensa.

La expresión “vano” que trataremos de identificar, no tiene una total relación con vanidad, que en numerosas ocasiones nos encontramos en Mishle / Proverbios. “Vano” tiene su propia personalidad.
Presentaré el pasuk que pertenece a la perashah en cuestión:
Shmot / Éxodo 20:7 No tomarás el Nombre del Señor tu Elokim en vano; porque no dará por inocente el Señor al que tomare Su Nombre en vano.

Esta porción pertenece a las declaraciones que el Eterno entrega a nuestro pueblo.
Permítame hacer una pregunta: ¿Cuándo se puede considerar una situación “vana”?
Es claro que la mezcla del nombre del Eterno con lo vano está prohibido.
Empecemos a ver desde un punto distinto lo “vano”, vamos a una definición de aspecto arquitectónico:
Como elemento arquitectónico, el término “vano” se utiliza para referirse a la distancia entre apoyos de un elemento estructural (como techos o bóvedas). Y de forma más explícita, a ventanas, puertas e intercolumnios.
El objetivo elemental es dejar un hueco abierto en un muro para que pase el aire o la luz
.

Para manejar este concepto de manera didáctica, pondría un ejemplo:
Imaginemos una pared intacta, la cual serviría para protegernos de alguien que está lanzando piedras. ¿Ya la imaginaste? No imagines otra cosa solo esto por favor.
Ahora imagina otra pared pero con muchas ventanas arriba, abajo, en medio.
Las dos son consideradas como pared, ten esto en claro.
¿Cuál crees que tomarías para ocultarte de los proyectiles?

Lo “vano” sería así como algo que se cree sólido pero con mucha vulnerabilidad. La palabra clave en esta definición seria “hueco” o más bien lleno de agujeros.

Veamos ahora la definición del diccionario:
1).-Falto de realidad, sustancia o entidad. Que no tiene razón de ser o que se basa en la imaginación: “alimentaba vanas esperanzas de ser algún día un famoso cantante”.

2).-Hueco, vacío y falto de solidez. Que está vacío o falto de contenido: sus palabras no eran más que vanas promesas que no pensaba cumplir.

3).-Inútil, infructuoso, sin efecto. Que no produce el provecho, resultado o interés adecuado al que era de esperar. Ineficaz.

4).-Sin necesidad, sin razón.

5).-(Fruto de cáscara) cuando su semilla o sustancia interior está seca o podrida aunque no lo parezca.

Para vincular tanto la definición arquitectónica con la del diccionario, me quedaré con la segunda definición: “Hueco, vacío y falto de solidez”.
Agregaré la 5ta definición: “(Fruto de cáscara) cuando su semilla o sustancia interior está seca o podrida aunque no lo parezca”. Ejemplo: una nuez que la partes y no encuentras nada.

Veamos qué tenemos con estas dos posturas:
1.-Una apariencia engañosa
2.-Argumento perforado.
3.-Hueco.

Para transformar todo esto a una idea diría: “Es alguien que intenta argumentar algo, pero sin sustento o validez. Para lograrlo, construyes una versión que tenga apariencia confiable”.

La raíz hebrea que se utiliza para “vano” es Shav, donde la idea principal sería que te ofrecen algo, pero que en realidad solo un bajo porcentaje es verdad. Y todo el porcentaje restante es mentira, ilusión, digamos, probabilidad.
Ejemplo: Te venden un terreno y te dicen que esta escriturado, que tiene agua, que el servicio de agua potable solo lo tienes que conectar. Lo compras y te das cuenta que el terreno si existe pero que todo lo demás es casi imposible que se lleve a cabo.

Empecemos con un ingrediente que acompaña a lo vano:
Shmot / Éxodo 23:1 No admitirás falso rumor. No pongas tu mano con el impío para ser testigo falso.

Aquí la palabra “falso” ocupa la raíz hebrea que estamos explicando. Al parecer, a la persona que le llega un rumor ya está enterado del caso, por lo tanto, ya lo tiene clasificado como falso, vano, sin fundamento. No debe de permitir o admitir que ese rumor prosiga bajo ninguna circunstancia. Se tiene que detener a la persona, a la información y aclararla si es posible. Y si esa persona está bajo tu incumbencia directa, recordarle inmediatamente el siguiente pasuk:
Debarim / Deuteronomio 5:20 No dirás falso testimonio contra tu prójimo.

Aquí la palabra “falso” es la misma raíz que estamos estudiando.

Otro aspecto que acompaña a lo Vano es lo siguiente:
Tehilim / Salmos 12:2 Mentira habla cada uno con su prójimo con labios lisonjeros; con corazón doble hablan.

Aquí la palabra “mentira” ocupa la raíz hebrea. En esta ocasión la acompaña la expresión lisonjero, la cual es una intención disfrazada, bien que lo aterriza el mismo pasuk al decir: “con corazón doble hablan”.
Esta actitud, es un ingrediente que cada vez más se adhiere a lo vano, hasta perder la visión entre lo bueno y lo malo. Deja de respetar, deja de tener límites.
Hasta son capaces de mezclar al Creador con sus fantasías, se atreven a jurar, a hacer alianza de manera fácil:
Hoshea’ / Oseas 10:4 Han hablado palabras jurando en vano al hacer alianza; por tanto, el juicio florecerá como ajenjo en los surcos del campo.

Otro aspecto o ingrediente de lo vano, es que ellos normalmente se buscan, están deleitándose en sus fechorías, están afinando técnicas.
Observa esto de tu círculo de amigos, y si algo así existe, no te juntes con ellos.

En el siguiente pasuk, la expresión hipócrita es la raíz hebrea que estamos estudiando:
Tehilim / Salmos 26:4 No me he sentado con hombres hipócritas, ni entré con los que andan simuladamente.

Veamos el siguiente aspecto, y pongan atención, la palabra “ilusorias” es la raíz hebrea que estamos tratando:
Tehilim / Salmos 31:6 Aborrecí a los que esperan en vanidades ilusorias; mas yo en el Señor he esperado.

A esta clase de personas es necesario aborrecerlas, no compartas tus sonrisas con sus ideas, ni tu tiempo. No es recomendable.
Tehilim / Salmos 24:4 El limpio de manos, y limpio de corazón: el que no tomó en vano mi alma, ni juró con engaño.

Otro aspecto más, veamos:
Tehilim / Salmos 127:1 Canción de ascensión: para Shlomoh. Si el Eterno no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican: Si el Eterno no guardare la ciudad, en vano vela la guarda.

Esta clase de persona asegura que solo su esfuerzo es lo que cuenta, nada más. Se olvidan que el Eterno es la mejor garantía de todas nuestras pertenencias.
Quiero darles un pasuk donde de manera clara, se puede pedir al Eterno, te de fuerzas o capacidad para que te alejes de esta clase de personas.
Pon atención la raíz hebrea, aparece en la expresión “vanidad”:
Tehilim / Salmos 144:10 y 11 Tú, el que da salud a los reyes, el que redime a David su siervo de maligna espada. Redímeme, y sálvame de mano de los hijos extraños, cuya boca habla vanidad, y su diestra es diestra de mentira.

Si tú te alejas de esto vano, en realidad estarás empezando a vivir de manera verdadera.
Fíjate en el siguiente pasuk,donde la expresión vanidad ocupa la raíz hebrea:
Tehilim / Salmos 119:37 Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; avívame en Tu camino.

Conclusión

Lo vano es una construcción de un mundo que satisface a nuestros intereses únicamente. La simulación es su bandera, pero que carece de fundamento, y es capaz de certificarlo con un juramento o alianza no importándole a quien use.
Así que, la confianza de nuestros actos, deben estar basados en el Eterno, en Su Torah, porque el que confía en los hombres, en sus fábulas, sus teorías, sus filosofías; está cercano a la desolación.
Veamos el último pasuk:
Tehilim / Salmos 60:11 Danos socorro contra el enemigo, que vana es la salud de los hombres.

Shabat shalom!

Imprimir esta entrada

Sobre Roé Yoel Martinez

x

Check Also

Olor a Líbano

¿Qué es un olor? Se define como la sensación de recibir un estímulo por el sistema sensorial olfativo. Esta perashah muestra cierto episodio donde el ...