La Usura.

| 23 Iyyar 5769 [16 mayo 2009]

Categoria: Estudios Bíblicos

 En el Monte

 

 

22 de Iyar del 5769
16 de Mayo del 2009
Behar: Vaykrá-Levítico 25:1- 26:2

Roé Yoél Martinez
Roé de las Sinagogas Bet HaDerej
viquezu@hotmail.com

Introducción

 

Vaykrá-Levitico 25:1 Y habló el Eterno a Moshé en el monte de Sinay, diciendo:

Vayedaber Adonay el-Moshé behar Sinay lemor.


Entre los comentarios sobre esta perashá hay uno, a mi parecer, muy interesante, del cual derivan unas preguntas para poder analizarlo mas profundamente, la pregunta numero uno es: ¿Qué hace el tópico de shemitá (liberación a los siete años) junto al concepto del monte de Sinaí?, Pregunta dos ¿acaso no todos los mandamientos fueron enunciados en el Sinaí? Esto deja una conclusión la cual es la siguiente: todo mandamiento o especificación de la Torá es importante y tienen la perfección divina la cual tiene que ser dicha desde el monte Sinaí, para traer en memoria que el Eterno desde ahí, lo expresó.

 

Temas de la Perasha

 

Primera alía (25:1-25:14)
Hashem les da el mandato en relación al año sabático de la tierra, así como el jubileo del año 50.

Segunda alía (25:15-25:18)
Las transacciones comerciales de venta y compra entre pueblo debían considerar el jubileo.

Tercera alía (25:19-25:24)
La promesa de Hashem relacionados con la bendición de abundancia para la cosecha de la tierra en el sexto año, y el mandato de no vender la tierra a perpetuidad.

Cuarta alía (25:25-25:28)
Las instrucciones del rescate de bienes que vendió alguien que empobreció.

Quinta alía (25:29-25:38)
La posibilidad de rescatar hasta el máximo de un año la propiedad que fue vendida en una ciudad amurallada, y en caso contrario el nuevo dueño se la quedaría por siempre, sólo las que no estén en ciudad amuralladas podrán ser redimidas. La prohibición de hacer usura o ganancia con el que empobreció.

Sexta alía (25:39-25:46)
No se deberá tratar como a esclavo al hermano empobrecido, sino como siervo, y dejarlo en libertad al año del jubileo. Comprar como esclavos sólo a gente de otras naciones.

Séptima alía (25:47-26:2)
Si uno del pueblo empobreciere y se vendiera él, o alguien de los suyos a un extranjero, se tendrá la obligación de pagar un rescate por él, para que no sirva de esclavo. Hashem declara que Israel son siervos de El, por cuanto fue El, el que los sacó de Egipto. La prohibición de Hashem, de No hacer y No inclinarse a ídolos, esculturas, estatuas ni piedras pintadas. El mandato de guardar el Shabát


 

Enseñanza

Quiero exponer los pasukim de la perashá que dieron origen al tema en cuestión:

Vaykrá-Levítico 25:35 Y cuando empobreciere tu hermano y apoyare su mano en ti, tú detendrás su caída aunque fuere peregrino o extranjero morador de la tierra, para que pueda vivir junto a ti.

Veji yamuj ajija umatah yado imaj vehejezakta bo ger vetoshav vajay imaj
.
Vaykrá-Levítico 25:36 No tomarás de él lucro ni usura y temerás a tu Elohim, para que pueda vivir tu hermano junto a ti.

Al-tikacjme’ito neshej vetarbit veyareta me’Eloheyja vejey ajija imaj.

Este pasúk concentra su especificación de la usura o cobro de interés sobre un caso específico, y creo que es el más importante. En este caso expone que esta practica de usura no se debe de aplicar a uno de los nuestros, este viviendo cerca de uno, o que este de paso, aun si fuera un converso (extranjero que esta abrazando la Torá.) el cual estuviera en un periodo difícil económicamente y se vean posibilidades de quiebra, su estabilidad económica va de picada y el no puede tener un control sobre esto. Esta persona  ve quien tiene las posibilidades de ayudarle, para poder sostenerlo en ese periodo, durante el cual todo lo que se le otorgue no generara ningún interés, este proceso  del Eterno tiene a bien a enseñar en dos direcciones uno: que el que necesita tiene un derecho, buscar ayuda , tiene que ser inteligente para  auxiliarse de alguien que pueda sostenerlo por ese periodo y  punto dos ,que el ayudador tiene que dar condiciones para que el se sienta cómodo con la ayuda y tenga la tranquilidad de vivir con dignidad, esta  manera inteligente de ayudar a alguien esta sustentado, y  para que se entienda mejor veamos un comentario que encontré en Internet en la pagina “Bible.ort” el cual es el siguiente y a la letra dice: Rabí Yoná dice en el Midrash (Yalcut 665): “No fue escrito: Feliz aquél que da al pobre, sino: feliz es aquél que se porta inteligente con el pobre” (Salmo 41:2). La caridad debe ser practicada con inteligencia y delicadeza, usando respeto y consideración con el humilde y estudiando la manera de dar a cada cual, con el fin de no humillarle.

Así que lo simple seria: prestar sin interés, lo hermoso seria ser inteligente al ayudarlo. Pero lo más importante es que este acto es demostrar que le tenemos temor y reverencia al Eterno.

Veamos un ejemplo más.

Shemot-Exodo 22:25  Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo,  al pobre que está contigo,  no te portarás con él como logrero,  ni le impondrás usura.

 

Si tomares en prenda el vestido de tu prójimo,  a la puesta del sol se lo devolverás.

Este tema es sobre personas de bajo recursos, que viven entre nosotros, el cual tiene una necesidad y pide ayuda y se  le otorga, claro sin que genere ningún interés, pero el que pide siente la necesidad de dejar algo en prenda, acto que habla de una búsqueda de honor y dignidad, acto que no se le debe de obstaculizar, pero se tiene que ser inteligente para devolvérselo, signo de amor a nuestro prójimo. Aquí no solo no se le debe cobrar ningún interés, también se le debe demostrar que le amamos, estando pendiente de sus necesidades.

Ahora quiero que observen los pasukim que presenta Yejezkel -Ezequiel 18 sobre el acto de cobrar interés a los nuestros.

Primera presentación: Yejezkel-Ezequiel 18:5  “El hombre que es justo,  que actúa conforme al derecho y la justicia; que no come sobre los montes ni alza sus ojos a los ídolos de la casa de Israel;  que no viola a la mujer de su prójimo ni se une a la mujer menstruosa; que no oprime a nadie,  sino que al deudor devuelve su prenda;  que no comete robo alguno;  que da su pan al hambriento y cubre con vestido al desnudo; que no presta con interés o con usura;  que retrae su mano de la maldad y practica verdaderamente la justicia entre unos y otros; que camina en mis ordenanzas y guarda mis decretos a fin de actuar rectamente,  este es justo y vivirá, dice El Eterno,  el Señor.

Aquí el obedecer este mandato tiene un equivalente a ser justo, lo que llama mi atención como esta inmerso entre otras recomendaciones tan importantes.

 

Pero sigamos en este mismo perek: Yejezkel-Ezequiel  18:10  “Pero si engendra un hijo ladrón y sanguinario que hace alguna cosa de estas, y no hace las otras,  sino que come sobre los montes,  viola a la mujer de su prójimo, oprime al pobre y necesitado,  comete robos y no devuelve la prenda,  alza sus ojos hacia los ídolos y comete abominación, presta a interés y con usura,  ¿vivirá este?  ¡No vivirá!  Todas esas abominaciones cometió y,  de cierto,  morirá: su sangre caerá sobre él.

Fíjense como el ejercer un interés con uno de los nuestros tiene semejanza a actos tan viles.

Continuemos con el mismo perek. Yejezkel-Ezequiel  18:14  “Pero si este engendra un hijo que ve todos los pecados que cometió su padre,  pero que,  aun viéndolos,  no los imita: no come sobre los montes ni alza sus ojos a los ídolos de la casa de Israel,  a la mujer de su prójimo no viola, no oprime a nadie,  no retiene la prenda ni comete robos,  da de su pan al hambriento y cubre con vestido al desnudo, aparta su mano del pobre  y no cobra interés o usura,  guarda mis decretos y anda en mis ordenanzas,  este no morirá por la maldad de su padre: de cierto vivirá.

No profundizando mucho, entiendo que nadie tiene un pretexto para cobrar un interés a uno de los nuestros, que este acto tiene una gravedad que afecta nuestra vida, que acerca a la muerte.

Veamos las formas en que se debe de ayudar a alguien que esta necesitado: Vaykrá-Levítico 25:37  No le darás tu dinero a usura,  ni tus víveres a ganancia.

Se le debe de ayudar con dinero y víveres y esto queda claro que esta ayuda no debe de generar ningún interés, lo que debe de quedar claro, es que la persona que ayudamos tiene un perfecto fiador que da la cara por él veamos: Vaykrá-Levítico  25:37  No le darás tu dinero a usura,  ni tus víveres a ganancia

Yo El Eterno vuestro Elohim,  que os saqué de la tierra de Egipto,  para daros la tierra de Canaán,  para ser vuestro Elohim.

Sí, el fiador  es el Eterno que te esta garantizando una berajá (bendición) en toda obra de nuestras manos, ¿nos es suficiente o queremos mas? Veamos el sustento: Devarim-Deuteronomio 23:20  Del extraño podrás exigir interés,  mas de tu hermano no lo exigirás,  para que te bendiga El Eterno tú Elohim en toda obra de tus manos en la tierra adonde vas para tomar posesión de ella.

Pero si aun así, se nos ocurriera pensar en alguna forma de cobrarles un interés, a través de una ayuda fuera del dinero y víveres deberíamos de pensarlo dos veces, veamos: Devarim-Deuteronomio 23:19  No exigirás de tu hermano interés de dinero,  ni interés de comestibles,  ni de cosa alguna de que se suele exigir interés.

Anteriormente vimos en los pasukim de Ezequiel que el cumplir este mandato de no cobrar interés a los nuestros es un acto de justicia,  el Tanaj, las sagradas escrituras tienen un aspecto mas que presentar el cual  invita a querer  realizarlo veamos.

 

Tehilim-Salmos 15:1  Eterno,  ¿quién habitará en tu tabernáculo?
 ¿Quién morará en tu monte santo?
El que anda en integridad y hace justicia,
 Y habla verdad en su corazón.
El que no calumnia con su lengua,
 Ni hace mal a su prójimo,
 Ni admite reproche alguno contra su vecino.
Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado,
 Pero honra a los que temen al Eterno.
Quien su dinero no dio a usura,
 Ni contra el inocente admitió cohecho.
 El que hace estas cosas,  no resbalará jamás.

Realizar este acto de no cobrar interés a uno de los nuestros, permite estar más cerca de la divinidad y por lo tanto no resbalara jamás.


 

 

Conclusion

Tener presente este importante mandato es tener en mente siempre a nuestro Creador.

Yejezkel-Ezequiel  22:12  Precio recibieron en ti para derramar sangre; interés y usura tomaste,  y a tus prójimos defraudaste con violencia.  ¡Te olvidaste de mí!,  dice El Eterno,  el Señor.

 

 

 ¡Shabat Shalom!

 

 

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Etiquetas: ,

Categoria: Estudios Bíblicos

Acerca del autor ()

Comments are closed.

Siguenos en:

Facebook Bet Haderej Twitter Bet Haderej Flickr Bet Haderej You Tube Bet Haderej Feedburner Bet Haderej Scribd Bet Haderej Wordpress Bet Haderej