Home > Estudios Bíblicos > La vida de Noaj-Noé.

La vida de Noaj-Noé.

Introducción.

En esta semana leemos la segunda perashá del año, y a pesar de que comente que en este ciclo nos enfocaríamos con la ayuda del Eterno en los mitzvot –mandamientos-, no será posible por cuanto la porción que abarca la perashá hashavua no incluye mitzvá alguna, de ahí que, si me permiten, abordaremos la vida de un personaje del cual sin duda tenemos mucho por aprender, y que más allá de las especulaciones que se pudieran suscitar a partir de prestar atención en lo que la tradición judía se encuentra, en su aparición bíblica tiene mucho por ofrecernos, y si me permiten, compartiré el tema: “La vida de Noaj”.

Enseñanza.

EL Perék –capítulo- 5 del Libro de Bereshit, contiene la genealogía de Adam y su descendencia en la línea de su hijo de nombre Shet, de la cual es la siguiente:

ADAM

Shet –Set-

Enosh-Enós-

Keynan-Cainán-

Mahalalel

Yered-Jared-

Janoj -Enoc-

Metushelaj –Matusalén-

Lemej-Lamec-

NOAJ.

Si hemos leído con detenimiento el perék 5, nos damos cuenta que no fueron los únicos descendientes, como lo indica en los pasukim 4, 7, 10, 13, 16, 19, 22, 26 y 30, que engendraron hijos e hijas, así que las Kitvei Hakodesh no es exhausta en tratar a los personajes y sus descendientes, sino solo nos informa de vidas que tendrán una enseñanza y por lo tanto una trascendencia para nosotros, por ello la vida de Noaj es importante considerarla, más allá que aquellos personajes que no aparecen en la Biblia, pero que la tradición judía habla de ellos y de sus hechos, y en Bet Haderej consideramos que si el Eterno se tomó la molestia de dejarnos esos eventos y no nos narró otros, es debido a la importancia que Él les asignó, y aunque hay personas cuyo objetivo va a ser, lo desconocido, el misterio, lo místico, está bien para ellos, pero concentrémonos en lo que para el Eterno fue lo importante, que es lo evidente, lo escrito en las Sagradas Escrituras.

Noaj significa “descansar” y proviene de Nujá que alude a un lugar de descanso, su padre Lemec tendría la esperanza de que la intervención de Noaj en el mundo ayudaría a descansar el trabajo que el hombre realizaba:

Bereshit-Génesis 5:29 y llamó su nombre Noaj, diciendo: Este nos aliviará de nuestras obras y del trabajo de nuestras manos, a causa de la tierra que Hashem maldijo.

Dice la tradición que en aquel entonces, trabajaban para sembrar la tierra cada 40 años, y que aparentemente Noaj habría inventado el arado y con ello facilitado la labor. Noaj tuvo hermanos, de los cuales en la Torá no hay referencia:

Bereshit-Génesis 5:30 Y vivió Lamec, después que engendró a Noé, quinientos noventa y cinco años, y engendró hijos e hijas.

Noaj tuvo tres hijos que le acompañarían en la travesía en el arca, conocida en hebreo como Tebá, y aunque el nombre de su esposa no se registra en la Torá –instrucción- de Hashem, su esposa según la tradición era de nombre Naamá, cuyo significado implicaba que tenía un comportamiento agradable:

Génesis 5:32 Y siendo Noaj de quinientos años, engendró a Shem, a Jam y a Yefet.

Un perék adelante, es decir en el 6, se registra la decadencia de la generación previa al mabúl, que es como se le conoce al Diluvio:

Bereshit-Génesis 6:1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Elohim que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Y dijo El Eterno: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Elohim a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

Cuenta la tradición que eran hombres muy altos, tanto, que cuando Noaj les hablo del mabúl, pensaban que podían resistirlo por cuanto no les llegaría a la cabeza, cuentan los midrashim-relatos de tradición oral- que podían arrancar con facilidad un hombre podía arrancar con facilidad los árboles.

Bereshit-Génesis 6:5 Y vio El Eterno que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió El Eterno de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo El Eterno: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. Pero Noaj  halló gracia ante los ojos de El Eterno

Cuenta la tradición en los midrahsim, que la vida en tiempo de Noaj, aún era muy parecida a lo que experimentaron Adam y Javá en el Gan Eden –Huerto del Eden-, dice el Midrash Rabá, que los hijos eran concebido y nacían en el mismo día, tenían la posibilidad de caminar y hablar inmediatamente, y que no morían nunca antes que los padres, no experimentaban ninguna clase de dolor, no vivían cambios de temporadas climáticas dado que no había variación de estaciones, siendo un clima primaveral suave y placentero y no fue sino debido a esos beneficios que pensaron que no necesitaban del Eterno.

Cuenta la tradición que esa clase de hombres fue diferente a las generaciones que le siguieron al mabúl –diluvio- ya que pudieron vivir cientos de años.

¿Cuáles fueron los pecados de esa generación? En el Midrásh Bereshit Rabá 31.6 dice que los pecados de esa generación fueron básicamente la idolatría, el derramamiento de sangre y la inmoralidad. Fue como consecuencia de esas transgresiones que El Eterno decidió acabar con el mundo a través de esta inundación, y le ordenó a Noaj construir la tebá dándole instrucciones precisas:

Bereshit-Génesis 6:9 Estas son las generaciones de Noaj: Noaj, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Elohim caminó Noaj. Y engendró Noaj tres hijos: a Shem, a Jam y a Yefet.. Y se corrompió la tierra delante de Elohim, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Elohim la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Dijo, pues, Elohim a Noaj: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra. Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera. Y de esta manera la harás: …

En el Talmud, Sanhedrin 56ª dice “nuestros rabinos enseñaron: siete preceptos se les dio a los hijos de Noaj: Las leyes sociales (establecimiento de cortes), no blasfemar, no idolatría, no adulterio, no derramamiento de sangre, no robo y no comer carne cortada de un animal vivo.

El tiempo que le tomaría a Noaj acabar con la construcción de la tebá, sería de 120 años, en el cual, la humanidad tendría tiempo de arrepentirse y desde luego, como lo registra, el pasuk 9 de éste perék, Noaj, seguiría su camino Ta’amim es decir prefecto, sin tacha, como lo registra la Torá, (1 Shimeón – Pedro 3:20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Elohim en los días de Noaj, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua)  y aunque le da el adjetivo de Tzadik –recto-, la tradición enseña que era recto pero con respecto a su generación, situación que vendría a mi juicio a traer un descrédito al término tzadik, por qué si lo tomamos como veraz, deberíamos entonces considerar ese término en base a sus contemporáneos de vida, y aunque lo respeto, no es algo que encuentre razón en el concepto que la Biblia usa para las personas que se conducen intachables ante el Eterno, hecho demostrado en la obediencia de años que tuvo para con Hashem:

Bereshit-Génesis 6:22 Y lo hizo así Noaj; hizo conforme a todo lo que Elohim le mandó.

Otros ejemplo:

Bereshit-Génesis 7:1 Dijo luego El Eterno a Noaj: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.

Bereshit-Génesis 7:5 E hizo Noaj conforme a todo lo que le mandó El Eterno.

Habiendo leído que Noaj, fue llamado justo y que era obediente, pero no un tzadik según la tradición en toda la extensión de la palabra, consideremos que más adelante, Noaj es comparado con Yob, y con Daniel, que en el caso del último fue un conocedor y prácticante de la Torá:

Yejezkel 14:12 Vino a mí palabra de El Eterno, diciendo: Hijo de hombre, cuando la tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre ella, y le quebrantare el sustento del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella hombres y bestias, si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noaj, Daniel y Yob, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice El Eterno el Señor. Y si hiciere pasar bestias feroces por la tierra y la asolaren, y quedare desolada de modo que no haya quien pase a causa de las fieras, y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice El Eterno el Señor, ni a sus hijos ni a sus hijas librarían; ellos solos serían librados, y la tierra quedaría desolada. O si yo trajere espada sobre la tierra, y dijere: Espada, pasa por la tierra; e hiciere cortar de ella hombres y bestias, y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice El Eterno el Señor, no librarían a sus hijos ni a sus hijas; ellos solos serían librados. O si enviare pestilencia sobre esa tierra y derramare mi ira sobre ella en sangre, para cortar de ella hombres y bestias, y estuviesen en medio de ella Noaj, Daniel y Yob, vivo yo, dice El Eterno el Señor, no librarían a hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían solamente sus propias vidas.

Por lo cual así ha dicho El Eterno el Señor: ¿Cuánto más cuando yo enviare contra Jerusalén mis cuatro juicios terribles, espada, hambre, fieras y pestilencia, para cortar de ella hombres y bestias? Sin embargo, he aquí quedará en ella un remanente, hijos e hijas, que serán llevados fuera; he aquí que ellos vendrán a vosotros, y veréis su camino y sus hechos, y seréis consolados del mal que hice venir sobre Jerusalén, de todas las cosas que traje sobre ella. Y te consolarán cuando viereis su camino y sus hechos, y conoceréis que no sin causa hice todo lo que he hecho en ella, dice El Eterno el Señor.

Por todo lo anterior, espero que quede claro que Noaj, si pudo ser un tzadik aún con lo que elementalmente tuvo que guardar.

El Perék 7 registra los sucesos del Mabúl: Bereshit-Génesis 7:11 El año seiscientos de la vida de Noaj, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas,

Bereshit-Génesis 7:13 En este mismo día entraron Noaj, y Shem, Jam y Jafet hijos de Noaj, la mujer de Noaj, y las tres mujeres de sus hijos, con él en el arca;

Según la tradición, la generación previa al mabúl se decidió por el mal (Bereshit-Génesis 6:5) y por lo tanto  Ribono Shel ‘Olam, el Creador de todo lo que existe, cambio el designio de vida de las generaciones posteriores hasta 120 años, su fuerza menguó y desde luego su condición de vida se vio afectada.

Bereshit-Génesis 7:23 Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra, y quedó solamente Noaj, y los que con él estaban en el arca.

Ustedes recordarán que subirían a la Tebá 7 parejas de animales puros y 2 parejas de animales no puros, los cuales se salvarían de la debacle de la tierra.  Preguntan los rabinos ¿de dónde aprendemos que Hashem nos enseña a hablar correctamente? de la cita “De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra.” (Bereshit 7:2), de la cual se dirige cortésmente a la designación de los animales, en donde en lugar de decir: “Mas de los animales impuros…”, se refiere a ellos como “mas de los animales que no son limpios”, enseñándonos con ello que cualquier apelativo incorrecto denotaría a una persona como vulgar.

No obstante el tema de la vida de Noaj, no abordaré los detalles del Mabúl para concentrarme enteramente en Noaj, en el capítulo 9 dice que fueron de la descendencia de sus hijos, los que poblaron nuevamente la tierra:

Bereshit-Génesis 9:19 Estos tres son los hijos de Noé, y de ellos fue llena toda la tierra.

Por lo anterior, todas las razas existentes tendrían su genealogía hasta Noaj, que evidentemente fue un descendiente de Adam.

Noaj planto una viña y se esmero con ese trabajo, que según el midrash, su deseo era recuperar los 25 cm. aproximados que se habían perdido en el mabúl:

Bereshit-Génesis 9:20 Después comenzó Noé a labrar la tierra, y plantó una viña;

Como consecuencia de la viña, Noaj se embriaga y vive un episodio que a la postre Cam su hijo menor, cometería un acto inmoral con su padre:

Bereshit-Génesis 9:21 y bebió del vino, y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda. Y Jam, padre de Ke’enán, vio la desnudez de su padre, y lo dijo a sus dos hermanos que estaban afuera. Entonces Shem y Yefet tomaron la ropa, y la pusieron sobre sus propios hombros, y andando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre, teniendo vueltos sus rostros, y así no vieron la desnudez de su padre.  Y despertó Noé de su embriaguez, y supo lo que le había hecho su hijo más joven,

 La implicación de la frase “vio la desnudez de su padre”, pudiera interpretarse como un hebraísmo en el sentido sexual, por otras alusiones escriturales, pero, la tradición dice que lo que sucedió es que Jam, deseaba impedir a toda costa el nacimiento de un cuarto hijo y castro a su padre. Este caso da para mucho de que comentar, pero por favor, permítanme dejarlo para otra ocasión.

Si uno desea conocer la genealogía desde Adam, pasando por Noaj, lea por favor 1 Crónicas o Dibrei Hayamim perék 1.

LOS TIEMPOS FINALES

Noaj fue un ejemplo a seguir, ¿por qué? Por cuanto vivió en tiempos difíciles y aún así, se mantuvo al margen de su entorno corrupto, y aún en la Emuná –Fe- puesta en el Eterno debería ser un modelo a seguir para nosotros:

Hebreos 11:7 Por la fe Noé, cuando fue advertido por Elohim acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.

Noaj y HaMashíaj  -el Mesías- tienen en común, que del segundo en su genealogía sería usada la vida de Noaj, a través de su hijo Shem, para denotar su linaje:

Lucas 3:36 hijo de Cainán, hijo de Arfajad, hijo de Shem, hijo de Noé, hijo de Lamec,

Yehoshúa Melej Hamashíaj –rey y mashíaj- uso los tiempos que Noaj vivió, los cuales son representativos de la decadencia que vivirá la humanidad previo al advenimiento del Mashíaj:

Matityahu- Mateo 24: 36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mas como en los días de Noaj, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noaj entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Lo cual para todos nosotros debería ser un llamado; los tiempos que vivimos no son fáciles, pero debemos considerar que el final se acerca, ya bien sea a nivel humanidad, o personal por la muerte, y por ello consideremos nuestro comportamiento, ya que aún el Eterno es justo, y no pensemos que escaparemos del justo pago a nuestras obras, aún como lo hizo con la generación de Noaj:

2 Shimeón-Pedro 2:5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noaj, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos;

¡Examinemos nuestra vida!

Conclusión.

Para terminar en esta ocasión con la vida de Noaj, solo quisiera resaltar que su vida incluso ha sido usada para refrendar el pacto de Hashem con Israel, y aunque haya religiones que creen que el Eterno de Israel, cambió de pueblo y que ahora son los gentiles, tristemente ello es producto de la ignorancia, y usando a Noaj para demostrarlo, podemos leer con detenimiento el capítulo 54 del libro de Yeshaya -Isaías, en donde se ve refrendado el pacto con Israel de parte del Eterno, empleando la validez de su palabra para con Noaj:

Yeshaya-Isaías 54:9 Porque esto me será como en los días de Noaj, cuando juré que nunca más las aguas de Noaj pasarían sobre la tierra; así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reñiré.

¿Qué tan importante es Noaj en la torá como para traerlo a colación en una profecía que tiene que ver con el tiempo mesiánico? Un principio del judaísmo enseña que una mitzvá nos llevará a otra de mayor tamaño y compromiso, entendamos con ello que para los no judíos o gentiles el cumplir el mínimo indispensable, es decir, los siete preceptos de Noaj, necesariamente llevará a la persona a buscar más de la Torá, de tal forma que habrá necesidad de allegarse a Israel para conocer y tener parte en el pacto que a la vez nos hace merecedores de la instrucción del Eterno plasmada en la Torá y por consecuencia al Mashiaj-Mésias.

Si bien es cierto que estamos viviendo tiempos semejantes a los días de Noaj en los que la idolatría, el derramamiento de sangre y la inmoralidad; son conceptos muy comunes en la sociedad a nivel mundial, la pregunta es ¿tú qué papel estás jugando? Cada inicio de siclo de lectura de Torá es una oportunidad más para que en el repaso de la instrucción divina identifiquemos que necesitamos mejorar en nuestra relación con el Santo Bendito Es. Mi invitación para ti, que lees este estudio es que así como Noaj, comienza hallar gracia a los ojos del Eterno y marca la diferencia en tu generación.

¡Shabát shalom!

 

Copyright © 1993 – 2010 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Imprimir esta entrada

Sobre Rabino Mijael Avila

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida
x

Check Also

El Decreto del Diluvio

Noaj 1 de Jeshvan de 5768 13 de Octubre del 2007 Bereshit / Genesis 6.9-11.32 Moshe Romero Abarca Sinagoga Bet Haderej Introducción Bereshit 6:9 Eleh toldot Noaj ...