Home > Estudios Bíblicos > Los milagros en nuestro pueblo

Los milagros en nuestro pueblo

Aparecí

1 de Shevat de 5764
24 de Enero 2004
Shemot / Exodo 6:2-9:35

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej
mijaelavila@hotmail.com

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej
mijaelavila@hotmail.com

Introducción

Exodo 6:2 Y habló Di-s a Moisés y le dijo: Yo soy el Eterno. 3 Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre Hashem no me di a conocer a ellos.

Shemot 6:2 Vayedaber Elohim el-Moshe vayomer elav ani Adon-i. 3. Va´era el-Avraham el-Yitzjak ve el-Yaacob be´El Shaday ushmi Adon-i lo nodati lajem

La semana pasada comenzamos la lectura del libro de Shemot, que en el hebreo significa “nombres“, al español encontramos el nombre del libro como Exodo, según el diccionario ésta palabra denota “la salida de un pueblo”, en este libro comienza la narrativa no nada más de la salida de nuestro pueblo, sino la historia de uno de los hombres mas grandes de nuestra historia: Moshé.

Los milagros son tema de resaltar en este libro y tienen la particularidad de que son vistos por mucha gente, increíblemente muchos de los milagros que el Eterno hará por mano de Moshé, serán imitados por los hechiceros de Faraón, por lo que podemos notar que será siempre importante la capacidad de discernir el origen de los milagros, y esta capacidad es necesaria ejercitarla, ya que de otra manera podremos ser victimas de engañadores que busquen cambiar la gloria que se le brinda a Hashem.

2 Tesalonicenses 2:7 Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. 8Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; 9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de HaSatan, con gran poder y señales y prodigios mentirosos.

Temas de la Perasha

Primera aliá (6:2-6:13) Eloh-m le pide a Moshé que les diga a los hijos de Israel, que el Eterno los sacara de debajo de las tareas pesadas y los tomara como pueblo. Pero los hijos de Israel no lo escuchan a causa de la congoja de espíritu, y de la dura servidumbre. Y Eloh-m habla nuevamente a Moshé y Aaron y les dio mandamiento para los hijos de Israel y para Faraón rey de Egipto.

Segunda aliá (6:14-6:28) Se explica la genealogía de Moshé y Aarón.

Tercera aliá (6:29-7:7) Eloh-m habla nuevamente a Moshé y le dice que vaya a Faraón y le diga todas las cosas que el le ha dicho, Moshé teme por la torpeza de sus labios. Eloh-m le dice que Aarón será su profeta. Eloh-m explica a Moshé como se endurecerá el corazón de Faraón y como multiplicara sus señales y maravillas, para que sepan los egipcios que el es, el Eterno quien los saco de Egipto. E hizo Moshé y Aarón como Eloh-m les mandó.

Cuarta aliá (7:8-8:6) Habló Eloh-m a Moshé y a Aarón, diciendo: que Faraón pedirá muestra de el milagro. Moshé y Aarón muestran el milagro echando la vara de Aarón frente de Faraón convirtiéndola en culebra, Faraón pide a sus hechiceros que hagan lo mismo y así hacen sus hechiceros, pero la vara de Aarón se come a las de los hechiceros. El corazón de Faraón se endurece y no los escucha, como Eloh-m les había dicho.

Eloh-m le pide a Moshé que con la vara de Aaron la extienda en las aguas de Egipto para que hubiera sangre en toda el agua de Egipto, pero los hechiceros de Faraón decidieron la obra de Eloh-m y el corazón de Faraón se endureció. Por tanto Eloh-m envía otra plaga a Egipto la plaga de las ranas.

Quinta aliá (8:7-8:18) Los hechiceros hicieron lo mismo con sus encantamientos e hicieron venir ranas sobre la tierra de Egipto, entonces Faraón llamó a Moshé y Aarón y pide que oren a Eloh-m para que quite la plaga, prometiendo dejar ir a el pueblo de Eloh-m, Moshé ora a Eloh-m tocante a la plaga que había mandado y murieron las ranas, pero viendo Faraón que le había dado reposo se endureció su corazón y no los escuchó, como Eloh-m lo había dicho. Entonces Eloh-m dijo a Moshé: Di a Aarón. Extiende tu vara golpeando el polvo de la tierra para que se vuelva piojos por todo el país de Egipto. Y ellos lo hicieron así, pero los hechiceros de Faraón hicieron también sus encantamientos y hubo piojos en animales y hombres.

Sexta aliá (8:19-9:16) Entonces los hechiceros dijeron a Faraón dedo de Eloh-m es éste. Pero el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó, como Eloh-m lo había dicho. Por tanto Eloh-m envía a Moshé y a Aarón con nuevas plagas: La plaga en el ganado, la plaga de úlceras.

Séptima alía (9:17-9:32) Eloh-m envía a Moshé y a Aarón que extienda la vara hacia el cielo para desatar la plaga de granizo en toda la tierra de Egipto. Solamente en la tierra de Gosen donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo.

Enseñanza

En el judaísmo tradicional, y por causa de los milagros hechos por Yehoshua Hamashiaj, se tienen a los milagros con una estima poco favorable, ya que detrás de los milagros ejercidos, esta la desacreditación de la obra de Mashiaj, sin embargo, los milagros en nuestro pueblo, siempre han estado presentes, y precisamente Moshé fue el más grande hacedor de milagros que se registran en la Biblia.

Debarim 34:10 Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido Hashem cara a cara; 11nadie como él en todas las señales y prodigios que Hashem le envió a hacer en tierra de Egipto, a Faraón y a todos sus siervos y a toda su tierra.

En el diccionario encontramos la siguiente definición: Milagro: Hecho sensible superior al orden natural, producido por Dios; Suceso o cosa rara, extraordinaria y maravillosa.

Moshé fue utilizado por Hashem para manifestar milagros, con el objeto de conmover a su pueblo de regresar a El. Y por supuesto, convencer con evidencia a Faraón de que los dejará ir.

Salmos 135:8 El es quien hizo morir a los primogénitos de Egipto,Desde el hombre hasta la bestia. 9 Envió señales y prodigios en medio de ti, oh Egipto, Contra Faraón, y contra todos sus siervos.

Los milagros en la historia de nuestro pueblo, ha sido una evidencia que Hashem nos dio para demostrarnos su poder.

¿Por qué es necesario compartir al respecto de los milagros? En el Brit Jadashá -Pacto Renovado- nos encontramos que grandes señales y prodigios se presentarán en los postreros días y que aún a los escogidos engañarán, por lo que debemos estar alertas a identificarlos.

Mateo 24:24 Porque se levantarán falsos Mesías, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

De ahí que la apreciación del judaísmo tradicional, no está del todo errónea, sin embargo, en lo que no es correcta, es que no se puede descartar la mano de Hashem detrás un milagro, solo por cuanto algunos milagros no proceden de El. Es como comer determinado alimento y saber que alguien no le sentó bien y por eso abstenerse de comerlo, y es que la causa pudo haber sido que tenía la persona un problema estomacal como gastritis, lo cual hizo que le enfermara, sin embargo, ese hecho no descartaría el ingerirlo.

Con los milagros que se pueden obrar, no debemos descartarlos apriori, sin embargo, al igual que en el burdo ejemplo anterior debemos tener sumo cuidado en ellos.

Conforme se acerque la llegada de Mashiaj, las señales prodigios y milagros se harán más comunes, ya que la profecía de Yoel – Joel- se hará realidad

Hechos 2:16 Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: 17 Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; 18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.
19 Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales abajo en la tierra, Sangre y fuego y vapor de humo;
Los milagros que Hashem ha hecho, fueron utilizados para convencer a nuestro pueblo de la existencia de Hashem, por favor lee con detenimiento los siguientes pasukim: Deuteronómio 4:34 ¿O ha intentado Dios venir a tomar para sí una nación de en medio de otra nación, con pruebas, con señales, con milagros y con guerra, y mano poderosa y brazo extendido, y hechos aterradores como todo lo que hizo con vosotros Hashem vuestro Dios en Egipto ante tus ojos? 35 A ti te fue mostrado, para que supieses que Hashem es Dios, y no hay otro fuera de él. 36 Desde los cielos te hizo oír su voz, para enseñarte; y sobre la tierra te mostró su gran fuego, y has oído sus palabras de en medio del fuego.

Esta forma de actuar de parte de Hashem, no ha cambiado, ya que debido a la dureza del corazón del hombre, los milagros los manifiesta con el objeto de que vuelvan a El. Veamos el siguiente ejemplo : Juan 4:46 Vino, pues, Yehoshua -Jesús- otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había en Capernaum un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo. 47 Este, cuando oyó que Yehoshua había llegado de Judea a Galilea, vino a él y le rogó que descendiese y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir. 48Entonces Yehoshua le dijo: Si no viereis señales y prodigios, no creeréis. 49El oficial del rey le dijo: Señor, desciende antes que mi hijo muera. 50Yehoshua le dijo: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Yehoshua le dijo, y se fue. 51Cuando ya él descendía, sus siervos salieron a recibirle, y le dieron nuevas, diciendo: Tu hijo vive. 52Entonces él les preguntó a qué hora había comenzado a estar mejor. Y le dijeron: Ayer a las siete le dejó la fiebre. 53El padre entonces entendió que aquella era la hora en que Yehoshua le había dicho: Tu hijo vive; y creyó él con toda su casa. 54Esta segunda señal hizo Yehoshua, cuando fue de Judea a Galilea.

Este oficial se presento delante de rabi Yehoshua, para solicitarle la sanidad de su hijo, y Mashiaj -Mesías-, al conocer la condición del hombre con una frase, perfectamente ilustra lo que les escribía anteriormente: “Si no viereis señales y prodigios, no creeréis” esto aparece en el pasuk 48. El Eterno se manifiesta, sin embargo aún así, está en el hombre creerle o no, pero en gran medida los milagros que vienen del Eterno se dan, para que el hombre haga Teshuvá -arrepentimiento- para con Hashem.

A ciudades enteras Hashem se manifiesta de esta manera, con el objeto de llevarlos a El. Leamos lo dicho por Yehoshua Hamashiaj -Jesús el Mesías-: Mateo 11:20 Entonces comenzó a reconvenir a las ciudades en las cuales había hecho muchos de sus milagros, porque no se habían arrepentido, diciendo: 21¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en vosotras, tiempo ha que se hubieran arrepentido en cilicio y en ceniza. 22Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón, que para vosotras. 23Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy.

Como ya hemos leído, si bien es cierto, los milagros son utilizados para que la gente se arrepienta y busque a Hashem, éstos no son garantía de que se vuelvan a Hashem, leamos lo escrito en el evangelio: Mateo 17:11 Yendo Yehoshua a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. 12Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos 13y alzaron la voz, diciendo: ¡Yehoshua, Maestro, ten misericordia de nosotros! 14Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. 15Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. 17Respondiendo Yehoshua, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? 18¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? 19Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Así, como este hombre que fue sano de la lepra creyó, otros nueve no lo hicieron, y esto nos da muestra de que mucha gente creerá por ver los milagros, sin embargo, si tomamos como parámetro de referencia éste hecho, apreciaremos que probablemente el noventa por ciento de la gente, aun viendo, no creerán. Esto nos demuestra, el lugar que deben tener los milagros, y cuidarnos de exaltarlos, ya que debemos ponerlos en su justa dimensión.

Los milagros, las señales y los prodigios, acompañaron a los creyentes, y fueron utilizados para confirmar sus palabras, con el objeto de que la gente se volviera a Hashem.

Hebreos 2:4 testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

Hechos 5:12 Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón.

Romanos 15:19 con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Mashiaj.

Por lo que lejos de descartarlos, debemos estar alertas, esperando que Hashem, nos utilice como instrumentos útiles, para que por nuestras manos se obren milagros. Si está en tu corazón ser usado de tal manera, debes tomar como ejemplo a los seguidores de Mashiaj, orando como ellos lo hicieron al Padre.

Gevurot 4:29 Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, 30 mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Yehoshua.

Conclusión

Yo creo, que habrá gente que será y es utilizada para obrar milagros y llevar gloria al nombre de Hashem, sin embargo, de ninguna manera será garantía de que ellos verdaderamente sean hijos de Hashem.

Mateo 7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Ya por último, mucha gente se pregunta, por que en su sinagoga, o en su congregación, o en su entorno, no hay milagros, y parte de la respuesta sería, debido a la incredulidad, en los tiempos de Mashiaj, aun por causa de ella, se veían impedidos los milagros, leamos a continuación: Mateo 13:53 Aconteció que cuando terminó Yehoshua estas parábolas, se fue de allí. 54Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? 55¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? 56¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? 57Y se escandalizaban de él. Pero Yehoshua les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa. 58 Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.

Así que si deseas ver o ser usado en milagros, debemos cuidarnos de creer que verdaderamente Hashem puede hacerlos, y más aún, usarnos.

Te invito a que medites en el siguiente pasuk – versículo- y que observes el que Hashem establece en medio de la kehila, que significa literalmente congregación, y espera el tiempo en el que El, transforme a sus llamados.

1 Corintios 12:28 Y a unos puso Dios en la kehila, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.

¡Shabbath Shalom!

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados

Imprimir esta entrada

Sobre Rabino Mijael Avila

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida
x

Check Also

¿Un simple ruego?

Introducción. La opresión de los egipcios se multiplica sobre nuestro pueblo, sus ruegos y querellas son el pan de cada día, el Bendito sea Su ...