Home > Estudios Bíblicos > 5772 > Madera de acacia

Madera de acacia

Introducción.

Un momento grandioso nos otorga el Eterno al permitirnos la oportunidad de proporcionar materiales para la elaboración del Mishkán / Tabernáculo, la lista de los materiales son variados, medidas y números son especificados, misterios se generan de estos parámetros, seguramente nuestra mente e intelecto no alcanza a ver todo lo que esta establecido en cada uno de los espacios que iban a existir; aparte de regalarnos la oportunidad de proporcionar los materiales nos da la capacidad en algunos hombres para que tengan el sentido artístico de la elaboración, el pueblo de manera esplendida deja su corazón en cada material, lo mas apreciado es dado con la esperanza de agradar al Creador, aún mas.

Según comentarios de Ramban [z”l], esta perashah tiene escondidos secretos cabalísticos de mucha profundidad, siendo aplicables a la vida. Otro comentario expresa que el Mishkán fue creado para dar continuidad a la manifestación y revelación de la divinidad de Elokim que hubo en el monte Sinai durante la entrega de las Diez declaraciones.

Enseñanza.

Para dar inicio a esta perashah citaremos el pasúk que nos da motivo para este tema:
Shemot / Éxodo 25:5 pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia,

Algunas traducciones de las Escrituras cambian el tipo de madera, en vez de traducir: “Acacia” traducen “Cedro”, y este tema tiene también la intención de aclarar que no tiene nada que ver la madera de cedro en este asunto del Mishkán.
La raíz hebrea shitá se usa para este tipo de madera, la cual es más conocida como: shittím plural de la misma raíz, que en algunos casos la traducen como varas; probablemente su origen sea en base a la raíz: Shotét la cual tiene una relación muy cercana con la raíz Shita que da a entender lo siguiente: flagelar; aguijón, aguijada, como dando a entender que con las varas se puede flagelar.
De lo anterior podemos deducir que el árbol que produce esta madera tiene la característica de tener muchas ramas alargadas, pero la raíz Shotet nos indica también un aguijón, con lo cual deducimos que estas ramas cuentan con espinas, y precisamente por las espinas recibe el nombre de acacia que proviene de la expresión griega ‘akis’, que significa punta; característica que el cedro no tiene.

Las especies con estas puntas o espinas proceden de África, habituales en terrenos secos y áridos. En cambio, la variedad ‘saligna’, llamada así por su parecido al sauce, es originaria de Australia y suele carecer de espinas.
Suele rebasar los 3 metros de altura hasta los 8 como máximo, aunque otras especies de acacias (también llamadas mimosas) pueden llegar hasta los 30 metros de alto. Sus hojas lanceoladas son de color verde claro y pueden ser de hasta 25cm. de longitud. Suelen estrecharse en la base y en la punta, con un nervio central muy marcado.
En las ramas se generan racimos muy profusos, de globos color amarillo intenso que ofrecen bellos paisajes.

Imagínense que sus hojas miden 25cm, cuanto medirá sus ramas, lo cual me trae a memoria el siguiente pasúk donde habla de varas, quizás dando referencia a una de clara características de este árbol:
Shemot / Éxodo 27:6 Harás también varas para el altar, varas de madera de acacia, las cuales cubrirás de bronce.

Actualmente la acacia es uno de los árboles más habituales en la decoración de jardines y parques. Existen numerosas variedades de este árbol leguminoso y de hoja perenne, que se caracteriza por su frondosidad, su espectacular colorido y las espinas que recubren sus ramas.
Acacia es un género de arbustos y de árboles pertenecientes a la familia Fabaceae y subfamilia Mimosoideae, aunque también se conoce vulgarmente con el nombre de “Acacia” a muchos árboles leguminosos de otros géneros.
Existen unas 1.300 especies en el mundo, unas 950 especies proceden de Australia.

Quiero exponerles un comentario muy interesante que Rashi de bendita memoria. trae y nos expone el origen de la acacia dentro de nuestro pueblo, veamos: “Ya’akov abinu sabiendo con profecía que en el futuro sus hijos construirían un santuario portable en el desierto, plantó árboles de acacia en Egipto y encomendó a sus hijos que cuando salieran libres de la esclavitud los llevaran con ellos”.
Según los historiadores, en Egipto existían estos árboles los cuales eran considerados como sagrados, ya que para ellos simboliza la inmortalidad del alma. Los textos de las pirámides hablan que el niño Horus surgió de una Acacia.

Suena interesante saber que el árbol de acacia ya gozaba de esta apreciación y fuera tomado en cuenta por el Eterno como material para la construcción del Mishkán.
Desde mi particular punto de vista esto es considerado en el pasúk de Shemot / Éxodo 25:2 que a la letra dice: Di a los hijos de Israel que tomen para Mí ofrenda; de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis Mi ofrenda.

La expresión “Tomen para Mi” expresa que va en honor al Eterno, separando de sus bienes una parte y a la vez se esta siendo enfático, que cualquier relación que se tuviera estos elementos que se iban a pedir, dejaban de tener importancia, ahora eran cotizados de manera diferente, eran considerados aptos para la construcción de un lugar físico que sería lo representativo de la relación que se tenían con el Altísimo.
Una interesante pregunta  sería: ¿Los materiales utilizados en la elaboración del Mishkán serían considerados como sagrados?
La respuesta la encontraremos en los siguientes pasúkim:
Shemot / Éxodo 27:1-2 Harás también altar de madera de cedro de cinco codos de longitud, y de cinco codos de anchura; será cuadrado el altar, y su altura de tres codos.
Y le harás cuernos en sus cuatro esquinas; los cuernos serán parte del mismo; y lo cubrirás de bronce.

El Santuario tenían dos altares, este es uno de ellos, el cual estaba colocado en el atrio del Tabernáculo (jatzer hamishkán), conocido también como el altar de la ‘Olah, de las ofrendas ígneas, el altar de cobre, o el altar externo (Mizbeaj hajitzon).
Veamos cuál era el otro:
Shemot / Éxodo 30:1-3 Harás asimismo un altar para quemar el incienso; de madera de acacia lo harás.
Su longitud será de un codo, y su anchura de un codo; será cuadrado, y su altura de dos codos; y sus cuernos serán parte del mismo.
Y lo cubrirás de oro puro, su cubierta, sus paredes en derredor y sus cuernos; y le harás en derredor una cornisa de oro
.

Conocido como altar de oro o altar del incienso  este estaba adentro del Tabernáculo.
Veamos cómo son considerados:
Shemot / Éxodo  29:36-37 Cada día ofrecerás el becerro del sacrificio por el pecado, para las expiaciones; y purificarás el altar cuando hagas expiación por él, y lo ungirás para santificarlo.
Por siete días harás expiación por el altar, y lo santificarás, y será un altar sagrado de sagrados: cualquiera cosa que tocare el altar, será santificada
.

Shemot / Éxodo  30:9-10 No ofreceréis sobre él incienso extraño, ni holocausto, ni ofrenda; ni tampoco derramaréis sobre él libación.
Y sobre sus cuernos hará Aharón expiación una vez en el año con la sangre del sacrificio por el pecado para expiación; una vez en el año hará expiación sobre él por vuestras generaciones; será muy santo al Eterno.

El comentario que expresa Rab Moshé Fainshtein sobre el altar de cobre, el externo (Shemot 29:36-37) y el altar de oro, el interno (Shemot 30:9-10), es interesante su explicación, pues aclara el porqué la Torah considera al altar de cobre como Sagrado de sagrados y el altar de oro simplemente Sagrado”. Nos enseña que un estudioso de la Torah, cuando está afuera debe de cuidarse aun mas de conducirse con santidad entre la gente, pues un individuo sagrado al salirse de su Tabernáculo es considerado ante los ojos inexperto como sagrado de sagrados.

Con las consideraciones anteriores podemos decir que los materiales transformados en la elaboración del Mishkán eran considerados como sagrados.

Continuemos conociendo  más características del árbol de acacia.
Algunas especies de acacias poseen un sistema de defensa que algunos biólogos consideran como único en el reino vegetal. Si este es abordado por un depredador de su follaje, la planta reacciona químicamente liberando sustancias que son de transferencia aérea y llegan a las otras plantas dando la alarma de inmediato, el resto de los ejemplares del conglomerado comienzan a segregar en sus hojas una sustancia tóxica (estas cambian de color oscureciéndose) que es dañina al contacto e ingestión y hasta mortal para un depredador tan tolerante a esto como la jirafa.
Este aspecto de defensa del árbol me hace recordar a otro aspecto del altar y los efectos que ten&iacutea sobre aquellos que no tenían el derecho de usarlo, veamos:
Dibrei hayamim bet / 2 Crónicas 26:16-21 Mas cuando fue fortificado, su corazón se enalteció hasta corromperse; porque se rebeló contra el Eterno su Elokim, entrando en el templo del Eterno para quemar incienso en el altar del incienso. Y entró tras él el sacerdote Azarías, y con él ochenta sacerdotes del Eterno, de los valientes. Y se pusieron contra el rey Uzías, y le dijeron: No te corresponde a ti, oh Uzías, el quemar incienso al Eterno, sino a los sacerdotes hijos de Aharón, que son consagrados para quemarlo; sal del santuario, porque te has rebelado, y no te será para gloria delante del Eterno Tu Elokim.
Y se airó Uzías, que tenía el incienso en la mano para quemarlo; y en esta su ira contra los sacerdotes, la lepra le salió en la frente delante de los sacerdotes en la Casa del Eterno, junto al altar del incienso. Y le miró Azarías el sumo sacerdote, y todos los sacerdotes, y he aquí la lepra estaba en su frente; y le hicieron salir aprisa de aquel lugar; y él también se dio prisa a salir, porque el Eterno lo había herido. Así el rey Uzías fue leproso hasta el día de su muerte, y habitó leproso en una casa apartada, por lo cual fue excluido de la casa del Eterno; y Jotam su hijo tuvo cargo de la casa real, gobernando al pueblo de la tierra
.

Conclusión

La floración de la acacia es entre marzo y abril, suelen ofrecer imágenes espectaculares a los jardines, sobre todo las acacias salignas, que producen ramas llenas de flores amarillas que caen a modo de cascada. Se utiliza mucho por su capacidad para proporcionar buena sombra y cobertura del suelo, el forraje que produce también es muy apreciado.
Casi no se utiliza terapéuticamente, aunque se ha utilizado como astringente.
Joseph Miller en su BotanicumCofficinale, o compendious herbal de 1722, mencionó que la acacia puede usarse en úlceras bucales y dientes flojos. Hoy se sabe que un remedio casero hecho a base de la cocción de corteza de A. arábica por ebullición en el agua hasta reducida a la mitad de su cantidad, usada en forma de gargarismos reduce la inflamación de las encías y también los dolores asociados.
Anteriormente se usaba la acacia en la industria del curtido.

Veamos por último como la acacia ha generado varios comentarios a partir de que es detectado para la construcción del Mishkán, historiadores, religiones, vierten expresiones muy particulares, y han tenido una apreciación a esta madera casi mística, veamos:

1) La madera de Acacia se designa como Madera incorruptible", en la versión de los Setenta, y lignumsetim, madera de acacia en la Vulgata.
Consideran la especie que probablemente se tomó para la construcción del Mishkán: La Acacia Bíblica pertenece al genus Mimosa y es sin duda idéntica con la Acacia seyal (Del.) o la Acacia tortilis (Hayne); ambas son llamadas seyyal, o árboles del torrente, sayl significando torrente.

2) Detectan una ubicación geográfica del árbol de acacia actualmente: Crecen en el desierto Wadis, o en los valles del torrente, del Sinaí.
La madera es ligera, dura, y durable, y crece casi tan negra como el ébano con la edad. El Arca de la Alianza, la mesa para los panes de la proposición, el altar de los holocaustos, el altar del incienso, las partes de madera del tabernáculo, fueron hechas de madera de acacia (Éxodo 25: 5).

Involucran al árbol de acacia con magia y adivinación: Se utiliza para trabajos mágicos de adivinación y trance, y sus flores en magia amorosa. La palabra Akasha se deriva de Acacia (el Akasha es la mayor fuente de conocimiento y verdad, que el ser humano puede consultar).

3) La acacia es en la Masonería una planta sagrada que simboliza la resurrección y la inmortalidad. Su verdor perenne y la dureza incorruptible de su madera expresan, en efecto, la idea de la vida inextinguible que permanentemente renace victoriosa de la muerte.
Todos estos elementos simbólicos se integran perfectamente en la simbólica del grado de maestro, cuyo rito de admisión se centra principalmente en la leyenda que describe la muerte y posterior resurrección del maestro Hiram, modelo ejemplar del iniciado masón.
En dicha leyenda es una rama de acacia la que permite descubrir" la tumba donde yace enterrado el cuerpo de Hiram, expresándose así la identidad simbólica que existe entre éste y la propia planta.

Conocer la acacia es poseer las nociones iniciáticas conducentes al descubrimiento del secreto de la Maestría. Para asimilar este secreto el adepto debe hacer revivir en él la muerta sabiduría.
“Solo los maestros conocen la acacia”, reconociendo la realidad de la vida en la apariencia de la muerte, y por consiguiente solo los maestros poseen la capacidad de vivificar otra vez el cadáver y volverlo a la plena vida.

Finalmente la acacia entre las naciones ha sido y es considerada como sagrada, respetamos esta postura sin compartirla, solo vemos en la acacia  un material que el Eterno designó para la elaboración del Mishkán, un medio donde gozábamos de la Santidad de nuestro Creador.

Shabat shalom!

Imprimir esta entrada

Sobre Roé Yoel Martinez

x

Check Also

Reglamentaciones prácticas

Si bien las palabras de la Torah pueden enseñarse en diferentes niveles dándonos importantes lecciones para nuestra vida ‘espiritual’, debemos tener presente que también deben ...