Home > Estudios Bíblicos > 5777 > Mi vida en un medio shekel

Mi vida en un medio shekel

Se le llama Shabat shekalim al Shabat previo al inicio del mes de Adar o si Shabat coincide con Rosh jodesh Adar, y damos lectura a una porción especial en la que se nos recuerda la entrega del Medio shekel [majatzit hashekel]. Está escrito:
Shmot 30:11-16 Habló también HaShem a Mosheh, diciendo:
Cuando tomes el número de los hijos de Israel conforme a la cuenta de ellos, cada uno dará a HaShem el rescate de su persona, cuando los cuentes, para que no haya en ellos mortandad cuando los hayas contado.
Esto dará todo aquel que sea contado; medio shekel, conforme al shekel del santuario. El shekel es de veinte geras. La mitad de un shekel será la ofrenda a HaShem.
Todo el que sea contado, de veinte años arriba, dará la ofrenda a HaShem.
Ni el rico aumentará, ni el pobre disminuirá del medio shekel, cuando dieren la ofrenda a HaShem para hacer expiación por sus personas.
Y tomarás de los hijos de Israel la plata de las expiaciones, y lo darás para el servicio del tabernáculo de reunión; y será por memorial a los hijos de Israel delante de HaShem, para hacer expiación por sus personas
.

Entonces, ¿qué nos enseña el medio shekel?
Esta porción de la Torah nos muestra varias razones, vamos a enumerarlas.

1) Para poder ser contados [Shmot 30:12]
Los Sabios enseñan que contar al pueblo de una manera ligera no es correcto, pues “la bendición no llega sobre aquello que es contado”, y hay quienes añades que al contar a las personas, es como se le estuviera “encapsulando” y no se le permite alcanzar todo su potencial.
Es por ello que HaShem decreta los censos en momentos y circunstancias específicas, y en esta ocasión se valió de una moneda de plata para realizar el conteo y que como está escrito: la mortandad no llegue al pueblo al momento de contarlos.
En este punto quiero resaltar que la expresión que se traduce como ‘Mortandad’ es la palabra hebrea ‘Neguef’ [Nun, Guimel, Fei], y te pido que tengas esta palabra en mente, ya que nos servirá para entender algo más adelante.

2) Rescate o cubierta de nuestra persona [Shmot 30:12]
El vocablo aquí es ‘Kofer’ y es el mismo que se utiliza cuando Noaj recibe la indicación de cubrir el arca [tebah], para evitar que el agua entrase.
Con este medio shekel estaremos poniendo una cubierta sobre nosotros para evitar que ‘algo externo’ llegue y atente sobre nuestras vidas o almas.
Cuando se habla de Nefesh / Alma, ¿a qué se refiere?
En un sentido básico, es aquello que le da vida a nuestro cuerpo, como está escrito: Ki nefesh habasar badam hi / Pues el alma de la carne, en la sangre está [Vaicra 17.11].

En esta parte la Torah nos da un hermoso mensaje, ya que si consideramos la palabra ‘Shekel’ en hebreo, no daremos cuenta de que está compuesta de 3 letras: Shin, Qof, Lamed, y el valor respectivo de cada una es: 300, 100, 30; lo que nos da un total de 430.
Maravillosamente la palabra ‘Nefesh’ también se compone de 3 letras: Nun, Fei, Shin, y sumando sus correspondientes valores 50, 80, 300, tenemos como resultado el mismo valor de la palabra Shekel: 430.
Este medio shekel está más relacionado con nosotros de lo que creíamos, como si la Torah nos dijera: “¿Quieres mantenerte con vida? Da tu medio shekel”.

3) ¿Por qué medio shekel? [Shmot 30:13]
Nuestros Maestro enseñan: “Como rescate de su alma”: Es interesante que la Torah pida como rescate medio shekel y no una moneda entera. Esto alude a nuestra condición como mitad de un todo, tu mismo ser está representado en ese medio shekel y la otra mitad es HaShem.
De modo que al dar tu medio shekel al servicio Divino, te estás entregando por completo a HaShem. Ese es el rescate de tu alma
.
Enseñan lo Sabios: Cuando una pareja se unen para traer un alma a este mundo interfieren tres aspectos:
1 – HaShem
2 – Padre
3 – Madre
HaShem da el *alma y los padre dan el cuerpo
[Nida 31a].
[*Aquí la palabra ‘Alma’ alude a la Neshamah lo que nos conecta con lo Divino, y recordemos que Nefesh está ligado a nuestro cuerpo, ello es lo que lo mantiene con vida literal].
En ocasiones podemos llegar a pensar que el ‘Cuerpo’ es nuestro y lo demostramos cuando lo ocupamos para para hacer nuestra propia voluntad.
Sin embargo, HaShem nos pide esa ‘media moneda’ [nuestro cuerpo], que si bien como leímos nuestros padres nos dieron ese repositorio, a fin de cuentas también le pertenece al Creador.
Es por ello que Shekel está relacionado con Nefesh, y cuando la elevamos al Servicio Divino estamos siendo una moneda completa con ÉL.

4) ¿Quiénes deben dar el medio shekel? [Shmot 30:14]
Como leímos, el precepto es para los hombres de 20 años en adelante.
En la actualidad, dado que no tenemos Bet haMikdash, no hay una obligación como tal de cumplir este precepto anual. No obstante se mantiene la costumbre de dar una tzedakah a los pobres el día del Ayuno de Ester, y esto fue llamado ‘Zejer lemajatzit hashekel / recuerdo del medio shekel’.
En esta costumbre se incluyen a todos, hombre, mujeres, niños, e incluso las mujeres embarazadas pueden hacerlo por el bebé dentro de ellas.

Hay quienes enseñan que con dar la mitad de la moneda corriente del país en el que se encuentre, es suficiente. Otros por su parte, con base en Shekalim 2b, enseñan que se deben dar 3 mitades de la moneda del país, ya que la palabra Terumah [Ofrenda] aparece en tres ocasiones en esta porción [versos 13, 14 y 15].

5) No aumentar ni disminuir [Shmot 30:15]
Está escrito por precepto Divino que debe ser medio shekel, según la tasación del Santuario, ni más ni menos.
Recordemos nuestro punto número 3, ¿quién puede decir que puede incrementar o disminuir a su Nefesh?
Y si es que lo llegamos a pensar, quitémonos la idea de que el dinero puede darnos una especie de salvación.
Tehilim [Sal] 49:5-7 ¿Por qué habré de temer en los días de la adversidad, cuando me rodee la iniquidad de mis opresores?
Los que confían en sus posesiones y se jactan de la abundancia de sus riquezas, ninguno de ellos puede redimir a su hermano, ni pagar a Elokim por su rescate
.

6) Kesef hakipurim / Plata de las expiaciones [Shmot 30:16]
Enseñan los Maestros que la plata está relacionada y representa la Bondad [Jésed].
A través de esta plata reunida estaremos alcanzando la Bondad Divina, pues con ella obtendremos persones, expiaciones. Por tal motivo estas monedas eran utilizadas para el servicio del Mishkan [Shmot 38:25-28].
En aquel tiempo se utilizaron para las bases del Santuario y del Parojet, para adornar y embellecer, y colaborar con la construcción de ese hermoso y sagrado lugar en el que reposaría la Divina Presencia.
¿Entonces nuestro Shekel / Nefesh tiene que contribuir para que HaShem pueda manifestarse?

En tiempos del Bet haMikdash esta plata era recolectada el inicio del mes de Adar, pues a partir del mes siguiente que es Nisan, se debían sacrificar sobre el altar, animales que hayan sido comprados con la nueva ofrenda. Es por ello que un mes antes [en Adar], se daba el recordatorio del Medio shekel para que la gente lo fuera dando.
Estos animales se utilizaban para la ofrenda continua [korban tamid], tanto de la mañana como de la tarde; de lo cual enseñan los Maestros: “El korban de la mañana servía para expiar las transgresiones del pueblo que haya cometido durante la noche. Y el de la tarde expiaba las transgresiones que se cometieran durante el día”.
Por esto es que tiene el nombre de Kesef hakipurim; este medio shekel sirve para nuestros perdones.

Como ya comentamos, en tiempos antiguos el medio shekel se recolectaba al inicio de Adar, hoy muchos lo dan el 13 de Adar durante el ayuno de Ester, y hay quienes lo dan en Purim, antes de la lectura de la Meguilat del día.
¿Y por qué este medio shekel parece estar muy ligado a Purim?
En Masejet meghilah se relata que en aquel tiempo todos debían posternarse ante Haman [su nombre sea borrado], sin embargo Mordejai no lo hacía.
Al ver esto Haman le manda mensajeros para explicarle que debía inclinarse cuando él pasara, pero Mordejai contesta que él es judío y la Torah no le permitía inclinarse ante él.
Al escuchar esta respuesta el malvado comienza a interesarse por la Torah de Mordejai y cómo era que esta le impedía cumplir la ley del rey.
Después de este al malvado le nace el querer exterminar al pueblo de Mordejai y se presenta ante el rey Ajashverosh para comprar al pueblo judío, y lo hace con 10 mil piezas de plata.
El rey no acepta la plata pero le da autorización de hacer con el pueblo judío lo que quisiera.

De esto enseñan los Sabios que el total de la plata recolectada durante el censo del pueblo, fue el valor exacto de las 10 mil piezas de plata que Haman utilizó en su intención de comprar y destruir a los judíos.
Y una de las razones por las que la destrucción que estaba sobre los judíos se volvió hacia Haman, fue porque HaShem ya había rescatado al pueblo desde mucho tiempo cuando entregaron su medio Shekel en el desierto.

Recuerdas que te pedí mantener una palabra en mente, aquella que en Shmot 30:12 tradujeron como ‘Mortandad’, es momento de utilizarla.
Purim iba a ser una fecha de aniquilación para el pueblo, sin embargo, con el favor de HaShem fue todo lo contrario.
Si nosotros tomamos esta palabra Neguef [Nun, Guimel, Fei] y permutamos sus letras podemos obtener la palabra Guefen [Guimel, Fei, Nun sofit].
Guefen es la Vid, ese lugar de donde tomamos las uvas para hacer el vino con el que hacemos Kidush, y que infunde alegría a nuestro corazón [Tehilim 104:15].
Por lo que si elevamos nuestro Shekel / Nefesh al servicio Divino, cualquier mortandad puede convertirse en alegría.

Hemos visto cómo es que una moneda, en apariencia pequeña, puede enseñarnos tanto para nuestras vidas, y quiero despedirme con un último comentario:
“Esto darán”. Dijo Rabi Meir: El Sagrado, Bendito Es, quitó de debajo de Su trono de gloria una moneda de fuego (el tamaño de una moneda de medio shekel) y se lo mostró a Mosheh. Entonces le dijo: “Esto darán”. Es decir, todos los que pasen por el censo se les dará algo similar a ellos.
[Midrash tanjuma, Ki tisa 9] Respecto de esto hay quienes enseñan: La moneda de fuego alude a que la donación de la moneda debe estar acompañada del fuego sagrado del alma, la motivación, alegría, el entusiasmo debe acompañar a toda buena acción.

Si ya vimos que este medio shekel puede simbolizar nuestra vida física, este cuerpo, este comentario del Midrash me hizo recordar las palabras de Shaul hashaliaj:
Rom 12:1 Así que, hermanos, les ruego por las misericordias de Elokim que presenten sus cuerpos como sacrificio vivo, sagrado y agradable a Elokim, que es vuestro culto racional.

Que cada vez que tengamos la oportunidad de dar nuestro medio shekel, pongamos una verdadera y buena intención de nuestra parte.

¡HaShem te bendiga!

Imprimir esta entrada

Sobre Sharet Mijael

Mijael es editor de contenido para la página de Bet Haderej [mijael.cruz@bethaderej.com]
x

Check Also

Kashrut parte 01

Hay quienes enseñan que en el Brit jadashah [Pacto renovado], quedaron abolidas las leyes dietéticas, con el argumento de que “la oración todo lo santifica”; ...