Home > Estudios Bíblicos > No Añadireis Ni Disminuireis de Ella

No Añadireis Ni Disminuireis de Ella

13 de Av de 5767
28 de julio del 2007
Debarim / Deuteronomio 1:1-3:22

Yojanan ben Ari
Sinagogas Bet Haderej Canada
mevaser@hotmail.com

Introducción

Parashat HaShavua Vaetjanán nos da un pasaje muy interesante que me gustaría estudiar un poco mas. El pasuk (verso) en cuestión es Devarim / Deuteronomio 4:2 que dice: “No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de HaShem vuestro Elohim que yo os ordene.”

Temas de la Perasha

Primera alía (3:23-4:4)
Moshe había rogado al Eterno que lo dejara entrar a la tierra de Israel, sin embargo Hashem se negó y le dijo que animara y alentara a Yehoshua -Josué- como futuro conductor del pueblo, Moshé le aconseja al pueblo que se mantenga adherido a Hashem cumpliendo sus Mitzvot -mandamientos-.

Segunda alía (4:5-40)
Moshe insta al pueblo a cuidar y poner por obra la voluntad de Hashem tal y como les fue enseñada, y les trae a memoria su encuentro con Hashem en Horeb cuando les entrego los hazeret Hadivrot -diez mandamientos- explicándoles que a ningún pueblo le ocurrió tal manifestación, además les da testimonio de que así como no hubo imagen alguna, ellos no se hicieran ninguna imagen para adorarla.

Tercera alía (4:41-49)
Moshe designa tres ciudades al lado del Jordán como ciudades de refugio, las cuales servirían para las personas que maten sin intención a su prójimo.

Cuarta alía (5:1-18)
Moshé les recuerda al pueblo que Hashem concertó un pacto con ellos en el monte Sinai y recuerda los diez mandamientos.

Quinta alía (5:19-6:3)
Moshé le recuerda al pueblo que después de ver la revelación divina, le pidieron que sea el intermediario entre Elohim, y ellos.

Sexta alía (6:4-25)
Moshe instruye al pueblo respecto de la fe y el amor al Eterno, es recordada la mitzva de los tefilin y la mezuza, Moshé les advierte que cuando se asienten en la tierra no se olviden del Eterno y los alienta para que transmitan todo lo que ellos vivieron a sus hijos.

Séptima alía (7:1-11)
Moshe les advierte que no se junten con los otros pueblos, puesto que los desviaran del camino de Elohim.

Enseñanza

Las Escrituras de Israel fueron dadas al hombre para ser estudiadas, para que el hombre aprenda a vivir una vida completa, una vida para servir que es uno de los propósitos por el cual el hombre fue creado, para “hacer los mandamientos del Eterno” como esta escrito en Kohelet / Eclesiastés: 12:13 “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Elohim, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.”

Todo ser humano desea vivir el propósito por el cual fue creado. No hay nadie en este mundo que sepa yo que cuando llega el momento de su muerte y que si no llego a vivir el propósito de su vida, lamenta lo que hubiera podido hacer. Todos estamos programados muy profundamente para conocer al Eterno, y vivir para tener una relación intima con El; y claro conocemos y tenemos experiencias con El Eterno a medida que hacemos sus mitzvot (mandamientos)…

El problema mas grave es que no todos tenemos el valor de investigar como debemos vivir y cómo relacionarnos con el Eterno. ¿Y por que el valor? observo que no todos quieren preguntar o cuestionar a los traductores Bíblicos, a los teólogos y lanzarse a escudriñar las escrituras de una manera mas profunda. La mayoría prefiere vivir la vida sin revolver mucho el agua, en otras palabras no quieren tomar la oportunidad de molestar ni un poquito a sus lideres espirituales, y preguntarles por qué creen lo que creen… Tal vez preguntarles como llegaron a tal conclusión etc…

Pensaba por ejemplo el Shema Yisrael (escucha Yisrael), uno de los pasajes mas conocidos en el Judaísmo, el cual también pertenece a la sidra de esta semana veamos: Devarim “Shema Yisrael, Hashem Eloheinu, Hashem Ejad!” “6:4 Oye, Israel: HaShem nuestro Elohim, HaShem uno es.”

Este pasaje fue recitado por nuestro Rabino, Maran Yehoshúa HaMashiaj cuando se le pregunto cual era la mayor mitzva (mandamiento) en la Biblia:  “12:28 Acercándose uno de los soferim, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? 12:29 Yeshúa le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; HaShem nuestro Elohim, HaShem uno es. 12:30 Y amarás al Eterno tu Elohim con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todo lo que tu tienes. Este es el principal mandamiento.”

Yo he visto traducciones del pasaje de la Shema Yisrael traduciendo el final de este como “El Eterno nuestro Elohim El Eterno uno es, y único.” Añadiendo la palabra “único” la cual no esta en el hebreo. Cuando uno conoce el hebreo se da cuenta que la palabra UNO (Ejad), y ÚNICO (Yajid) son muy diferentes y no se confunden mucho, pues no se parecen. Y claro esto cae en la categoría de añadirle a la palabras de HaShem, lo cual El Eterno no favorece.

También he visto a gente decir que HaShem es tres, y comienzan a buscarle las quinta pata al gato. HaShem nos dice que “El es uno, y su Nombre es uno” (HaShem ‘echad ushemo ‘echad). Zajarya / Zacarías 14:9. Y es claro que el que le busca la quinta pata al gato esta añadiendo a la Torá de HaShem.

También he visto gente que quiere entender la Torá (las instrucciones) de HaShem fuera del contexto historico de Israel y su pueblo. Por ejemplo, mucha gente no sabe que Maran Yehoshúa Melej HaMashiaj recito el Shema diariamente como lo hace un Judío practicante a la Torá, inclusive las Besora Tova (Buenas Nuevas) nunca mencionan la palabra “trinidad”. Maran Yehoshúa HaMashiaj dice que El Eterno es ejad (uno).

En la áras de minimizar la Torá he notado que no todo Israel quiere aceptar al Sanedrín de hoy, y esperan que El Mashiaj cuando venga nos diga si el Sanedrín de hoy en Jerusalén es valido, o que si debiéramos de reconstruir el Bet HaMikdash, cuando uno ya a leído los libros Bíblicos de Ezra y Nejemia (Esdras y Nehemías) ya saben que ellos no esperaron a Mashiaj para hacer la mitzva (el mandamiento), sino construyeron. Esto es minimizar la Torá.

Por el otro lado, hay gente que dice que podemos comer lo que queremos por que hay un pasaje en las Besora Tova que lo permite (debo decir que este pasaje es mal-interpretado). También hay gente que se justifica que el Domingo es el día del Eterno, puesto que El Sábado ya no lo es, y te dice que HaShem lo permite… sin ningún pasaje Bíblico que lo sustente, creando en sus mentes un dios que cambia (HaShem dice que nunca cambia). Eso es minimizar las palabras del Eterno.

Se valiente, y haz los mitzvot (mandamientos) del Eterno… este es el deseo del Eterno…

La Torá de Mashiaj y la Torá de HaShem es una, y fue dada para que el hombre pueda cooperar con el Eterno en el propósito de su creación, y para hacerlo con entendimiento. La Torá del Eterno es universal, y es la armonía de este. La Torá de HaShem no esta vigente por un tiempo, si la Torá del Eterno es leída propiamente es valida en todas las generaciones, incluyendo esta generación. No hay un problema que hoy en día la Torá de Mashiaj no ofrezca una solución clara. El texto expone reglas (instrucciones = Torá) por las cuales el hombre necesita regular su vida, su familia, la naturaleza, y la todo este mundo. De la Torá del Eterno fluye estructura por la cual ayuda una vida balanceada.

Tehilim 19:7 La Torá de HaShem es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de HaShem es fiel, que hace sabio al sencillo. 19:8 Los mandamientos de HaShem son rectos, que alegran el corazón; El precepto de HaShem es puro, que alumbra los ojos. 19:9 El temor de HaShem es limpio, que permanece para siempre; Los juicios de HaShem son verdad, todos justos. 19:10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal. 19:11 Tu siervo es además amonestado con ellos; En guardarlos hay grande galardón. 19:12 ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. 19:13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. 19:14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh HaShem, roca mía, y redentor mío.

¡Queremos al Mashiaj ya!

¡Shabat Shalom!

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Imprimir esta entrada

Sobre Mevaser Yohanan

x

Check Also

HaNefésh Yehudí – El alma judía.

Introducción. Te has preguntado alguna vez, ¿Por qué sientes tanta necesidad de conocer y servir al Eterno? ¿Por qué eres religioso? Y si te convertiste ...