Home > Estudios Bíblicos > 5777 > ¿Por ignorancia?

¿Por ignorancia?

Introducción

En esta porción de la semana nos toca adentrarnos en las instrucciones que de forma implícita se entiende, son direcciones y quehaceres que los kohanim debían realizar al paso de los sucesos que el pueblo iba experimentando.
Una nueva manera de interpretar sus acciones estaba surgiendo, la Torah estaba iluminando, clasificando lo que estaba bien y lo que era catalogado como una falta.

Entre los Sabios a este libro lo llaman “Torah kohanim”, un título que nos da una pauta de acercamiento a lo celestial a través de estos personajes.
Este libro goza de varios comentarios hermosos como aquel, que pregunta:
“¿Por qué la palabra “Vaikra” está escrita con letra “Alef” pequeña?”
La palabra “Vaikra” sin “Alef” es utilizada en la Torah en varios eventos y cada uno de ellos significa un llamado casual, sin ninguna clase de compromiso, y en otras aparece con una “Alef” normal lo cual implica un llamado con amor.
Dicen que cuando Mosheh rabeinu escribió esta porción, iba a escribir “Vaikra” sin “Alef” para que no sonara a que se estaba jactando de una relación plena con el Eterno, sin embargo el Eterno le insistió que la escribiera con “Alef”, entonces ellos llegaron a un acuerdo que en esa porción se iba a escribir “Vaikra con una “alef” pequeña, en señal del amor que le Eterno le tenía.
Suceso que quedó plasmado en esta porción en la Torah.

Tema

Para dar inicio al tema observemos el siguiente pasuk:
Vaicra / Levítico 4:2 Habla a los hijos de Israel, diciendo: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos del Eterno sobre cosas que no se han de hacer, y obrare contra alguno de ellos.

Este pasuk es un encabezado sobre pecados que se cometieron “no sabiendo que no se podían hacer”, traducido como equivocación, error o yerro.
Dicho pecado era posible que suceda en varios escenarios, desde el Kohen hagadol, pasando por diversas autoridades y llegando finalmente a una persona común. También podría aplicar de manera singular o de manera plural, es decir de manera personal e individual, o como toda una nación.
A partir de este apartado que Vaikra tiene, podemos entender que existen de manera general dos tipos de pecados:
1.- El cual se hace de manera consciente.
2.- y el otro que se comete por ignorancia.

Quiero aclarar un punto, esta “ignorancia” no es tan grande como aquella que las naciones tienen sobre nuestras leyes y costumbres. La ignorancia que está registrada, es aquella en la cual está inmersa en el reconocimiento de que existe una legislación llamada Torah, la cual tiene una completa influencia sobre nuestra conducta, y que nos lleva a un gran beneficio con grandes alcances.
Esta clase de ignorancia nunca tiene la intención de desconocer aquello que nos hace culpables, al contrario, reconocemos sin duda alguna nuestra culpabilidad sin embargo a su vez nos da una atenuante.
Vaicra / Levítico 5:17 Si alguna persona pecare, e hiciere alguno de todos los mandamientos del Eterno, que no se han de hacer, y no lo supiere, y así pecó, llevará su pecado.

Esta clase de “yerro” tiene varios orígenes según las apreciaciones de nuestros Sabios, desde aquella que cometía el Kohen hagadol y que supone era el más enterado de la legislación, hasta aquella que cometía una persona común.
Lo más interesante es que cuando se dirige esta culpa a los líderes o representantes de un grupo, su culpabilidad es casi natural en la mayoría de los casos, por estar inmerso en la soberbia y orgullo de encontrarse en el poder, pero a su vez tiene la gran oportunidad de reconocer sus errores y ser un buen líder.
Esta culpabilidad por “yerro” tiene otros campos muy particulares, como aquella que clasifica este “error” por ignorancia hacia las cosas Sagradas, como comer algo que solo se lo podían comer los Kohanim, hasta aquella que involucra el accidente; veamos:
Bamidbar / Números 35:11 Os señalaréis ciudades, ciudades de acogimiento tendréis, donde huya el homicida que hiriere a alguno de muerte por yerro.

Así que todos estos elementos deben de estar involucrados en esta clase de “yerro”, aun teniendo la atenuante (ignorancia), está clasificada como un pecado, el cual tiene de manera clara una consecuencia que está siendo redirigida por única vez hacia un korban, después de eso no existe ninguna atenuante, no es conveniente decir que fue ignorancia; veamos el siguiente pasuk:
Mishle / Eclesiastés 5:6 No sueltes tu boca para hacer pecar a tu carne; ni digas delante del ángel, que fue ignorancia: ¿por qué harás tú que se aire Elohim a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?

De este pasuk podemos entender que cuando entendemos que hemos cometido una falta por ignorancia, estamos sujetándonos aún más a la Torah, que estamos dispuestos a aceptar esa culpabilidad por la intención de agradar más al Creador.
Cuando conocemos y hacemos estamos en búsqueda de la intimidad con el Eterno y descubrimos que hacemos algo por “error”, estamos intentando darle más valor a esa intimidad, estamos conociéndonos más profundamente.
Cuando conocemos que habíamos cometido un “error” a través de la Torah y lo descubrimos, era un pecado por “yerro”, sin embargo, si cometiéramos el error de volverlo hacer sería una acción que atentara contra la obra de nuestras manos, todo lo que realicemos será como una espuma, trabajaremos mucho hasta el cansancio y no habrá beneficio, será en vano.

Esta porción tiene un gran beneficio para nuestras vidas, la Torah es una gran fuente que revitaliza y energiza nuestras vidas. Quita de encima de nuestras vidas el cansancio, la incredulidad.
Escuchar Torah es darnos la oportunidad de ser más fuertes, esa fortaleza nos ayuda a no cometer errores.

Conclusión

Para terminar esta porción quiero darles un ejemplo de cómo obtener fuerza para resistir a la inclinación al mal.
Es una historia que está registrada en el libro “Vedibarta Bam / Hablarás de Torah” en su libro “Vaikra”, página 14 que a la letra dice: “Y si un alma del pueblo de la tierra pecare sin intención”.
Pregunta: La palabra “Ajat / un” parece redundante.
Respuesta: Una vez un Rab se dio cuenta de que una persona que asistía regularmente a la sinagoga había estado ausente por varias semanas así que decidió visitarlo. Al entrar al living, vio al hombre sentado frente a la chimenea, aparentemente con buena salud. Se sentó cerca del él.
Diplomáticamente el Rab inquirió acerca del motivo de su reciente ausencia, y el hombre respondió que esa sinagoga estaba atestada y era ruidosa. Había decidido que sus plegarias serían más significativas si estaba solo y sin molestias. El Rab no le respondió, pero miro hacia la chimenea que estaba llena de brasas ardientes. Entonces se levantó de su asiento, saco una brasa del fuego con unas pinzas y luego la puso en el piso frente a la chimenea diciendo: “Espero verte pronto en la sinagoga”.
Al comienzo el hombre estaba desorientado con lo hecho por su Rab, pero pronto el significado fue claro para él. El Rab le estaba mostrando que en la unidad estaba la fuerza.
Cuando las brasas están juntas una cuida que la otra arda. Cuando una brasa es sacada y separada de las otras, rápidamente se extingue
.
La Torah está aludiendo a este mensaje: Cuando un judío está unido con el Kahal Israel, participa de la identidad colectiva que le impide violar la voluntad de HaShem. Pero “veim nefesh” –si la persona quiere estar “ajat / sola” y solitaria-entonces es muy posible que “tejeta / pueda”, –Elokim no lo permita-, violar la Torah.

Este relato tiene muchas maneras de cómo ayudar a analizar varios aspecto del pecado por equivocación, espero que cada quien haya tenido una experiencia diferente y sea una ayuda idónea para su vida.

Quiero despedirme con una de las notas que siempre dejo para mí, espero que sea útil a su vida:
“Realizo una acción que se vuelve conducta en mi vida, siento que es agradable realizarla, siento que no tiene nada de malo que la realice, es más invito a muchos que tengan el valor para imitarme, convenzo a muchos estoy orgulloso de mi influencia.
Descubro que eso que hago es totalmente incorrecto (ignorancia), siento culpabilidad (pecado), calculo cuánto mal he generado (conciencia) me dirijo a solventar (aceptación)
.

Shabat shalom

Imprimir esta entrada

Sobre Roé Yoel Martinez

x

Check Also

La obediencia [El celo]

El no conocer qué es la obediencia y cómo se emplea, desvirtúa este concepto. Se puede llegar al grado de enfocarlo en las personas menos ...