Home > Estudios Bíblicos > 5778 > ¿Qué haré si Yosef muere?

¿Qué haré si Yosef muere?

En la Torah se suelen recordar cosas que parecieran obvias. La que llegó a mi mente al escribir este comentario fue: “No tener dioses ajenos”. Repito, esto suena obvio. Creemos en HaShem, El Uno y Único. Pero no es ni una, ni dos, ni tres; son varias las ocasiones donde la Torah insta a tener presente estas palabras. Y la respuesta al por qué, es que como ser humano, por más lógico y sencillo que parezca, puedes incurrir en ello.

No pretendo hablar sobre los dioses ajenos, sino de algo que puede estar detrás de ellos. Me refiero a la falta de confianza en HaShem, y de manera un tanto rebuscada, si así quieres verlo, respaldarlo en esta perashah.
Shemot [Éx] 1:6 Y murió Yosef y todos sus hermanos, y toda aquella generación. Pero los Israelitas tuvieron muchos hijos y aumentaron mucho, y se multiplicaron y llegaron a ser poderosos (numerosos) en gran manera, y el país se llenó de ellos. Se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no había conocido a Yosef, y dijo a su pueblo: “Miren, el pueblo de los hijos de Israel es más numeroso y más fuerte que nosotros. Procedamos, pues, astutamente con él, no sea que se multiplique y en caso de guerra, se una también con los que nos odian y pelee contra nosotros y se vaya del país”.

A simple vista, lo que detona este nuevo ciclo es la muerte de Yosef, ¿por qué? Un verso del libro de Bereshit puede ayudar con la respuesta.
Bereshit [Gn] 50:21 Ahora, pues, no tengan miedo; yo los sustentaré a ustedes y a sus niños. Así los consoló, y les habló al corazón.

Lo que dice Yosef y se puede considerar clave, es: “Yo los sustentaré a ustedes”.
¿Acaso estas palabras hicieron que el pueblo confiara en Yosef antes que en HaShem?
¿Alguna vez tú, confiaste en algo o alguien antes que en HaShem? La respuesta puede ser No, pero las acciones demostrar lo contrario.

Para darle mayor énfasis, considera la Gematria de este verso.
Shemot [Éx] 1:6 Y murió Yosef y todos sus hermanos y toda esa generación
Vaiamat Yosef vejol ejav vejol hador hahu
וימת יוסף וכל אחיו וכל הדור ההוא

El valor de “Yosef vejol ejav vejol hador hahu / יוסף וכל אחיו וכל הדור ההוא / Yosef y todos sus hermanos y toda esa generación” es de 525. Que es el mismo valor de una de las formas de nombrar al Creador: “Ado-nai tzebaot / יה – וה צבאות / HaShem de los ejércitos”.
¿Cómo empatar esto con lo anterior?
Dado que tienen el mismo valor numérico, cambia las palabras en el vero. En lugar de: “Y murió Yosef y todos sus hermanos”, lee “Y murió HaShem de los ejércitos”.
¡Ojo! Es una forma alegórica de verlo. Recuerda que HaShem no tiene principio ni fin. Y el concepto de muerte que el ser humano conoce, no aplica en Él.

¿Cómo verlo entonces? HaShem “muere” en ti, muere la confianza que debes tener en Él.
El pueblo puedo llegar a pensar que era Yosef quien les daba sustento. Olvidando que HaShem estaba arriba.
¿Qué pasaría si en este momento desaparece aquello en lo que tienes tu confianza, aquello que te da sustento?
Repito, la respuesta puede ser fácil, la ejecución es lo que vale.
Considera Shabat y las recomendaciones que da el profeta Iesha’iah:
Iesha’iah [Is] 58:13 Si por causa del día de Shabat apartas tu pie para no hacer lo que te plazca en Mi día sagrado, y llamas al día de Shabat delicia, al día sagrado de HaShem, honorable, y lo honras, no siguiendo tus caminos, ni buscando tu placer, ni hablando de tus propios asuntos.

Cosas que parecieran obvias y básica, ¿no? ¿Cuántas de ellas hago?
Shabat es un buen ejemplo para saber en quién o dónde está tu confianza. Si es en HaShem, Bendito Sea. Si es al contrario, entonces se levantará un nuevo rey. Rey que no conoce ni a Yosef ni a HaShem y comenzará a oprimirte.
Shemot [Éx] 1:11 Así que pusieron sobre ellos capataces para oprimirlos con duros trabajos; y edificaron para Faraón las ciudades de almacenaje, Pitón y Ra’amsés.

HaShem da sustento al hombre por diferentes formas. Unos le llaman buen trabajo, otros inteligencia o incluso suerte. En aquel tiempo, el pueblo lo llamó Yosef.
Más si algún día lo que tus ojos ven deja de ser, no te espantes, recuerda que solo son medios. HaShem es el dador de todo.
Tehilim [Sal] 145:15-16 A ti miran los ojos de todos, y a su tiempo tú les das su alimento. Abres tu mano, y sacias el deseo de todo ser viviente.

HaShem te bendiga

Imprimir esta entrada

Sobre Sharet Mijael

Mijael es editor de contenido para la página de Bet Haderej [mijael.cruz@bethaderej.com]
x

Check Also

Congregación: ‘Edah / Testigo

Existe un pueblo el cual ha sido testigo de HaShem. En hebreo se nombra ‘Edah. A esta ‘Edah, Elokim la ha tomado para Sí y ...