Santidad

Introducción

Vaikra 19:1-2 Habló HaShem a Mosheh, diciendo: Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo HaShem vuestro Elokim.

Esta declaración que hace la Torah: “Santos seréis” es la que da origen al nombre de la perasha “Kedoshim – Santos“, palabra a mi juicio difícil de comprender, y mas de enseñar, ya que conlleva un atributo propio de HaShem que a demás de marcar un estatus, va más allá, por que la santidad se ejercita, y esto es parte de lo que trataremos en esta semana.

Enseñanza

El versículo que da origen a este nombre de la perasha me recuerda mucho a lo escrito por Simón bar Yonah [conocido por muchos como Pedro].
1 Pe 1:14-16 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque Yo soy santo.

La primera reflexión con respecto a estos dos versículos es que si notamos con atención, es imperativo el que ejercitemos nuestra condición de santos ¿Te das cuenta?
No sé si alcances a comprender esto que escribo, sin embargo cuando se habla de el hecho de ser Santos, como que es normal que lo consideren como un evento que sucedió y nunca suponer que ese estatus de “santo” lo debes ejercer. Es como a un policía, al cual se le dio su nombramiento, le dan su placa, su pistola y ahora le dicen “Ejerce tu autoridad” ¿Por qué le dirían esto? Pues bueno, sería por cuanto el envestimiento de policía fue una vez, pero el ejercitarse como autoridad debe ser continuó, y con este ejemplo burdo pero que se asemeja a la santidad debemos comprender que si bien es cierto, alcanzamos el estatus de Santos, pero ahora si en verdad lo somos, debemos ejercer esa santidad.

Escuchar estudio en audio

¿Quién es el que determina que cosa es santa o no?
Desde la óptica católica romana, el Papa sería la persona que tiene la autoridad para designar santos, mediante un proceso de beatificación, proceso que exige que la persona cumpla con ciertos requisitos los cuales entre ellos esta que debe estar Muerto. ¿Pero acaso es esto lo que la Biblia enseña?
Claro que no, ya que un santo ejerce ese estatus mientras esta vivo, y precisamente como casi generalizadamente se entiende, se aparta para HaShem, y es por eso que esta perashah resulta muy ilustrativa para entender la santidad, ya que nos ilustra con cosas especificas que debemos hacer y que cosas no debemos hacer debido a nuestra santidad.
¿Qué cosas para un policía lo harían cumplir con su cargo? Detener a infractores de la ley, vigilar el buen orden, imponer multas, encarcelar, etc., etc.
Y ahora ¿Qué cosas a un hombre santo o a una mujer santa le harían ejercer su santidad? Buena pregunta ¿No?
Pues veamos que nos enseña la perashah
Vaikra 19:1-4 Habló HaShem a Mosheh, diciendo: Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy Yo HaShem vuestro Elokim. Cada uno temerá a su madre y a su padre, y mis días de reposo guardaréis. Yo HaShem vuestro Elokim. No os volveréis a los ídolos, ni haréis para vosotros dioses de fundición. Yo HaShem vuestro Elokim.

A partir del versículo 3 comienza dándonos indicaciones en cuanto a que cosas se deben de hacer para ejercitar la santidad.
1 Temer a los padres
2 Guardar su shabbath
3 No volverse a los ídolos
4 No hacer ídolos de fundición
¿Estarás de acuerdo que acorde a la Escritura, para ejercitar la santidad debemos hacer el punto 1 y 2 y no hacer el 3 y 4?
Qué pasaría si le preguntas a algún creyente en HaShem ¿Cómo ejerces tu santidad? ¿Crees que sabría darte una respuesta?
¡Ahora tu ya la puedes dar! ¿Estas de acuerdo? Pero una cosas es decir como ejercitar la santidad y otra es hacerla ¿Verdad?
Pero en fin sigamos viendo el capítulo:
Vaikra 19:5-8 Y cuando ofreciereis sacrificio de ofrenda de paz a HaShem, ofrecedlo de tal manera que seáis aceptos. Será comido el día que lo ofreciereis, y el día siguiente; y lo que quedare para el tercer día, será quemado en el fuego. Y si se comiere el día tercero, será abominación; no será acepto, y el que lo comiere llevará su delito, por cuanto profanó lo santo de HaShem; y la tal persona será cortada de su pueblo.

Esto que acabas de leer ¿Es posible que lo cumplas? La Respuesta es No. ¿Por qué? Pues por cuanto no está el Santo Templo erigido, así que este mandamiento no es que no esté vigente, sino que no es posible llevarlo a cabo por cuanto no se encuentra el santo lugar.
Espero que esto te de luz en cuestión de los mitzvot – mandamientos.
Voy ahora a saltarme más pasukim con el objeto de ilustrar más esto de la santidad:
Vaikra 19: No hurtaréis, y no engañaréis ni mentiréis el uno al otro.

De acuerdo a este pasuk existen comportamientos que demostrarán el ejercitamiento de la santidad, como lo dice el texto: No hurtar, no engañar y no mentir.
¿Por qué habríamos de enseñarles a nuestros hijos o personas cerca que no hagan esto, pues debido a que todo santo debe de abstenerse de hacerlo, y en algunos casos requiere más explicación pero los que permitimos que HaShem gobierne nuestra vida, nos debe bastar que el diga, “Sed santos, no hurtando, no engañando y no mintiendo”.
Veamos el siguiente pasuk que es vital para que en las congregaciones se eviten infinidad de problemas:
Vaikra 19: 16 No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo HaShem.

¿Por qué después de prohibir los chismes continua diciendo que no atentemos contra la vida del prójimo? Pues por que detrás del concepto de hablar mal de alguien [lashon hara’] o chismear verdaderamente se asesina a la persona en vida, ya que es imposible que depués de que su honor se vea manchado pueda ser restituido, debido a esto, medita en la gravedad de ello, y recuerda “Si soy santo, no debe andar en chismes”.
Espero que dediques un poco de tiempo para estudiar el capítulo, y si deseas una tarea, por favor enumera todas la prohibiciones dictadas en estos dos capítulos así como los mandamientos positivos que se derivan de ellos.

Conclusión

Una de las cosas más difíciles de entender para un cristiano es la abstención de comer los animales impuros, ya que la enseñanza tradicional marca que ya está permitido comerlos, esto se origina a partir de una visión que tuvo Kefa [Pedro], y bueno para explicarla requeriría un estudio completo, así que solo me permitiré decir dos cosas al respecto.
Nosotros no creemos que podamos comer de todo, sino que las cosas que el Eterno mandó abstenernos desde el principio siguen estando vigentes para nuestros días, sobre todo que para defender lo opuesto usan una visión, ¿y sabes? Las visiones no se comen.
Así mismo, y si de acuerdo al entendido de que podemos comer de todo, ya que según algunos ya todo fue santificado, hasta ahora no he visto a aquellos que piensan así, comer cucarachas, ratas o gusanos, so pretexto de que ya han sido santificados ¿Verdad?
Así que no me queda más que creer lo que dice la Escritura, y esos dos capítulos ya que hablan de “santidad” es muy importante traer a colación este importante tema, ya que si de santificación se trata, una de los comportamientos que reflejan esto es precisamente la comida, como lo veremos a continuación:
Vaikra 20:25-26 Por tanto, vosotros haréis diferencia entre animal limpio e inmundo, y entre ave inmunda y limpia; y no contaminéis vuestras personas con los animales, ni con las aves, ni con nada que se arrastra sobre la tierra, los cuales os he apartado por inmundos. Habéis, pues, de serme santos, porque yo HaShem soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos.

Observa como después de que habla de que no debemos comer animales inmundos enfatiza nuevamente “Habeís de serme santos” Y luego dice algo revelador “Y os he apartado de los pueblos para que seáis míos”. Entonces más allá de cualquier deducción, el abstenernos de animales inmundos, es simple y sencillamente el comportamientos de todo hijo santo.
Así que tu decides, la voluntad del Eterno está expresada y solo nos restan dos caminos, o seguirla o no.

¡Shabat shalom!

Imprimir esta entrada

Sobre Rabino Mijael Avila

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida
x

Check Also

La predisposición espiritual

Se sabe que la única constante es el cambio. Hoy por hoy eres testigo de que cualquier aspecto de la vida se ha revolucionado de ...