Home > Estudios Bíblicos > Testigo -ed-

Testigo -ed-

Y fué

5 de Tishri de 5762
22 de Septiembre 2001
Debarim / Deuteronomio 31:1-30

Por Luz Perez
Kehila Bet Meshobeb

Introducción

Debaryim 31:1 Y fue Mosheh y dijo estas palabras a todo Yisrael:

Vayélej Mosheh vayedaber et-hadebaryim ha´eleh el-kol-Yisrael:

La palabra con que comienza nuestra perasha, vayélejfue– nos hace reflexionar, ya que también da titulo a toda la porción, preguntándonos ¿ A donde fue Mosheh? Por que el pasuk no nos lo dice, nos dice sin embargo que fue a decir a Yisrael las condiciones del pacto que El Eterno estableció con ellos, como nos relata la perasha anterior.

Es de llamar la atención que si en el pasuk 1 dice que Mosheh fue, en el pasuk 2 Mosheh mismo dice <Ya no puedo salir ni entrar>.

Al ser Mosheh de ciento veinte años, podríamos suponer que no podía moverse , ya sea por algún impedimento físico o simplemente por ser un anciano que requería de cuidados especiales y reposo. Pero esta no es la única vez que se menciona su edad, en el perek 34
Pasuk 7 dice así: Y Mosheh tenía ciento veinte años de edad al morir. Nunca se había enturbiado su vista ni había desaparecido su vigor.

Esto nos da cuenta de que las razones por que Mosheh no podía entrar o salir no dependían de su salud o impedimento físico, e incluso no había obstáculo para moverse en este lugar.

Notemos que este mismo pasuk dice que El Eterno le dijo que no cruzaría el Yarden -Jordán-; lo cual nos indica que Moshe estaba consiente de que hiciera lo que hiciera, o dijera lo que dijera, el no podría entrar ni salir de la tierra prometida y ya no aconsejaría a benei Yisrael.

Por lo tanto Moshe vayélej – fue- o dicho de otra forma no estaba estático para poder transmitir lo que el Eterno les había enseñado.

Es costumbre entre nuestro pueblo decir que la Torah es el camino -haderej- y por tanto vivir haciendo mitzvot es estar moviéndote en el camino, y esto es lo que Mosheh hizo hasta el ultimo momento de su vida, ya de ciento veinte años y sin la esperanza de entrar en la tierra, bien podría darse por vencido y decir ” ¿ya para que?” pero esta perasha nos demuestra que aun en estas condiciones Mosheh fue un hacedor de Torah y vayélej -fue- enseñando con su ejemplo.

Temas de la Parasha

Primera alía 31:1-3
Mosheh ratifica que a pesar de que el no entrara en Tierra prometida El Eterno es quien va con el pueblo e incluso ha puesto a Yehoshúa como su sucesor.

Segunda alía 31:4-6
Moshe les recuerda que El Eterno entregara a su enemigos. Que deben esforzarse y no desanimarse pues Hashem no los abandonara.

Tercera alía 31:7-9
Mosheh llama a Yehoshua ante todo Yisrael, le insta a ser fuerte y valiente por que el que hará que el pueblo herede y Hashem va delante de el. Escribe Mosheh *”esta Ley”,el Jumash -conocido como los cinco libros de Mosheh o Pentateuco- y lo entrega para ser guardado en El Arca del Pacto.

Cuarta alía 31:10-13
Mosheh enseña la mitzva de Hakhel: Cada siete años en el primer día de Jol Hamo´ed -día intermedio- de Sukot -Fiesta de los Tabernáculos-, se reunirá toda la congregación, hombres, mujeres, niños y extranjeros; para leer *”esta Ley” y así todos escucharan y aprenderán a temer al Eterno.

*Nota:
Dice Rashi: en el pasuk 9 cuando se menciona “esta Ley” se refiere al Jumash; y cuando se menciona “esta Ley” en el pasuk 11 significa una parte de debaryim, es así que puede leerse en un corto tiempo.

Quinta alía 31:14-19
El Eterno manda a llamar a Yehoshúa para darle sus cargos. Hashem advierte a Mosheh que el pueblo le abandonará e instruye que escriba un canto para así enseñar a benei Yisrael y sea testimonio para ellos.

Sexta alía 31:20-24
El Eterno confirma que el canto será testimonio, Mosheh lo escribe completo y lo enseña.

Séptima alía 31:25-30
Moshe ordena que el canto sea guardado en el Arca del Pacto, y lo entona ante toda la congregación.

Enseñanza.

Esta perasha antecede al canto que El Eterno manda a Moshe para enseñanza a benei Yisrael. Diciendo que será testimonio y testificara contra ellos.

Hablando en un sentido legal, testimonio es la declaración y examen del testigo, para provocar la convicción del órgano jurisdiccional; testigo es la persona que emite declaraciones y datos ante un juez.

Existe el testigo, en un sentido histórico, que por ser el espectador de algo, lo puede constatar. O en un sentido ético, es aquel que por su ejemplo prueba la fuerza y veracidad de sus palabras.

El Eterno es justo -tzadik-. Justo eres Tú , oh Eterno, y rectos Tus juicios. Tehillim 119:137
En base a esta justicia el determina lineamentos para que sepamos que es lo bueno y que lo malo, y la consecuencia de optar por una u otra cosa, como dice debaryim 30:15-20:Mira (oh Yisrael)que hoy he puesto ante ti la vida y el bien y también la muerte y el mal. Si haces lo que te ordeno… te bendecirá El Eterno tú Eloh-m … Pero si se desviare tu corazón …declaro que seguro pereceréis…Pongo hoy por testigos -edym- contra vosotros a los cielos, y a la tierra, de que os di a escoger…

En este caso cielos y tierra son – edym- testigos de cargo, al decir que El Eterno los puso contra ti.

Al igual que los cielos y la tierra el canto –shyir– también es un ed -testigo-:

Y ocurrirá que, cuando tantos males y desgracias les sobrevinieren, este cántico será testimonio -ed- contra ellos, porque lo que ha de suceder no será olvidado por su simiente… Debaryim 31:21

El pasuk 22 nos habla que Mosheh escribió este canto, pasuk 24 acabo Mosheh de escribir esta “Ley”-Torah- en un libro -sefer-, pasukim 25 y 26 ordena a los levyim que tomen este sefer Torah -libro de la “Ley” y lo pongan en el -Aron Beryt- Arca del Pacto- y dijo: <esté allí como testigo -ed- contra ti>

El Arca es también llamada como -Aron haedut- Arca del testimonio. Esto es por que contenía la Torah. Y dentro de ella muchos testigos o testimonios.

¿Acaso El Eterno necesitaría de testigos?, si El es Eloh-m de sabiduría y por El se ponderan las acciones. I Shmuel 2:3

¡Por supuesto que no¡ Lo que el Eterno trata de enfatizar con todo esto es que para que exista una justicia tiene que haber un marco legal (leyes), y no solo esto, el prefiere que estemos concientes y vivamos en ellas para que no haya ningún pretexto al decir que no las conocíamos, y por tanto sí cometimos infracciones “sin querer”, dijéramos que no merecemos lo que nos sucede.

Y ahora escribid este cántico para enseñarlo a los hijos de Yisrael poniéndolo en su boca, como testimonio Mío contra ellos. Debaryim 31:19 En este caso El Eterno es el testigo -ed-

Las palabras del canto tiene que aplicarse al corazón, como un testigo -ed- para cuidar que se cumplan las palabras de el.

Entramos aquí a un punto interesante, las palabras que contienen el canto, nos hablan de: a) Hashem nos creo, b) El nos hizo una nación con heredad, c) Nos guía y nos da abundancia, d) Lo menospreciamos y olvidamos, e) El eterno esconderá su rostro de nosotros, f) Finalmente hará justicia a su pueblo y se apiadará de él.

En un sentido figurado el canto a la vez que es testigo, por que declara los hechos; es un testimonio al contener los acontecimientos.

Digamos que en un contexto general este canto nos muestra, que testifica contra nosotros; pero si quisiéramos saber más a detalle que es lo que tenemos que aplicar a nuestro corazón, veamos mas acerca de los testigos y testimonios: Son para cumplirse: Cumpliréis diligentemente los mitzvot del Eterno vuestro Eloh-m, como así también los -edotij- testimonios y jukim -estatutos que El Eterno te prescribió. Debaryim 6:17

El Eterno testifica con su Ruaj a través de los profetas, Nehemías 9:29Y les testificaste -vataed- que debían retornar a tu Torah, mas obraron con soberbia y no escucharon Tus mitzvot, sino que pecaron contra tus mishpatim, por los cuales vive el hombre que los cumple…30 No obstante por muchos años les extendiste Tu misericordia y les testificaste -vataed- por Tu Ruaj a través de Tus profetas…

Estos pasukim nos muestran que el testimonio que nos da El Eterno es para volver a la Torah.

En Tehillim 119 se detalla los beneficios que se obtienen de hacer Torah, en los siguientes pasukim encontramos varias características de los testimonios.

2-Felices son los que los guardan.
14-Nos dan tanto regocijo como las riquezas.
22-Pedimos al eterno que quite el reproche y el desprecio hacía nosotros, al cumplirlos.
24-Nos complacen y son consejeros.
31-Si nos aferramos a ellos no seremos avergonzados.
36-Inclinando nuestro corazón a ellos no codiciaremos.
46-Al hablar de ellos no seremos avergonzados.
59- Son camino para nosotros
99-Al meditar en ellos nos dan un gran entendimiento.
111-Son herencia para siempre y alegría del corazón.
119-Se aman.
125-Con entendimiento se conocen.
129-Son maravillosos, se guardan en el alma.
138-Los ordeno El Eterno en rectitud y suma fidelidad.
144-Son justos por siempre.
146-Los que son salvados los guardan.
152-El Eterno los estableció por siempre.
157-Aunque seamos perseguidos no hay que apartarnos de ellos.
167-Se observan en el alma y se aman grandemente
168-Al cumplirlos nuestros caminos están delante de Hashem.

Al ver todas las características, que tienen los “testigos”, nos damos cuenta que en verdad son para recordar lo que ha acontecido y usarlo para vivir una vida plena.

Conclusión

Para que haya un justo juicio tienen que presentarse todas las partes, y en este caso que hemos hablado del testigo y sus testimonios o declaraciones , observemos lo que dice debaryim 19:15 y Matityahu 18:16: Un testigo -ed- solo no bastará para culpar a un hombre por cualquier iniquidad o pecado que hubiere cometido. La imputación en tal sentido deberá hacerse por dos o tres testigos -edim- o -martus- (griego)

Es así que El Eterno ha puesto muchos testigos: el cántico, profetas, a El mismo. Ejemplos de conducta y Emunah, de Haberym Hebreos- 11 que son una nube de testigos -martus- a nuestro derredor. (12:1)

El encontrarnos en Rosh Hashaná -Año Nuevo-, seguido de lo días de Yamim Noraim _ “Días terribles”*, reflexionemos que este periodo, en el que Melejnu -Nuestro Rey-, se presenta como juez, pero también como Padre misericordioso, que anhela retornemos en una conducta correcta, nos da la oportunidad, bezrat HaShem -sea su voluntad-, que nos presentemos delante del Eterno habiendo tomado ejemplo y no solo esto sino poniendo en practica los testimonios que el nos lego y podamos decir: “Sois testigos -edim- de vosotros mismos de que habeís elegido al Eterno para servirle” y Ellos dijeron: “Testigos -edim- somos. Yehoshúa 24:22

¡Shana Tova 5762!

Copyright © 2009 bethaderej.com. Todos los derechos reservados

Imprimir esta entrada

Sobre Administrador

Administrador del sitio.
x

Check Also

el cántico

Y fué 5 de Tishri de 5765 8 de Octubre del 2005 Debarim / Deuteronómio 31:1-30 Rav Mijael Avila “Shlita” Sinagogas Bet HaDerej mijaelavila@hotmail.com Introducción ...