Home > Estudios Bíblicos > 5776 > ¿Desanimado y fastidiado?

¿Desanimado y fastidiado?

Todo lo que leeremos a continuación, está protagonizado por los hijos de nuestros padres que salieron de Mitzráim [Egipto]. Aquellos indefensos niños, que probablemente salieron tomados de la mano de sus padre y madres. Y en quienes al parecer, su técnica de quejarse se había perfeccionado. Ahora se atrevían a dar un balance de pérdidas o perjuicios lógicos, de lo que sucedía.
Bamidbar / Números 21:4 Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino.

Veamos otra traducción (Biblia del Oso):
Bamidbar / Números 21:4 Y partieron del monte de Hor, camino del mar Bermejo, para rodear la tierra de Edom; y el alma del pueblo fue angustiada en el camino.

El solo cambio de palabras entre “desánimo” y “angustia”, pareciera cambiar el cuadro y nos hace ver a un tipo diferente de personas.
Pero leamos el siguiente verso:
Bamidbar / Números 21:5 Y habló el pueblo contra Elohim y contra Mosheh: ¿Por qué nos hiciste venir de Egipto para que muramos en este desierto? Que no hay pan, ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.

Ya que nos ubicamos un poco veamos, una más traducción del verso en cuestión:
Y viajaron de Hor (monte) Hahar (del monte) por el camino del mar de los juncos para rodear (eludir) a la tierra de Edom y se exasperó (fastidio) el espíritu del pueblo con el camino.

Así tenemos estos aspectos que se traducen:
– Desanimo
– Angustia
– Exasperar
– Fastidio

Las palabras anteriores tienen una relación bastante cercana, pero veamos a través de los comentarios de nuestro pueblo, el por qué se “fastidiaron” o se “angustiaron”.
Una explicación de Rashi, de bendita memoria, aclara lo siguiente:
“Con el camino” y no “En el camino”: se fastidiaron de tanto viaje ya después de 40 años de nómadas por el desierto estaban prontos a entrar a Israel y nuevamente tuvieron que retroceder para evadir a Edom y luego a Amon y Moab. Dijeron este camino no tiene fin.

Veamos un comentario sobre este mismo caso, de Haameq Dabar el cual agrega:
Un camino que “parecía corto” y luego se “hizo largo”, es más fastidioso que de aquel camino el cual de un principio se conocía largo.

Pero veamos un comentario que deja ver un punto interesante:
El fastidio de Israel vino por el calor del sol al haber desaparecido las nubes protectoras como consecuencia de la muerte de Aharon (Jhizquni)

Como ven la expresión que toma más nuestro pueblo es “fastidio”.
Veamos algunas definiciones para entender la probable relación de las traducciones anteriores:

Fastidio:
1- Disgusto o molestia que causa algo.
2- Cosa que causa disgusto o perjuicio leves: es un fastidio tener que empezar de nuevo.

Algunos estudios entrelazan el fastidio con el aburrimiento, el cual es un cansancio causado generalmente por disgustos o molestias, o por no tener nada que divierta y distraiga.
Aquellos que se encuentran temporalmente aburridos, pueden considerar su estado como una mera pérdida de tiempo, pero la mayoría lo considera aún peor.

El científico y escritor Isaac Asimov, aseguró que el aburrimiento iba a convertirse en la principal enfermedad de nuestra época, hasta tener consecuencias mentales, emocionales y sociológicas.
En el seminario “Las formaciones del inconsciente”, Lacan, plantea que la queja del aburrido es la manifestación del deseo de otra cosa. Necesitar esa otra cosa es un signo de aburrimiento.
Este estado emocional, muchos coinciden que puede llevar a la angustia.

La raíz hebrea que se utiliza aquí es Catsar, que en un inicio tiene que ver con segar o cosechar. Veamos:
Vaicra / Levítico 19:9 Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no acabarás de segar el rincón de tu haza, ni espigarás tu tierra segada.

En la primera expresión sobre segar (segareis), está la raíz hebrea que estamos estudiando.
La intención, quizás desde mi muy pequeño punto de vista, sería que se está refiriendo a el hecho se romper una continuidad, en este caso es el de la planta.

Veamos un pasuk más, donde claramente se ve que la intención de esta raíz es dar a entender que algo se detiene:
Bamidbar / Números 11:23 Entonces El Eterno respondió á Mosheh: ¿Hace acortado la mano del Eterno? Ahora verás si te sucede mi dicho, o no.

La expresión “hace acortado” hace referencia a la raíz hebrea que estamos estudiando.
Con este punto de reflexión una pregunta interesante seria: ¿Qué interrumpió el pueblo? ¿Qué dejo de hacer de manera continua?

Imaginemos un poco: 40 años dando vuelta y vuelta a un circuito de 40 días de recorrido y siempre llegando a un punto que la tierra estaba la vista.
Probablemente siempre decían: ¡Esa, esa, es la tierra que heredaremos! Una y otra vez, pasaba lo mismo, pero nunca tomaban posesión.

Quizás el ánimo de sentirse que eres dueño de una tierra, a estas personas, entonces niños; su ánimo estaba alto. Sus ilusiones, sus sueños de ser libres de tener una nación real, con territorio propio. Ese ánimo estaba presente hasta el día que se desanimaron, se fastidiaron de estar haciendo lo mismo una y otra vez.

Quizás si solo en su cara se hubiera notado el fastidio, el desánimo en su cara y no hubieran expresado lo siguiente, probablemente no hubiera pasado nada:
Bamidbar / Números 21:5 Y habló el pueblo contra Elohim y Mosheh: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Que ni hay pan, ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.

¡No! Tuvieron la valentía de buscar “razones” para discutir, razones que tenían tintes de queja, de malestar.
No creo que estemos hoy tan lejos de esas prácticas.
¿Qué ganaron?
Bamidbar / Números 21:6 Y El Eterno envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo: y murió mucho pueblo de Israel.

Si pensaban que el castigo iba a venir en 40 años, estaban equivocados, la corrección no esperó. Las clases habían terminado, el aprendizaje se esperaba como un éxito en las conductas de cada uno de ellos. ¡No más tolerancia!

El fastidio o aburrimiento de lo que vives, gran parte se debe a que haces lo mismo y esperas resultados diferentes.
¡Cambia! ¡Experimenta!, come algo diferente, disfruta, valora lo que tienes, comparte con los demás.

Veamos la fórmula que la Torah nos regala. A continuación presentaré algunos pasukim, y las letras en cursiva serán las expresiones que ocupen la raíz hebrea que estamos tratando:

Formula número uno, técnicas para obtener problemas:
Oseas 8:7 Porque sembraron viento, y torbellino segarán: no tendrán mies, ni el fruto hará harina; si la hiciere, extraños la tragarán.

Que podríamos entender con “viento”, veamos lo que la Torah nos regala:
Oseas 10:13 Habéis arado impiedad, segasteis iniquidad: comeréis fruto de mentira: porque confiaste en tu camino, en la multitud de tus fuertes.

Formula número dos, técnica para alejar el fastidio, el desánimo:
Oseas 10:12 Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia; arad para vosotros barbecho: porque es el tiempo de buscar al Eterno, hasta que venga y os enseñe justicia.

¡Simple! El fastidio, el aburrimiento, el desánimo, se quita con el quehacer de la búsqueda del Eterno. Siguiendo la justicia, practicándola, sembrándola.

Shabat shalom!

Copyright © 2016 www.bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Imprimir esta entrada

Sobre Roé Yoel Martinez

x

Check Also

Mi ofrenda para las vestimentas

Introducción En esta perashah Terumah encontramos reflejado el amor que el pueblo podía llegar a demostrar ante el Creador, ese amor que estaba estrechamente ligado ...