La Fe – Emunáh

| 24 Av 5769 [14 agosto 2009]

Categoria: Estudios

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej
mijaelavila@hotmail.com

Como ustedes recordarán Ishmael es un joven judío mesiánico, que se encuentra en una etapa que le exige profundizar en sus creencias, las cuales le obligan a reflexionar, y en esta ocasión abordarían un importante tema “La Fe”, en Efesim – Efesios dice la Biblia “Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno”, Así que si cada uno desea hacer uso de ese escudo, debemos conocer lo que es y asi sacarle el máximo provecho.

Ishmael acompañaría al rabino a recoger un embarque de libros, a la ciudad de México y esto daría ocasión a una charla que sería edificante para Ishmael.

-Boker Tov -Buenos días- Ishmael.
-Boker Tov Rab
-¡Que bueno que llegas! Estamos a buen tiempo para llegar a nuestro compromiso, y te agradezco que me acompañes a la ciudad de México.
-No tiene que agradecerlo Rab, usted sabe que para mi es un placer
-Gracias Ishmael, ayúdame por favor a sacar el auto

Ishmael recibió las llaves del auto de manos del rabino y se dirigió a abrir el portón.

-Esta listo el coche rab
-Muy bien, solo déjame tomar mi suéter y te alcanzo
-Ok

Ishmael se dirigió al automóvil, y se puso al volante. El rabino le alcanzo y se subió poniéndose el cinturón de seguridad.

-Muy bien Ishmael, andando, por favor dirígete a la autopista
-¡Que cara es la autopista! ¿Verdad?
-Si, es increíble lo que cuesta, pero no cabe duda que ahorras tiempo; me quede de ver con el rabino Gómez para recoger la caja del Shuljan Aruj (Recopilación de leyes rabínicas concernientes a la vida del judío), nos serán de mucha utilidad para la gente que no lo tiene
-El mío lo tengo prestado, y espero con esto lo tenga de vuelta

Ambos sonrieron, el rabino se estiro para tomar la taza de café que había puesto en el tablero del coche y dándole un sorbo, dijo.

-Ahhh, leí una artículo de un político que hablaba de que México saldría adelante económicamente, él decía muy enfático “Tengo Fe de que México saldrá adelante”, situación que me provoco un sentimiento de tristeza de leer frecuentemente que es mal utilizado el término “Fe”, y lo increíble, es que no nada más por los que no han reconocido a Mashiaj, sino aún entre los que sí.
-Que le digo Rab, me hace falta entenderlo a plenitud, pero aprovechemos Rab, fíjese que hice la tarea que me dejo al respecto de la Emunah (Palabra hebrea para fe).
-Muy bien Ishmael, cuéntame.
- Pregunte a 10 personas que conozco, su definición de Fe, como usted sabe rab, Emunah en hebreo. Y pues tal y como lo dijo, siendo la Emunah – fe- un concepto tan usado, no existe una definición generalizada, sino al contrario, cada quien tiene su concepto de Emunah – fe -.
-Pues vaya que si, cuéntame que indagaste.
-¿Me podría ayudar a alcanzar mi cuaderno? Esta en el asiento trasero

El rabino se estiro, para alcanza el cuaderno que junto al sidur – libro de las oraciones- traía Ishmael.

-Si lo abre por favor rab, esta al final de lo escrito.

El rabino empezó a hojear el cuaderno de apuntes de Ishmael, y encontró la tarea que le había dejado a Ishmael.

-Haber que tenemos aquí, las respuestas: Creer; La certeza de lo que se espera; Esperar algo que ellos desean; Confianza en algo; Creer en Elohym; Creer lo que no se ve; Confianza en Elohym; Tener certeza y convicción de lo que se espera; Confiar ciegamente; Pedir sin dudar.

El rabino se quedó pensando un momento, y volteándose hacia Ishmael dijo:

-¿Te das cuenta que hay palabras que se repiten constantemente?
-Si tiene razón rab, pero también tristemente me di cuenta de la razón que tenía cuando me dijo de que el término Fe – Emunah- es tan variado y no hay un concepto generalizado dentro del cuerpo de creyentes.

Atento el camino Ishmael continuo diciendo.

-Era notorio rab, que la gente que de alguna manera tienen más conocimiento en la Biblia, citarán lo escrito en Hebreos: “La fe es la certeza de lo que espera, la convicción de lo que no se ve”, pero rab, estos eran los menos, casi todos, ni siquiera podrían citar textualmente el pasuk – versículo.
-Tienes razón Ishmael, esta prueba se la he dejado a muchísima gente, e invariablemente, tendrán una respuesta muy parecida a la que encontraste.

El rabino volteaba a ver el bello camino que tenía ante si, lleno de árboles, y todo verde, observaba el contraste del verde con el cielo azul, lo disfrutaba sin lugar a dudas mucho.

-Entonces Ishmael, las palabras que la gente asocia a la Emunah son: creer, confianza, certeza y tal vez espera.
-Estoy de acuerdo.
-Ahora Ishmael ¿Por qué crees que suceda esto?
-No sé Rab, pudiera decir que hay, una mala instrucción, sin embargo más bien creo que los criterios en cuestión religiosa no están unificados, cada quien cree dependiendo la congregación a la que asiste o a la denominación.
-Tienes razón Ishmael, pero ¿Si estamos hablando de una palabra tan usada, no crees que es muy grave?
-Si duda rab, pero no nos vayamos lejos, aun en nuestra sinagoga podría estar sucediendo lo mismo en otros términos.
-Así es Ishmael, es importante identificar que la kehilá de Yehoshua tiene mucha necesidad de unificar criterios. Tu sabes en el judaísmo mesiánico estamos concientes de que la “Santa Cena” a la que se refiere el Brit Jadashá, es la festividad bíblica llamada Pesaj – Pascua – pero ¿Qué sucede con otras denominaciones? Cada quien cree que la tiene que celebrar dependiendo su denominación, unas cada domingo, o cada mes, o cada vez que se reúnen, etc. No cabe duda que detrás de todo esto, lo que manifestamos es ignorancia de la voluntad de Hashem -Palabra que designa al Eterno con todas sus virtudes, literalmente es El Nombre-. Por eso mi amado Ishmael, debemos trabajar cada quien aportando su granito de arena.
-Tiene razón rab, hay mucho por hacer, pero mientras tanto, aprovechemos y enséñeme por favor lo que la Emunah es.

El rabino sonrió, al reconocer la sagacidad de Ishmael. Mientras Ishmael continuaba conduciendo el rabino dijo:

-¿Cuál es el capítulo que habla acerca de la Emunah – fe – en el Brit Jadashá – Pacto renovado-?.
-Pues sin lugar a dudas es Hebreos 11.
-Así es Ishmael, fíjate que si bien la mayoría cree que la Emunah es creer, debemos hacerle un examen a cada ejemplo descrito en este capítulo comprobándolo en cada ejemplo que nos ilustra la Emunah según éste capítulo ¿No crees?.

Acomodándose en su asiento el rabino comenzó a rascarse la barba, tomo la Biblia que llevaba con el, y la abrió en el pereq -capítulo- 11 de hebreos.

-1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. 2 Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos. 3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

Cerrando la Biblia, el rabino continuó diciendo.

-Realmente no entiendo por que tradujeron el primer versículo como lo hicieron, en la mayoría de traducciones al ingles a mi juicio son mas certeras en su traducción. Veamos la primera frase: “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera”, la palabra “certeza” la tradujeron a partir del vocablo griego “Hupostasis”, el cual se puede traducir como “sustancia”, etimológicamente tiene que ver con “Establecer debajo” es decir, como si fueran los cimientos de una construcción, la esencia de algo, y a pesar de que me gustaría que fuera verdaderamente la palabra certeza, no es así. Pero alcanzamos a ver un elemento interesante de la Emunah que es la “espera”, de ahí que con este sencillo elemento nos podemos dar cuenta que el “Creer”, no es un sinónimo de Fe, ya que la Emunah tiene como elemento la “Espera”.
-Perdón rab no entendí bien, ¿La emunah es la sustancia de lo que se espera?
-Si Ishmael, la palabra Hupostasis proviene de dos vocablos Hupo que es una preposición que significa “Debajo de” y Histemi, que es “Establecer”, si lo tomamos tal cual es “Establecer debajo de”, de ahí que la Fe, se va a sustentar en una espera para que se lleve a cabo lo prometido de parte de Hashem. Debemos entender que la Fe, es a partir de promesas que el Eterno haga, si no es así, entonces no hay fe. Es decir, no puede existir la Fe, si Hashem no está de por medio, toda Fe, comienza con Hashem, haciendo una promesa, por ejemplo, si tu papá te promete algo, y tu le crees, no por ello es Fe, ya que no sería correcto que tu dijeras “Yo tengo Fe en mi papá”, ¿Por qué Ishmael? Pues por que el único que prometerá y siempre cumplirá, es Hashem, y si bien tu papá normalmente te cumple, pero como hombre existe el riesgo que las circunstancias a veces le obstaculicen cumplirte algo, pero a Hashem, si prometió, cumplirá.
-O sea rab, que si un hombre dice: “Yo tengo fe, que México saldrá económicamente adelante” ¿No es correcto?
-Así es Ishmael, tendría que decir “Yo confió o creo que México saldrá adelante” ya que Hashem no ha prometido que así será, aunque por supuesto es lo que le pedimos ¿Verdad? Casos como el de nuestros hermanos en Argentina, confiamos o creemos que Hashem los sacará adelante, sobre todo existiendo tantos paisanos por allá, sin embargo por cuanto no lo ha dicho el Eterno, no hay una espera segura que reditúe en victoria.

Continuó el rabino.

-Fíjate un ejemplo de Emunah, ¿Tu sabes como creo Hashem todo?
-Pues en Bereshit – génesis – nos habla de la creación.
-Bien Ishmael, si tu crees lo que está escrito, entonces tienes Emunah, date cuenta que tu crees que se hizo, por que escrito está, si no estuviera escrito, daría lo mismo que creyeras que fue una evolución o cualquier otra cosa, solo serían teorías, sin embargo, nosotros lo creemos por cuanto el Eterno lo habló, entonces, es por Fe, por que el lo hablo, nosotros le creímos y fue. ¿Recuerdas las veces que en Bereshit dice la Biblia “Y Elohym dijo hágase…” y se hizo?
-Si
-¿Por qué sucedió? Pues por que Hashem lo habló, y si el lo hablo, se cumplió o se cumplirá.

El rabino con su dedo índice se adelanto para leer más adelante en el capítulo.

-Voy adelantarme unos cuantos pasukim -versículos- que tal vez en su oportunidad veamos, pero para explicarme mejor te leeré lo siguiente.

Hizo un alto el rab, y alzando su cara volteó a ver a Ishmael.

-Mira hijo, la fe se compone de varios elementos que son: “Conocer la voluntad de Hashem, Creerla, y hacerla” nemotécnicamente sería el “C.C.H.”, “Conocer Creer y Hacer”, sin embargo debes estar conciente que en estos tres elementos siempre hay un lapso de espera, como ya lo vimos. Si esto que digo es correcto, los tres elementos C.C.H. sería una forma de comprobar con los ejemplos descritos en éste capítulo, ¿Estas de acuerdo?
-Lo que me quiere decir, es que si la Fe, en realidad se compone de Conocer la voluntad de Hashem, Creerla y Hacerla, cada ejemplo descrito en éste capítulo debería ser comprobado con éstos elementos.
-Si, pero recuerda que entre ellos hay algo fundamental que es la espera.
-Bien rab, creo que entiendo.

Ya se acercaban a la caseta de cobro, el rabino saco de su cartera un billete y se lo dio a Ishmael.

-Toma hijo, para que pagues.

Ishmael tomó el billete, se lo dio al joven que estaba en la caseta, le devolvieron su comprobante y regresándole el cambio al rabino, continuó avanzando con el vehículo.

-Bien rabino, según lo que usted a estudiado, entiendo que a la definición de Fe que llegó es “Conocer la voluntad de Dios, Creerla y Hacerla”, y que detrás de ésta definición siempre conllevará un lapso de espera.

El rabino contento por el entendimiento de Ishmael, dijo emocionado.

-¡Muy bien Ishmael! Lo haz entendido perfectamente. Ahora, permíteme demostrarte que esta definición es comprobable a partir de éste capítulo.

Ishmael indeciso con cual dirección tomar, le preguntó al rabino.

-¿Nos iremos por el periférico, o tomaremos la avenida Insurgentes?
-Toma por ahora insurgentes, y mas adelante atravesaremos el periférico, ahí lo tomaremos, creo que será lo mejor.
-Como diga Rab.

El rabino tomando nuevamente la Biblia, leyó.

-Hebreos 11:3 “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”. Si te das cuenta hijo, tanto tu como yo, no somos evolucionistas, sino creacionistas, creemos firmemente que Hashem creo todo lo que vemos, pero ¿Por qué creemos esto? Sencillo, por que la Biblia lo dice, es decir Hashem nos transmitió como fue que El creo todo, nosotros conocimos los hechos, lo creímos y entonces se convirtió en Fe, voy a saltarme algunos versículos que bien puedo comprobar, pero que se requiere mas contexto para demostrártelo, tal vez mas adelante te lo explique, pero para que entiendas mejor, veamos el versículo 7 “Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.”

El rabino se acomodo en el asiento del vehículo, y continuó diciendo.

-Si verdaderamente la Emunah es “Conocer la voluntad de Hashem, Creerla y Hacerla”, comprobémoslo con éste ejemplo, Noaj, es un ejemplo de Fe / Emunah, ¿Estas de acuerdo Ishmael?
-Como no estarlo rab, la Biblia lo dice.
-Bueno, vayamos a Bereshit – Génesis- y comprobemos lo primero, ¿Noaj primero conoció la voluntad de Hashem?

El rabino pasó las hojas de la Biblia hasta encontrar el primer libro de la Torah, Bereshit.

-Génesis 6:13 “Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra. 14Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera”, ¿Estas de acuerdo Ishmael que la primer condición se cumple?
-Si rab, Noaj “Conoció primeramente la voluntad de Hashem”
-Así es, a Noaj no se le ocurrió de la nada hacer un Arca, sino que primero Hashem se lo dio a conocer. ¿Cuál es la segunda prueba?
-”Creer a la voluntad de Hashem” ¿Verdad?
-Bien, ¿Cómo podríamos comprobar esto? Bueno, pues la mejor prueba de que Noaj la Creyó, es que lo hizo, que vendría a ser la tercera prueba, como te lo leeré a continuación: Verso 22 “Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó.”

Continuó el rabino

-Si te das cuenta, efectivamente Noaj le “Creyó” a Hashem demostrándolo con la acción de poner manos a la obra en la creación del Arca, y en ésta misma acción se cumplió con el tercer elemento de la Emunah “Hizo”. Si te das cuenta Ishmael, esto es un ejemplo de Fe, no basto con Conocer la voluntad de Hashem tampoco con Creer nada más, y por supuesto no se le ocurrió de la nada a Noaj, el Hacer un arca de madera. Se requirieron de éstos tres elementos junto lo que conllevo a que se presentará la Emunah ¿Te das cuenta?
-Creo que si, rab, y poniendo un ejemplo, la vecina que tengo, tiene a su hijo en Estados Unidos trabajando, y ella el otro día dijo, “Tengo mucha fe, en que mi hijo vendrá”, ¿Eso no es correcto verdad Rabino?
-Si te das cuenta hijo, ella no puede tener fe en que su hijo vendrá, sino lo que tiene es tan solo una esperanza, ya que si fuera Emunah, Hashem se lo hubiera dicho, y entonces ella debió Creerlo esperando la promesa, y entonces invariablemente se cumpliría. Con este ejemplo que pones, ilustra muchos de nuestros dichos o de las frases de las personas, en lugar de utilizar la palabra fe, bien pudieran utilizar, tengo esperanza, o creo o supongo, y confío, sin embargo nada de esto satisface por completo a lo que la Emunah es. ¡La Emunah o fe, es Conocer la voluntad de Hashem, Creerla y Hacerla”
-Ya voy entendiendo rab.
-Muy bien hijo, veamos otro ejemplo: Hebreos 11:8 “Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba”. Este es otro ejemplo de Fe, y se da a partir de que Abraham conoció la voluntad de Hashem, en el momento en que El se la manifiesta, veamos el suceso que se presentó en el TaNaJ (Acróstico de Torah Neviim y Ketuvim, que son las tres parte en las que se compone el mal llamado Antiguo Testamento), Génesis 12:1 “Pero Hashem había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré”. Este ejemplo de Fe, al igual que todos, siempre comenzará con Conocer la voluntad de Hashem, siempre, siempre, siempre. Hashem le dice “Vete de tu tierra” y después de escuchar su mandato, Abraham no lo objetó, tal vez no lo entendía, sin embargo, le Creyó, y entonces, tomó sus cositas, y a su familia y partió de ahí, Génesis 12:4 “Y se fue Abram, como Hashem le dijo”, Después de creerle, y hacerlo se cumplió la Emunah.
-¡Guau Rab! Ahora entiendo que si yo verdaderamente anhelo crecer en Fe, lo que debo es conocer la voluntad de Hashem.
-Así es Ishmael, pero, ¿A dónde encuentras su voluntad?
-Pues en primera instancia en la Biblia
-Muy bien Ishmael, y si tu quieres crecer en Emunah ¿Qué necesitas?
-Estudiar la Biblia
-¡Claro! Es por ello tan importante conocer su Palabra, y entonces, como primer paso, nos acercaremos a ser hombres de Fe.
-Entre mas conozca a Hashem rab, más le amaré y entonces le creeré.
-Así es, ¿Recuerdas a Kefá – Pedro – que dice: “A quien amáis sin haberle visto”?
-Si
-Pues Ishmael, es posible amar a alguien aun sin verlo, pero, le amamos por que lo conocemos, y esto es el principio del amor de Hashem, es decir, no se basa en los sentimientos, sino se basa en la razón.
-¡Que maravilla, todo cuadra!

Estaban a punto de llegar a su destino, y el rabino se incorporo para ver la calle en la que debían dar vuelta.

-Ishmael, ya vete acercando al lado derecho para salir en la próxima calle.
-Ok

Ishmael, haciendo caso, empezó a rebasar carros, con el fin de adelantarse y poder salirse del periférico.

-Ten cuidado Ishmael con ese colectivo, maneja muy atrabancado.
-Gracias Rab, ya lo vi.
-Ahora a la derecha por favor.

Antes de llegar a sus destino, iban observando si había algún estacionamiento, disponible, era un lugar muy congestionado y les costo varias vuelas a las cuadras dar con el estacionamiento.

Ambos descendieron del vehículo, y fueron al encuentro del rabino Gómez. El rabino Gómez salió a recibirlos estrechando sus manos.

-Gusto en verlo rab.
-El gusto es mío rabino Gómez, ¿Cómo ha estado?
-¡Baruj Hashem -Bendito Su Nombre- muy bien ! ¿Qué tal Cuernavaca?
-Hay un clima estupendo, realmente es una bendición vivir en esa hermosa ciudad.
-Si, tiene razón.
-Por cierto, creo que no lo conocía rab, el es Ishmael un talmid – Estudiante- de nuestra sinagoga.
-Es un placer Ishmael.
-El placer es mío rab.
-Pasen, pasen por favor están en su casa.

Al entrar, vieron la mezuza -Rollo con versículos bíblico que se pone en el poste derecho de la entrada de la casa ver Deuteronómio 6:9 -, y tocándola entraron a la casa. El rabino Gómez los guió hasta su sala.

-¿Desean algo de tomar?
-No gracias – dijo Ishmael.
-Yo si, por favor un vaso de agua.

El rabino Gómez se dirigió a la cocina por el vaso de agua, y desde ahí le dijo.

-¿Ve la caja que está a su lado Rabino? Ahí están los libros que me solicitó.
-Muy bien

El rabino se agacho para abrirla y observar su contenido, mientras tanto el rabino Gómez regresaba con el vaso de agua.

-Aquí tiene
-Toda rabá -muchas gracias-.

El rabino tomó asiento. Ishmael estaba atento a los detalles en la casa, y le preguntó.

-Rabino ¿Esas fotos son de sus padres?
-Si Ishmael, ellos vinieron a México de España. Precisamente es en el puerto de Veracruz donde desembarcaron.
-¿Vivieron un tiempo en Veracruz?
-No Ishmael, ellos inmediatamente se trasladaron a la Ciudad de México, ayudados por unos familiares, aunque en realidad pudieron quedarse allá, por que también había familia, sin embargo creyeron que se podrían desarrollar mejor en la Ciudad de México.

El rabino Gómez alzo su mirada para ver otra foto, y señalándola dijo.

-Esa es mi hermana, mi hermano, y por supuesto yo cuando estaba pequeño.
-¿Qué bueno que ya existía la fotografía verdad?

El rabino Gómez, se voltio sonriendo al rabino y dijo:

-Ya oíste a tu talmid, ya me ve muy viejo.

Ambos rieron por la ocurrencia de Ishmael, a lo que él se sonrojó por su indiscreción.

-Pues le agradezco mucho rabino por su ayuda en los libros.
-No tiene de que, si se le ofrece algo mas, solo dígame.
-Gracias. Nos tenemos que retirar, ya que tengo una cita por la tarde con una pareja que hará su kidushim – boda, lit. Santificación-.
-Muy bien rab, ya sabe que aquí está su casa.

El rabino sonrió, Ishmael se adelantó a tomar la caja y se encaminaron a la salida.

-Nuevamente gracias rab.
-No tiene de que.
-Shalom.
-Shalom alejem – Paz a ustedes. Frase caracteristica bíblica ver Lucas 24:26-

El rabino e Ishmael se dirigieron al coche, y abriendo el portaequipaje metieron la caja.

-Muy bien Ishmael, vamos de regreso
-Si rab.

Un tiempo estuvieron ambos callados, el rabino miraba a los automovilistas que pasaban a un lado de ellos, pero Ishmael quería aprovechar la ocasión a lo que dijo:

-¿Podemos ver mas ejemplos rab?
-Claro Ishmael

El rabino volteo al asiento trasero para tomar su Biblia y la volvió abrir en el libro de Hebreos.

-Veamos, mmmhh… Aquí está, hebreos 11:11 “Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido”. ¿Recuerdas ese ejemplo?
-Si rab, el Eterno primero le anticipa su voluntad de que les daría descendencia a ella y a su esposo ¿Verdad?
-Así es, todo esto lo narra el libro de Génesis 18, y aún mas atrás existen detalles. Sin embargo lo que hay por resaltar es que el Eterno, primero les prometió y ellos conocieron esas promesas, le creyeron y lo hicieron, es decir se cumplió la promesa, y por ella vino Yitzjak – Isaac-.
-Ya veo como se cumple lo que dice, verdaderamente la Emunah es “Conocer la voluntad de Hashem, Creerla y hacerla”.
-Pero considera Ishmael, que en estos elementos de la Emunah siempre habrá un tiempo para que se cumpla el ciclo.
-Si rab, en realidad es la esperanza.
-Muy bien Ishmael, en hebreos 10:23 dice “Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió”, así que como bien dices mientras se concreta el ciclo completo de la Fe, existe mientras tanto esperanza, pero, identifica que la esperanza solo es una espera paciente, pero que de ninguna manera garantizará que se obtendrá lo que se espera, y en el caso de la Emunah, se tiene la certidumbre, por cuanto Hashem lo ha hablado, y no obstante en ese cumplimiento requiere de esa espera paciente.

Se acercaron nuevamente a la caseta de cobro, el rabino saco el billete y lo extendió a Ishmael.

-Aquí tiene
-Gracias.

Al devolverle el cambio continuaron su camino.

Ishmael reflexionaba en lo que había aprendido, y después de un tiempo preguntó.

-Oiga rab ¿Sería Bíblico que yo orando le pidiera a Hashem “Dame mas Fe”?
-Mira Ishmael, esta pregunta, me recuerda a la promesa de Yehoshua Hamashiaj – Jesús el Mesías-. El dijo, que era necesario que se fuera, y entonces mandaría al consolador ¿Recuerdas?
-Si, al Ruaj Hakodesh – Espíritu Santo-
-Así es, y ese consolador nos recordaría todas las cosas que El, había dicho ¿Verdad?
-Si rab
-Pues bien, esa es la promesa, el Ruaj Hakodesh, nos recordará todas las cosas, pero ¿De que manera nos puede recordar si antes no las conocemos?
-Tiene mucha razón rab, si yo recuerdo algo, es por que previamente conozco eso que estoy recordando.
-Así es, y por lo tanto, si tu quieres ayudarle al Ruaj Hakodesh ha hacer su tarea, necesitas conocer lo escrito, y en esos momentos de necesidad te recordará las cosas, ¿Cuántas veces no te ha sucedido que platicas con alguien de la voluntad de Hashem para su vida, y te salen tan fluidos los versos de la Biblia, que cuando terminas de hablar hasta tu mismo te sorprendes?
-Es verdad rab, muchas veces no se de donde me salen tantas palabras cuando hablo de Hashem.
-Pues eso es por cuanto el Ruaj Hakodesh, te está recordando lo que tu ya previamente sabias ¿Te das cuenta?
-Si rab, de la nada no puedo aprender y menos recordar nada.
-Pues ahora que entiendes esto, retomemos tu pregunta ¿Es bíblico pedir a Hashem “Auméntanos la fe”? ¿Tu que crees Ishmael?

Ishmael comenzó a reír y le dijo

-Hay rab, siempre me la voltea, yo le pregunto y usted me hace la misma pregunta.

El rabino sonriendo le contestó

-Si Ishmael, tienes razón, pero eso despierta tu mente.
-Lo sé, rab, pero no deja de darme risa.

El rabino se sobresalto al ver que un trailer se metía al carril de alta velocidad.

-Cuidado con el trailer Ishmael.
-Si rab, gracias, ya lo vi.

Comenzó Ishmael a disminuir la velocidad para posicionarse detrás del trailer y esperar a que rebasara, una vez que el trailer pasó, Ishmael volvió a acelerar para retomar su paso.

-Pues bien, rab, bajo esa lógica, yo podría decir que no es válido pedir a Hashem que nos aumente la fe.
-Así es Ishmael, desafortunadamente esto es tan común, en muchos lugares se invita a la congregación y le dicen: “levanten sus manos y pidan a Dios que les aumente la fe”. Pero ésto Ishmael, es infructuoso, no sirve.
-Yo lo he hecho rab.
-Mira, identifica que la fe comienza con conocer la voluntad de Hashem, y la base de ello está en conocer el contenido de la Biblia ¿Estas de acuerdo?
-Si rab.
-Pues bien, alguna vez en la Biblia, pasó un episodio semejante, de los talmidim – literalmente estudiantes y utilizado al español como discípulos- que le pidieron a Yehoshua “Auméntanos la fe” ¿Y sabes que sucedió?
-No recuerdo Rab.
-Te lo voy a leer.

El rabino hojeo la Biblia rápidamente para encontrar el pasaje del cual hablaba.

-Lucas 17:5 “Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe. 6Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería”. Date cuenta que a una petición expresa como lo fue “Auméntanos la Fe”, no se les dio, ¿Por qué? Por que nuestro amado Mashíaj conocía perfectamente que la Emunah proviene primeramente de “Conocer la voluntad de Hashem”, de ninguna manera les dijo: “Levanten las manos y ahora reciban” ¡No! Sino que a cambio les dio una enseñanza relativa a lo que podrían alcanzar con la Emunah, ¿Lo ves?
-Si rab, ¡Cuanta razón tiene! Y todo esto resulta demasiado lógico como siempre.
-Así es Ishmael, la Biblia en el 90% para comprenderla, la debe acompañar la razón.

Ya se empezaba a ver la ciudad de Cuernavaca a lo lejos, y tomó el camino con dirección a la casa del rabino.

-Te voy a dejar una tarea Ishmael.
-Dígame rab
-Continua comprobando el “C.C.H.” de la Emunah, es decir el “Conocer la Voluntad de Hashem, Creerla y Hacerla”, a los demás ejemplos que nos da la Biblia en el capítulo 11 de Hebreos, y si gustas, observa como se presenta la Emunah, en los casos de sanidad obrados por nuestro amado Mashíaj – Mesías- así como la de sus seguidores, y espero que esto te lleve a reafirmar tu entendido de Emunah o fe.
-Lo haré rab.

El rabino le indicó que se estacionara afuera de su casa.

-Aquí está bien Ishmael, deja el coche afuera ya que tendré que salir con mi esposa, y bueno, te agradezco la compañía y la ayuda que me brindaste.
-No tiene nada que agradecer rab, para mi es un gusto estar a su lado y aprender mas.

Ya afuera del vehículo se despidieron.

-Shalom rab.
-Solo te recuerdo una cosa, dice Yojanán – Juan – en su primera carta, “Por que todo lo que es nacido de Dios vence al mundo, y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe” ¡Shalom hijo!
-Shalom.

¡Que Hashem te bendiga!

Si te gusto esta forma de transmitir el conocimiento por favor escribeme a mi cuenta de correo.

(1)Los vocablos griegos y hebreos están en su forma natural, sin que en la palabra estén el modo, el tiempo y el tono en el que fueron escritos.

Si desea hacer uso de esta información póngase en contacto con nosotros, para extenderle el permiso correspondiente.

Categoria: Estudios

Acerca del autor ()

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida

Comments are closed.

Siguenos en:

Facebook Bet Haderej Twitter Bet Haderej Flickr Bet Haderej You Tube Bet Haderej Feedburner Bet Haderej Scribd Bet Haderej Wordpress Bet Haderej