Home > Estudios Bíblicos > 5774 > La vida de Betzalel a través de los comentarios

La vida de Betzalel a través de los comentarios

Betzalel-veOholiav

Perashah Pekudei
29 de Adar l del 5774
1 de Marzo del 2014
Tema: La vida de Betzalel a través de los comentarios.
Ro’eh Yoel Martínez Víquez
Sinagogas Bet Haderej México.

Introducción:

El Eterno le da a Mosheh una serie de órdenes específicas sobre la construcción del tabernáculo (Mishkán), junto con estas especificaciones aparece un personaje designado por el Eterno para llevar a cabo la construcción. Los comentarios de nuestros sabios dan a éste personajes varios tintes interesantes, dignos de analizar y comentar, del cual quiero compartir el día de hoy.

Tema:

¿Cómo se llama este personaje? Betzalel, veamos el siguiente pasuk de la anterior perashah que también lo cita:

Shmot/Éxodo 38:22 Betzalel, hijo de Urí, hijo de Jur, de la tribu de Yehudah, hizo todo cuanto Adonai había mandado a Mosheh.
Esta aseveración aparece varias veces en la Torah, esto me obliga a tomar mayor consideración sobre este personaje.

¿Quién era este varón?
Entre la búsqueda de información sobre este personaje, encontré el siguiente comentario el cual me pareció interesante: En “Tótem y Tabú”, Sigmund Freud escribió lo siguiente: “El nombre de un ser humano es un componente principal de su persona, tal vez un pedazo de su alma.”
Esto me hace crear la siguiente pregunta: ¿Qué significa su nombre? “A la sombra del Eterno”.
Cuando tuve esta información vinieron a mi mente los momentos obscuros que rodearon el suceso de las diez declaraciones en el monte Sinaí. Esa obscuridad que fue un gran impacto para nuestro pueblo, pues de ella salía la voz potente y estruendosa del Elohim vivo, quizás esa obscuridad el pueblo la relacionó como si fuera una gran sombra que los envolvía.

¿Por qué hago este comentario? Bueno, este sentimiento probable, es un punto para poder dar valor al significado de este personaje; una sombra que lo asesoraba, lo guiaba en total esplendor, por lo tanto la designación de Betzalel por su nombre, debería ser suficiente para otorgarle esa misión.

Algo interesante sobre el significado de Betzalel, es que aparece acompañado de algunos personajes de su tribu como son David hamélej y Shlomoh hamélej, quienes citan en varias ocasiones frases como: “al amparo de Tu sombra” o hacen referencia diciendo “El Eterno habita en la obscuridad”. Ellos tenían en común la gran necesidad de construir un lugar especial para honrar el Nombre de Elokim.

A mi parecer, no hemos valorado a este varón como se debiera. La habilidad que el Eterno le otorga es una muy especial, pues tiene la capacidad para entender un mensaje de los cielos e interpretarlo de manera física, excelsa, magnifica. Así que, nos enteraremos un poco de lo mucho que se comenta entre nuestro pueblo acerca de este gran personaje. Si consideramos su genealogía, al mirar la línea paterna, vemos de forma clara por la Torah, que pertenece a la tribu de Yehudah. Si observamos la línea materna, es ahí donde encontramos muchos comentarios, y la información que se desprende de la genealogía de Betzalel, nos obliga a mirar los sucesos que lo rodearon. Los comentaristas dicen que Jur era abuelo de Betzalel, y sobrino de Aharón hijo de su hermana Miriam. Esta relación familiar genera en Betzalel un gran interés en el Eterno, un interés espiritual.
En relación con éste vínculo familiar, se comenta que Mosheh Rabeinu tuvo que enfrentar al pueblo, ya que su designación se podría haber tomado como un asunto influencia.

Ahora volvamos con Jur, quien habría realizado un acto de santificación al Eterno, ¿cuál fue este acto? Encontramos en ciertos comentarios, que el momento el que el pueblo vio la demora de Mosheh y se acercó a Aharón para pedirle un nuevo líder y la construcción de un dios, Jur se opuso vehementemente y lo mataron degollándolo.

Lo anterior crea un antecedente para que su nieto Betzalel tuviera el favor del Eterno y construyera todo lo relacionado con el oro en el tabernáculo. Así que dos actos se ponían en la balanza: el primero, haber hecho del becerro de oro a manos de Aharón, y el segundo, el acto de la Santificación al Eterno en el episodio de Jur; aquí se obtenía un tipo de expiación en la elaboración de objetos de oro en el tabernáculo.

Acerca de la designación de Betzalel, los midrashim hablan, entre los puntos más importantes, que su nombre se encuentra presente entre los grandes hombres que forjaron la historia de nuestro pueblo. Su nombre acompaña desde Adam harishon, hasta los grandes profetas; es un hombre que, hasta donde se entiende, es un gran arquitecto con una visión muy especial.
En los comentarios se dice que él tenía ya una habilidad extraordinaria para el manejo de oro y otras artes. El Zohar ofrece una explicación del nombre de Betzalel que contradice la explicación del Midrash, pues sostiene que Betzalel, que traducido literalmente significa “a la sombra de Elokim”, no es un nombre recibido por el artesano mayor al principio de los tiempos, sino más bien un título que se gana al completar su misión.

Imaginemos ahora por un momento aquel tiempo, se corre la voz sobre la construcción del Mishkán, todos aquellos que son destacados en ciertos trabajos, casi están seguros que ellos van hacer los participantes en dicha labor. Por supuesto debió de haber personas con experiencia y prestigio que se merecían, por esa simple apreciación, el encomendarles esa misión. Entre los comentarios se encuentra que existían familias expertas en ciertos trabajos que iban desde aquellos que sabían hacer pan (lejem hapanim), la cual se llamaban los Gormu o aquellos que sabían preparar perfumes e inciensos (ketoret), la cual se llamaban Avtinus. Y Betzalel solo contaba con trece años, ¿Cuánta experiencia podría tener para ofrecer? ¿Cuánto prestigio tendría? Bueno la Torah nos deja un mensaje claro en el siguiente pasuk:

Shmot/Éxodo 31:1 al 5 Habló Adonai a Mosheh diciendo: Mira que he designado a Betzalel, hijo de Urí, hijo de Jur, de la tribu de Yehudah; y le he llenado del espíritu de Elohim concediéndole habilidad, pericia y experiencia en toda clase de trabajos; para concebir y realizar proyectos en oro, plata y bronce; para labrar piedras de engaste, tallar la madera y ejecutar cualquier otra labor.

Entonces entendemos que Betzalel era un artesano, era metalúrgico, joyero, joya-cortador y carpintero. Y todavía se agrega que fue un grabador en metales, diseñador, bordador y tejedor, y que lleva a cabo “toda obra inventiva”.

En memoria a esta grandeza, existe en Israel una Academia de Arte y Diseño, es la Escuela Nacional de Arte de Israel, (la cual lleva su nombre), fundada en 1906 por Boris Schatz, fue la primera Academia de Arte del siglo XX. Cómo no ponerle su nombre a esa primera academia, si contamos en nuestro pueblo con tan extraordinario artista.

Los que conocen de estos oficios como son la metalúrgica, joyería, textil, carpintería, perfumería, saben que para ser el mejor en alguna de estas ramas se requería de un talento especial, un solo hombre tendría que desarrollar de forma extraordinaria su especialidad, sin embargo Betzalel los dominaba todos.

Así que cuando pienso en Betzalel, debo de pensar en arte, en arquitectura, en perfumería, carpintería, metalúrgica, joyería etc., pero lo más importante es lo siguiente: “Betzalel igual a Mishkán” sombra del Eterno.

Comentan que el solo hecho de que El Eterno lo distinga al escogerlo y llamarlo por su nombre, por su genealogía paterna, no dejando duda de quién es el responsable de la construcción del Mishkán, es un acto de reconocimiento, que quizás no era tan valorado por sus ideas y proyectos. Recordemos que en esa generación existieron al mismo tiempo grandes personajes, personajes que le rodearon, el ambiente era propicio para que destacara.

Una enseñanza que tendríamos a la mano seria el que debemos de buscar y procurar la compañía de personas sabias y no desear estar con los necios, si encontramos a este tipo de personas, hay que procurar estar junto a ellos de una forma u otra.
Esto trae a mi memoria al gran Yehoshúa’ ben Nun, que comenzó a servir a Mosheh rabeiunu, siempre estaba junto a él, quizá como jefe de seguridad personal, o solo ofrecía lo que tenía de manera completa, plena, con amor. Su valentía estaba a los pies de Mosheh, tanta fidelidad lo llevó a convertirse en el nuevo líder de nuestro pueblo.

El siguiente pasuk es tomado para decir entre los comentaristas que Betzalel, tenía la habilidad de que al tocar cierto trozo de metal ya sea oro, plata o bronce, percibía que persona lo había donado y si los actos de dicha persona no eran tan adecuados el no utilizaba ese metal para utensilios de
mayor importancia, veamos:

Shmot/Éxodo 36:3 Y ellos tomaron de delante de Mosheh toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído, para que se llevara a cabo la obra de la construcción del santuario. Como el pueblo continuaba trayendo ofrenda voluntaria cada mañana.

Adicional a esto, Betzalel contó con un auxiliar para esta misión ¿quién era?

Shmot/Éxodo 38:23 Y con él estaba Oholiav hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan, artífice, diseñador y recamador en azul, púrpura, carmesí y lino fino.

¿De qué tipo de trabajo se iba a encargar Betzalel? Veamos:

Shmot/Éxodo 35:32,33 para hacer diseños artísticos y para trabajar en oro, plata y bronce, en el tallado de piedras para engastar, en el tallado de madera y para realizar toda clase de labor artística.

Él se iba a encargar de los metales y maderas y Oholiav se iba a encargar de diseñar, bordar y tejer.

Veamos que dice la Torah sobre Betzalel y los trabajos que realizó:

1.- Shmot/Éxodo 37:1 Betzaleel hizo también el arca de madera de acacia. Era de dos codos y medio de largo, de un codo y medio de ancho y de un codo y medio de alto.

2.- Shmot/Éxodo 37:3 Le hizo, además, cuatro aros de oro fundido para sus cuatro patas: dos aros a un lado de ella, y dos aros al otro lado.

3.- Shmot/Éxodo 37:4 También hizo las varas de madera de acacia y las recubrió de oro.

4.- Shmot/Éxodo 37:6 Hizo también el propiciatorio de oro puro. Era de dos codos y medio de largo y de un codo y medio de ancho.

5.- Shmot/Éxodo 37:7 También hizo los dos querubines; de oro modelado a martillo los hizo en los dos extremos del propiciatorio.

6.- Shmot/Éxodo 37:10 Hizo también la mesa de madera de acacia. Era de dos codos de largo, de un codo de ancho y de un codo y medio de alto.

7.- Shmot/Éxodo 37:24 Hizo el candelabro y todos sus accesorios de un talento de oro puro.

8.- Shmot/Éxodo 37:25 Hizo también de madera de acacia el altar del incienso. Era cuadrado, de un codo de largo, de un codo de ancho y de dos codos de alto. Sus cuernos estaban hechos de la misma pieza.

9.- Shmot/Éxodo 37:29 Hizo también el aceite de la santa unción y el incienso aromático puro, obra de perfumador.

La gran personalidad de Betzalel era el estar siempre dispuesto a enseñar las maneras o tácticas que usaba para alcanzar este tipo de arte, de esto nace un comentarios más, dicen que existía dentro de la tribu de Yehudah hombres que sabían hacer ciertas cosas pero que no tenían ninguna intención de enseñar a nadie, Betzalel estaba capacitado para enseñar, lo que originó que otros se acercaran para que ser instruidos y ayudaran a realizar todas las obras, veamos el siguiente pasuk:

Shmot/Éxodo 35:34 Él ha puesto en su corazón la capacidad para enseñar, tanto él como Oholiab hijo de Ajisamac, de la tribu de Dan.

Shmot/Éxodo 36:2 Entonces llamó Mosheh a Bezaleel, a Oholiab y a todo hombre sabio de corazón en cuyo corazón el Eterno había puesto sabiduría, y todos aquellos cuyo corazón les impulsó para acercarse y llevar a cabo la obra.

Dicen nuestros sabios que él puso mucho empeño en cada uno de estos trabajos, sin embargo un comentarista dice que él elaboró el arca de madera de shitim, sin ninguna ayuda. El arca fue el único objeto que este maestro hizo con sus propias manos, pues la divina presencia del TodoPoderoso debería posar en ella, entre los dos querubines. La Kabalah explica que por esto se le dio el nombre de Betzalel, que significa “en la sombra de Eterno”, por consiguiente, sólo él estaba designado para hacer este trabajo.

Su participación en esta misión le otorgó fama y reconocimiento a través del tiempo veamos parte de esta:

Divre hayamin 11/2 Crónicas 1:5 Y el altar de bronce que había hecho Betzalel hijo de Uri, hijo de Jur, estaba allí delante del tabernáculo del Eterno. Y Shlomoh y la congregación fueron a consultarle.

Sin embargo su fama no queda ahí, analicemos que él fue quien dirigió la construcción de la Menorah, símbolo que ha pasado a través de los años y aun cuando su construcción actual sea solo un acercamiento al original, ha estado presente en los hogares de cada judío en todas partes del mundo, ha sido nuestra identidad en cualquier tiempo, ha sido la luz que nos ha acompañado en la buenas y en las malas, simplemente ha estado ahí toda nuestra vida y su constructor se llamó Betzalel.

Cada uno de estos hombres, llenos de servicio y dedicación dejaron sus trabajos particulares y solo se dedicaron a la construcción del Tabernáculo, veamos el siguiente pasuk:

Shmot/Éxodo 36:4 todos los maestros que hacían toda la obra del santuario dejaron cada uno su trabajo.

Conclusión:

Ahora nosotros aprendamos de este personaje que estaba siendo comisionado por el Eterno para realizar parte de la construcción del Tabernáculo, estemos dispuestos a ejercer nuestro trabajo ¿Cuál? Aquel que sabemos que tenemos que cumplir a través de los mandamientos del Eterno, aquel que ya llegó a nuestra información, aquel que hemos aprendido, aquel que en lo íntimo lo declaramos, aquel que queremos hacer y no lo hemos podido realizar, aquel que nos haría transformar, nos haría cambiar, de solo ser observadores a trabajadores, creadores, artistas como el gran Betzalel.

Shabat shalom!

Imprimir esta entrada

Sobre Roé Yoel Martinez

x

Check Also

Olvidarse de HaShem

Introducción El canto en esta porción se tiene que escuchar para crear un escenario en tu mente. No en imaginación sino en la realidad. Las ...