Home > Reflexiones > ¿Solo olvidas donde pones las llaves?

¿Solo olvidas donde pones las llaves?

A nivel neurológico se han realizado estudios que reflejan la explicación del porque pareciera que en temas como la perdida de las llaves, las gafas o la cartera; la memoria del cerebro no alcanzaría para retenerlo y esto, no necesariamente estaría asociado a la edad.

Pongamos el caso de las llaves, las cuales su textura, su peso y su uso, el cerebro lo tiene registrado de tal manera que cuando las tomamos, sería semejante a autoacariciarnos, ya que la autocaricia desactiva sensores en la piel, y por cuanto las sensaciones nos son comunes, nuestro cuerpo literalmente las anula optimizando con ello los recursos corporales, de tal manera que el sistema nervioso, las sensaciones en la piel y su correspondiente incidencia en nuestro cuerpo, en caso de que el cerebro no las omitiera, estaríamos bombardeados por un alud de signos sensoriales que avasallarían nuestro ser.

Cuando tomamos las llaves después de haber abierto la puerta de la casa y al sernos tan común su contacto, el cerebro no registra el momento en el que nos separamos de ellas, de tal manera que los secretos para no extraviarlas estriba en dos vertientes: (1) siempre ponerlas en el mismo lugar ó (2) Estar consciente en donde colocas las llaves. Como esto último es difícil la mejor recomendación es seguir el punto número uno.

Te pregunto nuevamente el titulo de esta reflexión, ¿Solo olvidas donde pones las llaves?

Soy un convencido que mucha gente pierde algo más que eso, ¿Te ha pasado que un conocido, amigo, o familiar reacciona o justifica un hecho que a todas luces es incorrecto, pero que él no lo ve como tal? ¿Haz discutido con argumentos y demostrado que tu contraparte ha hecho las cosas mal y él o ella, sigue creyendo que hizo lo correcto? A la luz de esto te invito a que leas el siguiente texto.

Yeshaya-Isaías 5:20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que tornen de lo amargo dulce, y de lo dulce amargo!

Lo que a mi juicio lleva a las personas a extraviarse, a andar en esta vida acompañados de mentira, o de lo incorrecto, o el error como algo tan normal, que a semejanza de las llaves que has perdido ó las gafas o la cartera, mucha gente también extravía la verdad o lo correcto, y eso a mi juicio se debe a que debió ser tan normal en la naturaleza humana perseguir lo correcto y la verdad, que al no fijarse en ella, la extraviaron, por no observar en donde la debían aplicar, no prestar atención en donde la dejaron, dando como resultado que lamentablemente perdieran la brújula.

La segunda recomendación al respecto del olvido de las llaves, ¿La recuerdas? es tener conciencia en donde dejas las llaves, ¿Qué es estar conscientes? El diccionario la define como: es el conocimiento que un ser tiene de sí mismo y de su entorno 

Claro que comparar el olvido de las llaves con lo correcto o verdad parece fuera de lugar, sin embargo si reflexionas en la segunda recomendación que he mencionado adquirirá sentido.

Solo eso se puede deber al trastorno de la consciencia y desde luego al haber omitido el conocimiento y solo haberle hecho caso a sus ventajas propias y no el bien común, hacerle caso solo a sus intereses y no a lo correcto, que a la postre y por solo verse así mismo, solo elige como correcto sus propios beneficios.

Me despido con una frase de mi Twitter @mijaelavila: Lo siento, perdón, me equivoque, disculpa, son palabras Constantemente usadas por personas que cambian y crecen.

¡Shaná tová!

Copyright © 1993 – 2011 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

Imprimir esta entrada

Sobre Rabino Mijael Avila

IT, MBA, Merca, Escritor, Empresario, Rab, pero sobre todo Amante de la vida
x

Check Also

17 de Tammuz y las 3 semanas de luto.

El Me’am lo’ez, obra sefardí que se comenzó a escribir en el año 1730 por el jajam de bendita memoria Ya’akov Culi Z’’L. Es una ...